El No en On

    Últimamente, no hacemos más que encontrar un No por respuesta en lugar del Sí que dábamos por sentado.

    Después del No británico a seguir en Europa, llega ahora este No colombiano a la firma de paz tras años de negociaciones.

    Como si lo que se validara por arriba, finalmente no se asimilara por abajo. O lo que acordara la alta política se desvaneciera entre una muchedumbre que destroza las encuestas.

    Así, resulta que las heridas zurcidas en las negociaciones no han cicatrizado carne adentro, donde todavía necesitan tiempo y antibióticos. Y así, cuando parece que todo está amarrado, chocamos con que se vota No a Europa, No al proceso de paz, No a la inmigración, No al acceso social a la medicina. Lo mismo en Inglaterra que en Colombia, en Hungría (en este caso sin validez por baja participación en el reciente referéndum xenófobo) que en Estados Unidos.

    Algo falla en la correa de transmisión entre los acuerdos en la estratosfera de la política y sus confirmaciones a ras de suelo. Tal vez porque la política se ha convertido un circuito cerrado que sólo compite consigo misma y sólo tiene ojos para sí misma.

    Here, there and everywhere.

    El caso es que resulta difícil explicarse este “No” colombiano, salvo entre los que veían en la firma de la paz una rendición del Estado. (Como si el hecho de parar la muerte no fuera suficiente punto de partida para empezar cualquier cosa).

    El No sigue en On. Aunque, y esto es lo curioso, no sirva para poner en Off a empresas de encuestas y medios de comunicación que nos aseguran, cada día, que vivimos en la realidad paralela del Sí.

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Economía cubana: crisis de productividad, inversión deformada, falta de divisas, descontrol...

    El gobierno cubano reconoce que aún no se concreta la implementación de las proyecciones acordadas para la estabilización macroeconómica del país. Igual admite el fracaso de la política de bancarización y que las nuevas tarifas de los combustibles aumentaron el valor de la transportación de pasajeros, tal como se había predicho.

    Cerdos

    Ruber Osoria investiga el alarido sobre el que se...

    Cinco años en Ecuador

    ¿Qué hace un cubano que nadie asocia con su país natal haciéndole preguntas a los árboles? Lo único que parece alegre son las palomas, vuelan, revolotean, pasan cerca, escucho el batir de sus alas. Es un parque para permanecer tendido en el césped. A algunos conocidos la yerba les provocaría alergia, el olor a tierra les recordaría el origen campesino.

    La Resistencia, los Anonymous de Cuba: «para nosotros esto es una...

    Los hackers activistas no tienen país, pero sí bandera: la de un sujeto que por rostro lleva un signo de interrogación. Como los habitantes de Fuenteovejuna, responden a un único nombre: «Anonymous». En, Cuba, sin embargo, son conocidos como «La Resistencia».

    Guajiros en Iztapalapa

    Iztapalapa nunca estuvo en la mente geográfica de los cubanos,...

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    Iván de la Nuez
    Iván de la Nuez
    Ensayista e iconófago. Le gustan las teorías jíbaras y las novelas donde aparecen artistas. Duda entre pasarse al vodka o a la Baskerville Old Face.
    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    Farotas de Talaigua Nuevo: Memorias que se bailan con júbilo

    La danza —que enriquece el acervo del Carnaval de Barranquilla y, más allá, de la región Caribe colombiana— representa el ahínco de los guerreros farotos que vengaron y dignificaron a sus mujeres, abusadas en la época colonial.

    Apuntes de viaje: La Guajira

    Después de llegar a Riohacha, capital de La Guajira —departamento costero...

    De videojuegos y literatura, de fuego y relato

    Soy un fontanero italiano que cruza el cosmos a...

    5 COMENTARIOS

      • La señora Mayra destila más estiércol que un inodoro tupido. Frente al Sistema Anti-democrático cubano tenemos a la ejemplar democracia Colombiana, la mexicana o la Paraguaya… O al muy democrático golpe de los bandidos del Senado brasilero. Y el muy patriótico ejército colombiano y sus impolutos presidentes, sobre todo el señor narco – Uribe son sin duda un ejemplo de democracia…Porque los guerrilleros son unos asesinos…el ejército y la policía son ángeles de Dios…Cuba en cambio, es execrable…
        Lo verdaderamente asombroso del referendo en Colombia es que el 63 % de los colombianos con derecho al voto hayan decidido no ejercer su derecho. Como si la guerra ocurriera en Egipto o en la Antártida. El NO ganó por unas décimas al SI, dentro del 37 % que votaron. Por tanto este voto representa apenas el 19 % de los colombianos con derecho al voto. Si la mayoría de la gente en Colombia decide tirar a basura su propia realidad, es asunto suyo.

    1. El acuerdo no se está hciendo con el ejército o la policía. Se está haciendo con as FAR que está bien claro para todo el mundo que han protegido y alentado el narcotráfico. No puede entenderse que se le quiera dar a los guerrilleros dsmovilizados el equivalente de 500 dólars, cuando un trabajador en Colomiba gana 250. No puede entenderse que, un sistema que se precia de dmocrático, pretenda darle, sin más diez curules a las FARC en el parlamento a dsspecho de que ganen votaciones o no,. No puede entenderse que no se juzgue a los responsables de crímenes: vilciones, seuestros, etc. Si otros cuerpos armandos han cometido abususos, habrá también que juzgarlos en su momento. El que no ha estado en los zaptos de alguien a quine le mataron el padre, le scuestraon una sobrina menor de edad para enrolarla como guerrillera o «rfrescante» de los guerrilleros, el que no ha perdido un familiar en esa guerra no tiene elemtntos para decidir si la aeptación del acuerdo estuvo bien o mal Un acuerdo e más de 200 páginas que prácticamente no hubo tiempo de leer antes de que se hiciera la votación. Algo tan importante como eso debió dárele un tiempo para que la gente lo evauaara, pero talmente parecía que era mejor someteerlo a votaació rápidamente para que no fuera objeto de un análisis muy profundo o empezaran a parecer artículos en la prensa, descuartizándolo. Lo ves, ahora no lo ves y ya lo aproamos. Pero con todo y eso no fue aceptado. Mal les salió la jugad y de la Habana, pof ravor, todo el mundo sabe que no era terreno netral si siempre apoyaron la guerrilla y el propio conceptode ese tipo de guerra irregular, lucha armada de los pueblos oprimidos, etc. No es casual que Noruega, otro de los garantes, no haya tenido casi particpació la echaro discretamente a unla a un lado. Los representants de Santos deben haber ttenido micrófonos hasta n el inodoro. Yo sé de buena tinta que eso se hace y en discusiones que tinen menos relevancia que ésta.

    2. Para no extender mucho, el 99% de los colombianos no puede ver ni en pintura a los guerrilleros de las FARC que tanto apoyaron los Castro. Han sido demasiados muertos, robos, secuestros, cada uno con historias como sacadas de un libro Infernal; no sobra explicar que la mayor parte de las victimas son ese mismo Pueblo que ellos juran defender. En su afán por obtener dinero -porque una robolución no se hace con ideales sino con mucha plata- acudieron a prácticas deleznables como asesinar a campesinos y ganaderos que no pagaran, devastar pueblitos para hacerse con la boveda del Banco, y secuestrar al por mayor a cualquier paisano que tuviera -o pareciera- tener tres pesos de mas en el bolsillo. Estamos en 2016 y todavia nadie en Colombia hace mas narcotrafico que ellos…
      Y pesar de todo, los colombianos SI quieren la paz, pero sin las gabelas y otras prebendas que rayan en el descaro, porque ciertamente no las merecen. Luego está el secreto a voces de su agenda, la cual, palabras mas, palabras menos, es tomar poco a poco las instituciones por la vía legal hasta llegar a la Presidencia, luego de lo cual se repetiría el error Chavista-Madurista en Colombia con la guía y anuencia de los dinosaurios castristas, sedientos siempre del petroleo y recursos ajenos para sostener esa cosa acéfala que ellos insisten en llamar Revolución.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí