Reparto: la otra relación entre Cuba y su exilio

    El dúo de reguetoneros cubanos Dany Ome & Kevincito el 13 aterrizó en La Habana el jueves 7 de marzo. Sin haber cantado jamás en la isla, son uno de los responsables del boom que vive actualmente el reparto cubano. La voz principal, Ome, llevaba casi 13 años sin ir a su país.

    «La vibra, el olor de Cuba es único, se siente rico. Vamos a cantar, pero no todavía. Vamos a ‘amarrar’ la gira primero para hacer todo bien organizado. Ahora mismo sacamos pasajes de ida y no sabemos los de vuelta», declaró Ome al proyecto «La familia cubana» en el Aeropuerto Internacional José Martí.

    Estos jóvenes, de poco más de 20 años, han cantado con casi todos los representantes del cubatón residentes en Estados Unidos. Jacob Forever fue uno de los primeros cantantes en tenderles la mano y ya acumulan casi una decena de colaboraciones con él. En los temas de estos muchachos participan personajes poco dados al featuring (Chocolate MC), o artistas de gran éxito internacional (Ovi).

    En menos de un año de carrera, Dany Ome & Kevincito el 13 han tenido un éxito arrollador. Su canal de YouTube cuenta con 78 mil suscriptores y acumula más de 42 millones de visualizaciones. Los treinta videos que han subido tienen 1 millón 400 mil vistas como promedio. No fallan. Por eso, desde que conquistaron el éxito, pocos han rechazado una colaboración con ellos. Han dicho que les gusta grabar con «todo el mundo» y no se limitan por las habituales polémicas del gremio. Han pegado canciones de forma consecutiva con artistas enemistados (El Taiger y El Chulo), y han pedido disculpas públicamente para evitar conflictos con colegas (Mawell).

    «Los malditos», como también se hacen llamar, están rompiendo esquemas. Ahora llegaron a La Habana para grabar un videoclip muy importante con Yomil. Este último ha sido tildado de oficialista por el exilio debido a su permanencia dentro de la isla, los negocios privados que ha emprendido, y la presunta condescendencia que tienen con él las autoridades cubanas. Pero a Dany Ome & Kevincito el 13 eso no les importa. En el video, los artistas fueron acompañados por una aglomeración de personas mientras caminaban por las calles de La Habana.

    Tras salir niños de Cuba, estos jóvenes crecieron en Hialeah. «Nosotros nos conocemos desde que éramos pequeños. Aquí existían discotecas que eran como un ‘bonche’ de los del parque Amelia. Ahora todos los chamacos que están en la calle, te los encontrabas ahí, reunidos en un parqueo. Todos escuchando música con los carros», dijo el dúo durante una entrevista con el influencer Carnota a mediados de enero de 2024.

    El viaje a Cuba de estos artistas tiene muy pocos precedentes, ya que muchos suelen ser presionados por activistas, e incluso autoridades de Florida que ponderan el lobby anticastrista miamense, para que no visiten el país.

    Por ejemplo, Gente de Zona, la más exitosa de las agrupaciones cubanas de música urbana, comenzó a cuestionar la gestión política de La Habana solo cuando su propio estatus legal en Estados Unidos se vio amenazado.

    A pesar de las consecuencias, en los últimos años algunos pilares del cubatón han osado contradecir esa relación preestablecida entre la isla y su exilio. Artistas de renombre como El Micha, Lenier o El Taiger viajaron a Cuba en 2023 (este último llegó a ofrecer grandes conciertos en centros emblemáticos como el Salón Rosado de La Tropical).

    Ahora, la novedad radica en que Dany Ome & Kevincito el 13 son hijos del exilio. A diferencia de los ya mencionados, nunca hicieron música o dieron un concierto en Cuba. Mucho menos estrecharon lazos con instituciones oficiales. Se trata de dos jóvenes que crecieron en Miami y se popularizaron haciendo reparto, un ritmo proveniente de los barrios populares del país.

    Estos reguetoneros quieren palpar en Cuba el éxito que han tenido con su música. «Mi hermano, esto es una vibra superpositiva. Yo le estaba diciendo al Ome que teníamos que haber venido hace mucho, para sentir el cariño del público cubano», dijo Kevincito en una entrevista con el podcast «Reggaeton Cuba Viral», luego de aterrizar en La Habana.

    Durante su estancia en la isla, el dúo materializó varias colaboraciones con colegas reparteros. Pokercito fue uno de esos reguetoneros que posó contento en varias fotografías junto a «Los malditos».

    Ome dijo que también fue a Cuba para ver a su abuela. «La realidad es que a casi toda mi familia la llevé para Estados Unidos. Yo tengo aquí a mi abuelita que tiene cáncer y estoy loco por verla. Esa era una de las cosas por las que quería venir», añadió el líder del dúo en sus declaraciones a «La familia cubana». Poco después publicó un video en el que abrazaba a su abuela mientras ambos lloraban.

     
     
     
     
     
    Ver esta publicación en Instagram
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

    Una publicación compartida de Yomil (@yomil_champions)

    «Estas dos personitas son lo más importante que me queda en este país», dijo Kevincito en una de sus historias de Instagram. Posaba junto a dos mujeres que presumiblemente serían familia suya.

    Otro motivo que pudo llevar a estos muchachos a Cuba es que buscaban conectar con un ambiente que ellos no han vivido, al menos no como artistas, y que define la esencia de su música. La mayoría de los reguetoneros cubanos provienen de barrios marginalizados y utilizan sus canciones para exponer una jerga y unos principios muy autóctonos. El productor musical de este dúo, conocido en redes como Gatillo, reivindicó en una entrevista con «El Bafletazo» la importancia de mantener una conexión con la isla:

    «Es muy complicado estar fuera de la mata, de la raíz de donde es tu género (el reparto) y mantenerte actualizado, mantenerte nutriéndote de lo que no está aquí y está en Cuba. El reparto es un movimiento de allí. Hacer música de reparto que conecte con la gente de Cuba, desde aquí (Estados Unidos), es bien complicado».

    El recibimiento que tuvieron estos artistas por un grupo de fanáticas, influencers y un equipo de seguridad privada, es otra muestra de que este tipo de viajes se está normalizando. Hasta hace pocos años, cualquier artista o figura pública que visitara Cuba debía contactar con las autoridades culturales para realizar cualquier evento. A finales de marzo de 2023, por ejemplo, el rapero estadounidense Tekashi 6ix9ine viajó a la isla de sorpresa y rodó un videoclip en Pinar del Río.

    Aunque siempre debes recibir el aval de alguna institución para cantar en Cuba, ahora no solo existen en el país los espacios nocturnos controlados por el régimen. Los bares privados compiten entre sí para acaparar la mayor cantidad de conciertos. También han proliferado los podcasts, los influencers y hasta los grupos de baile con los que se filman gran parte de los videoclips del momento. Los autos de lujo que Dany Ome & Kevincito el 13 utilizaron para salir del aeropuerto fueron importados probablemente desde Estados Unidos en 2023. Las importaciones de carros de lujo y otros vehículos provenientes de ese país hacia Cuba rozaron los diez millones de dólares el año pasado.

    Como cubanos, siempre deberíamos tener el derecho de poder regresar a nuestro país (aunque el régimen suele prohibírselo a algunos). Otros toman la decisión de no regresar por determinados intereses. Jacob Forever, por ejemplo, lleva años sin ir a Cuba y ahora sus «ahijados» fueron a visitar a su madre. «Te amamos padrino. La familia es una sola», dijo Ome en una de las historias que publicó junto a la madre de Forever.

    Resulta irracional que sigan tildando de «chivatos» a los artistas o figuras públicas cubanas que decidan viajar a la isla. ¿Quién puede cuestionar a Ome por visitar la tumba de un sobrino suyo en Cuba? «Cuánto quisiera que vieras que tu tío logró todo lo que te decía», dijo el artista en una de sus historias de Instagram. Los medios e influencers que atacaron a estos reguetoneros prefieren la beligerancia y la polarización de nuestra comunidad. Ese fin no ha traído ningún resultado positivo en más de seis décadas, por el contrario, le sigue el juego al discurso del régimen cubano y oxigena un bucle del que debimos haber salido hace mucho.

    A pesar de sus logros, Dany Ome & Kevincito el 13 han sido ignorados por la inmensa mayoría de medios tradicionales de comunicación. Esta situación provoca, por ejemplo, que algo tan básico como sus nombres reales no sean de dominio público. Dicha exclusión se extiende a todo el movimiento de la música urbana cubana, y no es un problema solo de la isla. En otros países de la región también han proliferado los podcasts e influencers. Al final estos han surgido de la propia necesidad que tiene el gremio musical urbano de exponerse, y reflejan un fenómeno de masas que no merece ser ignorado.

    A propósito de las recientes protestas ocurridas en Cuba, Dany Ome & Kevincito el 13 se solidarizaron con los manifestantes. «Libertad para todos mis hermanos cubanos que están en la calle. Cuba es de los cubanos. Si un día no puedo pisar más mi tierra que sea por una causa justa, no puedo quedarme callado con todo lo que está pasando», dijo el dúo tras su regreso a Estados Unidos en una publicación de Instagram.

     
     
     
     
     
    Ver esta publicación en Instagram
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

    Una publicación compartida de Dany muro (@es.dany.ome1)

    Mientras estos reparteros ponían en riesgo la gira que planifican por Cuba, Charly y Johayron, otro dúo que lidera el género, se vio envuelto en una gran polémica a raíz de una entrevista. Cuando les preguntaron su opinión sobre las recientes protestas populares en la isla, el mánager de ambos interrumpió el diálogo para reprochar al entrevistador por la pregunta e impedir cualquier respuesta. Johayron finalmente dijo que no estaba al tanto de lo que pasaba en Cuba. Interrumpida la entrevista, Charly realizó grotescas muecas ante la cámara. Casi todo el exilio cubano salió a criticar esa actitud y los artistas terminaron pidiendo disculpas.

    Al igual que Dany Ome & Kevincito el 13, Charly y Johayron también anunciaron su pronto regreso a Cuba. El mánager suyo que interrumpió la entrevista dijo que hablar de las protestas podría perjudicar el trabajo que tendrán en la isla. Aun así, estos jóvenes cerraron una exitosa gira por Estados Unidos con un megaconcierto en Miami y también tuvieron dos conciertos sold out en Tampa. Las protestas organizadas cerca de sus presentaciones no les impidieron cantar.

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    Aimé Césaire: revolución y autoritarismo en ‘La tragedia del Rey Christophe’

    ‘La tragedia del Rey Christophe’ reflejó el drama de un líder negro caribeño que, pese a su radicalidad revolucionaria, no logra romper con el legado simbólico del colonialismo que sobre él gravita, perdiendo, de paso, el meridiano descolonizador al separarse de su pueblo con políticas crueles y autoritarias.

    Podcast LMP | Un día en la vida: Gretel

    Gretel es una joven cubana con una familia atravesada por los abusos de género y el patriarcado más violento. Esas vivencias, años después, han sido motivación e impulso para crear personajes que no se han quedado presos de la herida.

    Cuba: ¿un país pobre con «alto» Índice de Desarrollo Humano?

    ¿Cuba es un país pobre? ¿Cuántas personas sufren la extrema pobreza en la isla? ¿Se puede hacer caso a las estadísticas que existen al respecto? Y si es un país de pobres ¿por qué tiene un IDH alto?

    Farsa, (in)justicia y otras pinturas negras en Cuba

    Un juez no tiene que coreografiar sus argumentos con la instrucción penal o la propia fiscalía. [...] Una juez no está para asustar con estadísticas punitivistas a una ciudadanía hastiada de una policía mal entrenada y sobreprotegida.

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    Eliecer Jiménez Almeida: «Cuba está viviendo su mejor momento cinematográfico [y] está siendo silenciado por el poder»

    Su documental ‘Veritas’, que recoge los testimonios de exiliados cubanos sobrevivientes de la invasión por Bahía de Cochinos/Playa Girón, fue estrenado este mes en la televisión pública estadounidense en la novena temporada de Reel South-PBS.

    Norah Jones y la ciudad sitiada

    El llamado a despolitizar los conciertos de Norah Jones es absurdo, vacío. Dotar de sentidos políticos un acontecimiento no debiera ser de ninguna manera reprobable. No existe hecho público que escape a la política o no pueda ser visto desde ese prisma.

    «Bienvenidos a la patria», otro experimento del régimen 

    El Gobierno cubano anunció el 16 de mayo pasado...

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí