Cuba es una nación fallida. No un estado fallido, como Iraq, Siria, Haití y otros infortunados ex países. Lo que ha fallado en Cuba es la nación, no el estado.  El estado cubano no ha perdido el control de sus fronteras, no ha abandonado provincias enteras al pillaje de bandidos e insurgentes, en las escuelas se bosteza cada mañana el himno nacional, y dos veces al año el parlamento escucha a los ministros del gobierno y vota, con generosa unanimidad, a favor de cada una de sus iniciativas.  Los periódicos celebran los aniversarios patrióticos, la televisión transmite programas de variedades y partidos de béisbol y fútbol, el correo es distribuido, las universidades otorgan títulos y medallas, los opositores son diligentemente arrestados y apaleados.

Es la nación lo que se ha roto, mientras el estado continúa funcionando con perezosa normalidad. La nación ha desaparecido, pero el estado envía embajadores a 194 países y prisioneros a 200 cárceles. La nación se ha extinguido, solo queda su leve huella en el suelo de la isla, pero los trabajadores reciben con puntualidad brevísimos salarios, un millón de planillas son acuñadas, firmadas y archivadas cada día en cien mil oficinas de muy variadas autoridad y ventilación, y el Noticiero Nacional informa todas las noches a su audiencia del estado del tiempo y de las horrísonas catástrofes que asolan otros países. La nación ha sido clausurada, quizás definitivamente, pero las editoriales publican aún dolorosos cuadernos de poemas y biografías de personajes notables, se reparten, contando cada gramo, el pan y el arroz, están abiertos los hoteles, los hospitales y los burdeles, y a cada niño que nace se le da un nombre, un número de identidad y un desvencijado gentilicio.

El estado en Cuba es un estado de mínimos, que da a la gente comida suficiente para que no se mueran de hambre, ni una mordida más, un número bien calculado de horas de televisión para mantenerlos distraídos, y no demasiadas, no vaya a ser que se harten también de la televisión y pidan otra cosa, y solo las golpizas necesarias, las que se ven inevitables, temiendo que, una patada más, otra nariz rota, quizás un muerto, y salga todo el mundo a la calle a protestar.  No es Dinamarca, Cuba, pero funciona, y hay casi un nuevo arte en ello.  Si llega una aspirina al país, se la vende al primero de la cola.  A cada familia se le da agua por una hora cada día, y en épocas de sequía, una cubeta llena.  Si se construye, súbitamente, una casa, se la da al ministro que más la necesite, y si ya no queda ministro sin casa, a algún campeón olímpico que aún viva en una choza o en una ruina, y si no queda tampoco uno de esos, a la familia que más décadas lleve viviendo en un refugio.  Si un nuevo asunto, de inquietantes consecuencias para el país, tuviera que ser tratado por los periódicos, se lo encomienda al periodista que más convincentemente lo pueda tratar como si fuera todavía 1975, con el ortodoxo optimismo de aquella época, y asunto resuelto.

La nación, sin embargo, ha fallado en sus más esenciales funciones.  Como nación, Cuba ha dejado de tener propósito y dirección, ya no tiene razón de ser.  No se ve qué se da a sí misma, ni qué le da al mundo. Ni libertad ni justicia ni riqueza se ha dado, ni se los ha dado al mundo desde hace mucho.  Azúcar, Cuba ya no fabrica tanta. Café, apenas una pizca.  Autos, aviones, computadoras, Cuba deja plácidamente que los fabriquen los alemanes y los chinos.  La laguna de petróleo sobre la que la isla presuntamente flotaba no ha sido encontrada, así que Cuba ha seguido exprimiendo golosamente el petróleo de Venezuela.  El Presidente de Estados Unidos y el Papa son más populares, en Cuba, que cualquier cubano que no haga música de bailar, y quizás, si se investiga, incluso más que cualquiera, músico o no. Los cubanos atascan las carreteras de Centroamérica tratando de llegar a Texas, y el Estrecho de la Florida tratando de llegar a Cayo Hueso, y se aglomeran en las puertas de las embajadas en La Habana reclamando una visa para ir a casi cualquier parte. Las revistas intelectuales citan a Gramsci y a Foucault, hablan de poder y ciudadanía, de democracia popular y economía social, como si sus autores fueran todos mexicanos o argentinos. Cuando la policía interrumpe, a empujones, una marcha de quince o veinte mujeres, en vez de salir a defenderlas, la gente se esconde, vira la cara, o sale a ayudar a la policía, a empujar e insultar también. Nadie se ha levantado jamás de su asiento en la Asamblea Nacional para decir, cortésmente, “Basta”.

El estado en Cuba envileció primero a la nación y después la aniquiló minuciosamente. El estado creció hasta ser cien veces más grande que la nación, y no hubo sitio para los dos en esa brizna de país. La nación cedió su lugar, se entregó al estado sin condiciones, se resignó a su oscura, silenciosa muerte.  Cada uno de los componentes de la nación la han traicionado, los obreros que roban cemento, pintura o gasolina en vez de hacer huelga para reclamar su derecho a hacer huelga, los doctores que cobran cien dólares para poner a un paciente al frente de la lista de espera para una operación, los jóvenes que marchan por las calles con fotos de jóvenes de otras épocas que, de estar vivos ahora, estarían en la cárcel, o no estarían en Cuba, los vocingleros exiliados que creen que Barack Obama debería hacer por los cubanos lo que los cubanos mismos no saben o no quieren hacer.

Una nación que tanto se ha acostumbrado a vivir sin libertad y sin esperanzas, y no parece apurada por recuperarlas, o siquiera interesada en hacerlo, no lo es más. Pocos pueblos en esta época han dado tanto poder por tanto tiempo a sus dueños a cambio de tan poco, y pocos han hecho menos por librarse de ellos.  Sin una nación que se le oponga y lo corrija, el estado en Cuba no tiene por qué cambiar, al menos cambiar más que lo muy poco que otros países le piden que cambie para poderlo tratar con la misma cordialidad con que tratan a Suiza.  Aferrados a los restos de la nación, a lo que recuerdan de ella, su música, sus sombríos héroes, sus poetas, 1959, los cubanos pretenden ser todavía lo que ya no son.  Pero nada son, nada los une ya, nada los impulsa y conmueve, no hay qué los pueda salvar.

198 Comentarios

    • Hola,

      Me he sentido totalmente identificada con tu escrito. Sobretodo por la claridad con que expones las ideas y la sinceridad con que usas las palabras. Muchos cubanos pretenden justificar la situación de Cuba culpando por todo al Estado al mismo tiempo que son incapaces de llamar a las cosas por su nombre en vez de inventar términos huecos.

      Gracias.

      • depende del ojo que lo ve , si comparo con el Salvador o Guatemala, una sociedad plagada de maras y crímenales, a diario , podrías opinar diferente,

      • Pero resulta que nosotros no somos ni El Salvador, ni Guatemala, ni la Conchinchina… somos CUBA, o lo que queda de ella. Porque desde que Angel Castro Argiz decidió regresar a la isla, luego de su breve estancia en el Ejército español que perdió la guerra de 1898 contra cubanos y norteamericanos, lo que somos hoy parte precisamente de esa decisión del soldado gallego. Muy adentro, en sus entrañas, esperaba el gen masculino de quién acabara luego por destruir nuestra nación, el tercero de sus hijos.

      • Esos, paísitos, que mencionas no fueron nunca una NACIÓN COMO LO FUE CUBA HASTA EL 59, …Cuba, en cambio si lo fue, y se perdió.Entiendes la diferencia, o te lo explico con peras y manzanas.

      • El pueblo cubano se ha convertido en el pueblo más cobarde del mundo. No quedan mambíses, ni un revolucionario anticastrista. El pueblo viviéndo al mínimo y esperando envíos del exterior. No, no piensen que yo no sé que fuí un cobarde también al escaparme de la dictadura y dejarlo todo atrás hace más de 50 años.

      • Por supuesto que en Cuba hay muchos problemas por resolver, pero deberían verse en el espejo de la región en la que se encuentra: el Caribe y Centroamérica, e incluso más ampliamente América Latina. Ahí tienen el ejemplo de Puerto Rico, que como pseudocolonia estadunidense llegó a la quiebra, México y su crimen desatado y salarios de hambre (soy mexicano radicado en Alemania), o incluso República Dominicana. ¿Por qué no se comparan este país, por ejemplo? La misma región, mismo pasado colonial…

        Dice el autor «Autos, aviones, computadoras, Cuba deja plácidamente que los fabriquen los alemanes y los chinos.» Bueno, eso lo podrían escribir críticos en casi todos los países del mundo. España no produce nada de eso, ni Portugal; Gran Bretaña se encuentra desindustrializada (La ONU acaba de criticar a Londres por rechazar un informe sobre el alarmante aumento de la pobreza en ese estado también insular, en el que una parte creciente de la población subsiste gracias a los food banks), ni Polonia ni Chequia (la automotriz Skoda fue comprada por la Volkswagen). Los migrantes cubanos que dice el autor que atascan los caminos de América Latina rumbo a Estados Unidos bien podrían ser mexicanos, y México no enfrenta el bloqueo de Estados Unidos. Excepto Cuba y Venezuela, prácticamente toda América Latina tiene buenas relaciones comerciales con Estados Unidos y ello no impide que sea la región más desigual del planeta. Es un problema estructural y no se resolverá mágicamente adoptando una economía de mercado, sino cambiando la manera en la que la región en general y Cuba en concreto se inserten en el ámbito internacional.

        La nostalgia por la Cuba anterior al 59 es totalmente falaz, porque Cuba se benefició mucho por la segunda guerra mundial. En cuanto terminó e conflicto y Estados Unidos abandona la economía de guerra, comienza Cuba a languidecer. Luego viene la guerra de Corea, y Cuba repunta de nuevo. Se acaba la guerra de Corea, y en Cuba entran nuevamente sentimientos derrotistas, que en gran parte alimentaron lo que terminó siendo la revolución (por cierto, entonces también había una dictadura y todo un historial de cuartelazos. Se miraban en el espejo de Miami cuando su realidad era mucho más cercana a la del resto del Caribe e incluso Centroamérica; cercanía geográfica no es igual a proximidad social.

        Finalmente, lo que menciona el autor sobre la nación cubana como derrotada es casi lo mismo que escribió al autor ruso Chaadáev sobre la población rusa allá por 1836, en sus «Cartas filosóficas dirigidas a una dama», lamentándose que Rusia no sea «Europa» ni «Occidente». Estoy seguro de que le interesaría leerlas si no es que ya las conoce, por supuesto.

        Lo que sí resulta indefendible es la censura y la represión. Eso me parece lamentable y no pretendo justificarlo.

    • Realmente fabuloso ,es uno de los escritos más acertados y pragmáticos que definen la realidad de nuestra patria.Muchas felicidades y que sigas escribiendo cosas maravillosas como esta para orgullo y reflexión de nuestro pueblo.

    • Hay tantas formas de desdibujar un país, un estado o un pueblo. Te escribo desde las cercanias de Caracas, Venezuela. Una ciudad que fue hasta hace algunas décadas un ensayo fascinante de modernidad y democracia, pero solo llegó a eso, ensayo. Por debajo de la superficie de optimismo en el futuro seguía vivo el espíritu de las montaneras del siglo XIX, el delírio por los héroes absolutos, omnipotentes. Militares y civiles autonombrados como salvadores de la patria y el pueblo han sido nuestros peores enemigos a la hora de tomar las riendas. Entregamos todo a cambio de la posibilidad de permanecer inertes esperando que cambien las cosas. Hoy Venezuela no es Cuba, tampoco Siria, pero la nación y el estado se han diluido en una nueva forma de pais que algunos han llamado pranato.

    • Nación somos todos, los que se quedaron los que nos fuimos, los que tratamos en algún momento de hacer algo para llevar la libertad a Cuba, los que cumplían de combatientes en Villa sirviendo de guardias. No el Estado ha tratado de hipnotizarnos , a algunos por el miedo a otros por las emociones y ese sentimiento de patriotismo que raya con el masoquismo pero solo falta que el chasquido de la libertad los despierte de ese penoso estado. Ese chasquido ya ha llegado a la isla, los cuenta propistas , las zonas wifi, las redes sociales, el aumento de contactos humanos y la diversidad de esos contactos. El estado no podrá contener esas oleadas de cambios sutiles y en poco tiempo, los años perdidos en el estupor y la obnubilación pasaran sin recuerdos.

    • Y quien eres tu o nadie aqui para decir que los Cubanos no somos nada? Quien eres tu para definir a millones de habitantes? Que sepas escribir y sonar inteligente no te da derecho a simplificar tan complicada situacion. Ahi hay una represion militar y un poder absoluto que ha sido facil mantener porque es una isla pequeÅ„a facil.de.controlar y por la cercania a Estados Unidos desde donde nosotros los emigrantes mandamos dinero para mantener a nuestra familia. Muestras empatia por el pueblo Cubano pero a la vez lo humillas mas de lo que esta. No me refiero a los secuaces de los Castro o a los que dan golpe. Me refiero a ancianos y jovenes que han vivido ahi todo este tiempo y saben q sus vidas peligran si se rebelan y nadie, ningun juzgado ni pais los va a poder proteger. Ejemplo mas especifico, Payá. Que sabes tu del miedo q se vive ahi. Un miedo real porque Cuba es un pais aislado de todo y alli te matan y no te pagan.

      • Ay Damián, no entendiste nada, es cierto lo que dices del miedo de los cubanos a rebelarse, lo he visto cuando voy a Cuba de visita y desde que llego, hasta que me voy 30 días después, en casa de los amigos, con los vecinos que me saludan o con los conocidos de años que me encuentro al azar por la calle sólo escucho quejas: «esto está de madre», «esto no da más», «esto no hay quien lo cambie pero tampoco quien lo tumbe», lo peor es que todos saben quién es el causante de sus males, todos se quejan del burocratismo, de las calles sucias, de la falta de agua, de pan, de aceite, de papas, de que lo que dan por la libreta no alcanza ni para diez días, de que cada día le suben el precio de los pocos productos que venden en las shoping, de que no tienen zapatos para los hijos, de que el salario no alcanza y por eso tienen que «inventar» y, para decirlo de una forma más bonita: «desviar los recursos del estado para su propio beneficio», el que trabaja en una fábrica de papel vende las hojas, el de la fábrica de refresco vende el sirope, el que trabaja en una tienda recaudadora de divisas le sube el precio a los productos para «ganarse» unos CUC que lo ayuden a sobrevivir y cuando les pregunto ¿por qué no se sublevan? ¿por qué no salen a las calles a protestar?, simplemente me miran con los ojos fuera de las órbitas y me preguntan que si estoy loca, o se encogen de hombros y me dicen que ellos nada pueden hacer, porque el que intente rebelarse va a parar a la cárcel en el mejor de los casos; pero ejemplos sobran de que un pueblo si puede derrocar a un tirano, como sucedió en Chile luego de 17 años de una dictadura férrea, cierto que tuvieron que sufrir desapariciones, cárceles, exilios, pero al final, por plebiscito, ganó el pueblo y el Pinocho tuvo que resignarse a aceptar la derrota, eso es lo que falta en Cuba, perder el miedo, el terrible miedo que tienen y tirarse a las calles, despertar de una vez por todas y sentar en el banquillo de los acusados a los culpables de tanta ignominia y maldad, pero nadie quiere jugársela y si no aprovechan este momento seguirán por 50 años más con la bota verde olivo puesta en la cabeza, por eso entiendo el artículo perfectamente y coincido con el autor en que el pueblo cubano ya no es nada ni nadie, la gerontocracia gobernante se encargó de anularlos como seres pensantes, de inocularles el miedo a opinar y/o protestar, de minimizarlos y multiplicarlos por cero, o por 11 millones de ceros, que es lo mismo que NADA.

      • Liana la que en verdad no has entendido nada eres tu. Porque esa pregunta que le haces al pueblo de «por que no se sublevan» muestra q no sabes (o se te olvido) lo q es vivir alli. Y aunque protesten, el poder del gobierno alli si es absoluto. Por supuesto q hay corrupcion entre la misma gente y muchas personas q no analizan o piensan acerca de la.situacion social pero no para que este escritor digad q no somos nada. Es una conclusion muy simplista.

      • NO, NO SOMOS NADA, PERO ES PEOR. SOMOS UNA NACION DE CORDEROS. EL PUEBLO CUBANO SE ARRODILLO AL SILBIDO DE LA SERPIENTE MARXISTA-LENINISTA. Y DESPUES DE MAS DE MEDIO SIGLO LOS CORDEROS CUBANOS CONTINUAN EN «»RODILLA EN TIERRA».»

      • Liana,

        Tienes dos tendencias comunes. La primera es decirle a alguien q no esta de acuerdo con tu opinion que no entiende nada. La segunda tendencia es comparar la dictadura de Cuba con Chile o con otro pais. Geografica e historicamente Cuba y su dictadura son diferentes a Chile o Rumania o cualquier otra historia. Ademas me atrevo a decir que en Cuba mas que dictadura lo que ha sucedido fue el fenomeno Castro.
        De cualquier manera tu tienes tu opinion, y otros difieren, pero te exhorto a defender o exponer tu punto de vista sin decirle a los demas q entienden o no. Eres Cubana? Te pregunto solo por curiosidad.

    • verdad que la web aguanta todo, te iba a preguntar que clase de cubano eres que hablas de ellos y no de nosotros, pero bueno mejor te pregunto…¿haces algo tú por Cuba? ¿algo más que hacernos creer que no somos nada?

    • Esto es una «shit al cuadrado». El autor no tiene ni mínima idea de lo que es Patria y mucho menos amor por ella. A los que publicaron semejante artículo, espero tengan el sano jucio de publicar estas dos palabras.

      • javier: COMO FUE ESCRITO POR EL APOSTOL JOSE MARTI: «NUESTRO VINO ES AGRIO, PERO ES NUESTRO VINO». ESTE ARTICULO DESNUDA LA VERDAD. UNA VERDAD QUE ES AGRIA PERO ES «»NUESTRO VINO»». SU COMENTARIO PARA SER ESCRITO CON ANIMO DE CREAR DIVISION. (TIPICO DE LOS ZURDOS DE MENTE). PANCHO PANZA LE DIJO A DON QUIJOTE: «LOS PERROS LADRAN», (LOS COMUNISTAS) Y DON QUJIJOTE LE RESPONDIO: «»ES PORQUE ESTAMOS AVANZANDO»»

    • Acabo de leer tu artículo, enjugo una lágrima y busco tu abrazo. Me acurruco a ti, cierro los ojos, suspiro aliviada y digo, para mi consuelo: No estoy sola.

    • Si el escritor de este articulo hablara mas de ambos:el orgullo y la verguenza que sentimos muchos cubanos por todo lo q somos y hemos pasado., entonces seria en verdad un articulo mas humano y real. Incluso si no leo q el autor es Cubano jamas me.hubiera dado cuenta.

    • Es lo más real y verdadero que nunca haya leido. Si no somos nada , nos acostumbramos a vivir sin esperanza y sin libertad y no hacemos nada por recuperarlas. Estoy 100 X 100 de acuerdo con este esxrito. Somos nada

  1. Te felicito Juan Orlando , acabas de lanzar una pieza de impecable factura. Sentí una sana envidia por tal crónica, es difícil escribir sobre Cuba sin que brote el resentimiento o la falta de objetividad pero tu lo lograste de manera magistral en tu escrito que me tomé el atrevimiento de compartir. Continúa deleitándonos con tu talento. Un fuerte abrazo.

  2. Nación es cultura, etnia, costumbres. Es un concepto ambiguo, pero antropológico antes que político. En Cuba se ha degradado al pueblo, entendido este no como población (rasgo del Estado) sino como conjunto de ciudadanos con derechos civiles y políticos en la sociedad organizada.
    Pero el artículo está endiabladamente bien escrito. Sigan estornudando.

  3. Muy bueno, aunque desgraciadamente insiste en culpar al pueblo en vez de tratar de entenderlo. No se trata de justificarlo, pero al menos de enfrentarlo con una crítica más efectiva. Por ejemplo, no se reconoce que la violencia revolucionaria de Castro sí fue representativa del machismo y la prepotencia nacional. Después de eso, sería más fácil reconocer que el pueblo cubano quizás esté en suspenso; no se une a la oposición porque en realidad no se siente representado por ella. El pueblo cubano ya se habría distanciado del matonismo y la arrogancia castrista, pero la disidencia tradicional no muestra mayor redibilidad, su valor es negativo, dado por la mera oposición, y no positivo.

    • Ignacio, el pueblo cubano no se une a la oposición porque desconoce, en la mayoría de los casos que esta existe, no porque no se sienta representado por ella, pues ni saben quiénes son los opositores, ojalá fueran como los Testigos de Jehová, que van tocando persistentes puerta a puerta y casi te obligan a escuchar su perorata si osas abrirles la puerta. Pero no es así, la oposición no tiene tribuna en Cuba y sólo recibe palos y detenciones cuando se atreven a salir a las calles, sus reuniones tienen que hacerlas «puertas adentro» y acechados por la policía política en todo momento. Y vuelvo a poner el mismo ejemplo: en Chile, luego de 17 años se pudo derrocar a la cruenta dictadura pinochetista, ¿cómo? perdiendo el miedo, ese miedo ancestral que los cubanos tienen inoculado desde el mismo día que, en la cuna, te ponen la Triple, esa que te deja la marca en el hombro derecho para toda la vida. Yo creo que es tiempo de perder el miedo, de salir a las calles a protestar para tener una vida digna y no seguir de por vida en espera de !un milagro.

      • Disculpe, no creo que desconozcan realmente a la oposición; incluso cuando yo vivía en Cuba, hasta la década del 90, sabía de la oposición, y no estaba relacionado con ella. Hay una cosa que se llama voluntad de desconocimiento, que es hacer como que se desconoce y es un acto voluntario, que en la tradición católica se conoce como «ignorancia culpable»; y no me gusta el ejemplo porque supone una crítica moral que estoy muy lejos de hacer, ya que en realidad comprendo los motivos detrás de esa actitud; esto es, el excepticismo de quien tiene demasiada experiencia y se niega a volverse a comprometer y poner en peligro hasta su precaria estabilidad por proyectos dudosos. Lo siento, pero por más legítima que sea esa oposición en principio y en general, casi siempre ha terminado por deslegitimarse; y lo peor, que entonces se niega (esta vez sí que de forma culpable) a reconocer esta falta de «popularidad», achacándola a ese descpocimiento del pueblo, cuando no a su supuesta cobardía.

  4. Duro este artículo. Escrito quizás desde el pesimismo, el lado oscuro, o la frustración que llevamos todos los cubanos, vivamos donde vivamos. Es cierta esta visión, pero no me puedo imaginar perdidos a mi país, a mi tierra, a mi cultura, a mis tradiciones y a nuestra idiosincracia tan particular y universal a la vez. Cuba seguirá siendo Cuba. Y despertaremos del letargo, la historia, los sucesos, los cambios, la rebelión de los pueblos a veces no son tan rápidos como queremos, pero sí, estoy segura, que la rebelión viene. La otra Revolución se acerca. Ya al menos, tenemos un Estornudo.

    • Soy más de su parecer y fe a ultranza que de la posición pesimista y extrema del autor. Aunque reconozco duras verdades de las que trata, me resulta algo confusa la extrapolación del concepto de nación al terreno de lo político; así como identificar gobierno y estado, si a saber, el Estado está formado por los componentes: su territorio, población y gobierno. Con la ausencia de alguno de los tres falla el concepto de estado. Por otra parte no se puede olvidar que hay pocos pueblos de una identidad e idiosincrasia tan arraigada como la del cubano. Además hay que juzgar con honradez las duras y hasta agresivas circunstancias en que la población hay tenido que sobrevivir tanto por la agresividad e intolerancia interna, por las propias de la época histórica y contexto mundial, además del modo en el mundo nos dio la espalda en lugar de solidarizarse con los que se privaba de libertades y más, el pueblo. Se reprimió al gobierno con las políticas internacionales pero a la larga el perjudicado fue, los hijos de Liborio!

  5. Hola Juan Orlando:
    No sabía de ti, hasta que vi este artículo, aunque los dos seamos habaneros, los dos seamos cubanos, los dos pertenezcamos a la misma Nación.
    Cuba no es una nación fallida, pues nación es el conjunto de individuos de un territorio amalgamados por una misma cultura y sentimientos.
    Es cierto que han intentado destruirnos y desnaturalizarnos, pero ahí estamos. Tú mismo al escribir sobre nuestros problemas demuestras que tengo razón, pues Cuba vibra en todo tu corazón o en parte de él.

    La Nación Cubana persiste mientras haya uno solo de sus individuos que luche por su libertad, que sienta su ser vibrar al escuchar un tambor bata, que se ponga espontánea y libremente en pie al oír nuestro himno o ver nuestra bandera, que le duela el dolor de la madre sin leche para su hijo, de la hija sin medicinas para su padre; que él mismo se sienta violado cuando ve una jinetera del brazo de un turista borracho, que se rebele cuando un periodista como tú tenga que dejar su cielo azul por el gris de Londres.

    Y, por lo menos, hay dos individuos de esos: tú, estoy seguro, y yo.

    Ves, Cuba no es una nación fallida, simplemente tiene la desgracia de estar luchando por su identidad y su libertad desde hace mucho tiempo, desde aquel 10 de Octubre de 1868; pero piensa que han pasado muchas cosas, pasan muchas más, y otras que pasarán, pero cada vez que uno de esos individuos ha desaparecido, por cualquier causa, otro ha surgido y la Nación continua.

    No lo dudes, un día continuaremos esta conversación paseando por el Malecón o esquivando escombros por la Habana Vieja, porque tendremos, tú y yo y otros muchos, que reconstruir la Capital de todos los cubanos, pero también hasta el último pequeño pueblo, hasta el último pequeño bohío sin techar pues ni yaguas habrán dejado; y lo reconstruiremos pues todo eso es Nación y la palma real seguirá creciendo y uniéndola.

    Un abrazo.

    • ¿Es Ud. el José Manuel Presol afiliado a Somos+? En ese caso esto es para Ud.: Tenga la bondad de explicarnos Sr. Presol cómo convergen su ideología derechista con algunos de los puntos de este artículo. Basta echarle un vistazo a su facebook para saber cómo piensa Ud. El partido mayoritario de la derecha en España, donde al parecer vive, es el Partido Popular (PP) ¿Cómo habla Ud. de libertades cuando el PP las recortó con la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley Mordaza, como la llaman los españoles)? ¿Acaso desconoce Ud. que periodistas de los informativos de TVE han denunciado presiones y manipulación en las noticias ante la Unión Europea, fruto de la presidencia pro PP de TVE? Menciona Ud. «distinguido somosmasista» el dolor de la hija que no tiene una medicina para su padre. ¿Acaso desconoce el por qué de las mareas blancas* en Madrid? ¿No sabe qué está ocurriendo con la privatización de los servicios médicos en España? ¿Acaso tiene Ud. moral para referirse siquiera al tema salud, cuando en las bases de Somos+ abogan por la coexistencia en esa Cuba futura que Ud sueña, de un sistema público y uno privado de salud? ¿Cómo pretende ir a techar bohíos en Cuba cuando algunos bancos españoles (beneficiarios de políticas derechistas) desalojan a la gente de sus casas con la anuencia del partido del gobierno? ¿Sabe que el gobierno del PP ha sido requerido en dos ocasiones por la Unión Europea por incumplir regulaciones al respecto? Ud mucho se precia de sus conocimientos en materia de historia de Cuba y democracia. Sin embargo suscribe un artículo donde se dice que la primavera latinoamericana comienza justo cuando se tambalean gobiernos progresistas, democráticamente electos, algunos por amplísima mayoría, en nuestra región. ¿Entonces no cree que hubo una primavera antes? Por ejemplo cuando ascendieron al poder varios presidentes progresistas electos en legítimas votaciones, como expresión del hastío de algunos pueblos latinoamericanos, y estos revirtieron las rentas de sus exportaciones principales para beneficio del pueblo, ¿no vio la primavera Presol? ¿Tenía empañados sus espejuelos? Léase Flash, en este mismo sitio, para que vea «distinguido disente» el por qué las gente con 2 dedos de frente no se embarca en un proyecto como Somos+. Ustedes no representan pueblo alguno. Ustedes cada vez Son-.

      • Sr.PabloPino, usted se aprovechó de un escrito sobre Cuba para colar sus ideas políticas y darnos una lección de las barbaridades que se cometen en España, De que ley mordaza habla usted?, de que falta de aatención médica habla usted?, dónde vive usted y quién le ha hecho esa historieta?.En España nadie carece de atención médica, ni a nadie se le prohibe expresarse libremente, si usted no vive en España no opine sobre ello y al que le ha contando estas milongas sencillamente dígale que le DEVUELVA EL DINERO ,un saludo,

    • el problema es como y cuando, pues al paso que va eso, tomara 50 años más y no creo que de aqui alla tengas fuerzas para caminar por el malecon, es como la expresión vamos a ver y el dice el dicho, vamos a ver dijo un ciego y nunca vio.

  6. ¿Nación fallida? No lo creo. Muy compleja sí pero todavía se ve mucha alegría (las ando todos los días), mucha gente sale a trabajar, se defiende la cultura con mucha fuerza y se hace mucha cultura, desde lo cubano, aunque también prolifere mucho extranjerismo. Disfruto todavía las tardes de esta Habana y me encanta pasear por mi tierra natal. Todavía sale Alexander Abreu cantando canciones y la Rumba ya es patrimonio inmaterial de la humanidad. Los cubanos que nos quedamos (no pocos) tratamos de mejorar esta nación que cada día es más plural, diversa y orgullosa de estar.

  7. Me parece acertado en algun aspecto pero no en su escencia. La nacion no ha fallado porque no hay nacion, la nacion fue asesinada, literalmente. Incluso nosotros los cubanos nos identificamos o reconocemos como pueblo y no como nacion. Se celebra el triunfo de la revolucion en vez del aniversario de la republica de Cuba el 20 de mayo(Forma en que oficialmente todavia se le llama a la isla). Pero al pueblo no se le debe ni puede señalar como causa del fracaso cubano por muchasimas razones que, se necesitaria un articulo mas extenso y profundo para nombralas, explicarlas y debatirlas. Ningun antiguo o actual sistema dictatorial-socialista a cambiado por alguna accion de sus ciudadanos. Solo el movimeinto «Solidaridad» dirigido por Lech Walesa puede ser alabado por haber cambiado un sistema socialista en Polonia, desde la plataforma social. Todo los demas sistemas totalitarios han caido desde arriba y/o por debilidades y fallos propios, o factores externos. Culpar a la nacion es un facilismo ademas de un engaño.

    • Lo mejor no es el articulo sino de sentirnos rodeados al menos por un ratico de cubanos con cultura, con intelecto, yo por vivir fuera de mi isla traigo una añoranza profunda dentro, pero los 10 minutos que he estado leyendo comentarios, me han tranquilizado un poco el corazón, aunque no soy capaz de escribir tan bien como muchos los han hecho aquí (ingeniera, no se me da bien las palabras bonitas) me da mucha alegría ver q todavía quedan gente culta en nuestra isla, donde lamentablemente está de moda la vulgaridad. Saludos mis cubanos.

      • Quisiera saber en que parte de la isla vives tu que sientes todas esas cosas que escribes aquí, en mi hogar solo hay tiempo para salir a buscar un bocado para alimentar el resto de la familia, y esto es con el mísero salario que devengamos, » en que parte de la Isla vives tu «

    • No se celebra la Republica porque nacio maniatada, nacio bajo la egida de los EEUU, de las 3 intervenciones que se nos sobrevinieron, de la enmienda platt, de los tratados de bases navales y carboneras…. de la base naval de guantamamo!!!. La historia enseña mucho. Cuba es una nacion cambiante, que ha sabido crecer a pesar de mantener un diferendo politico-economico con EEUU, hay de las dos partes y si ves solo de una manera no entiendes a cuba y a los cubanos.

  8. Como cada uno lleva a su Cuba dentro, creo que la falló fue la que este eminente profesor dejó tras de sí. La mía es otra, por suerte.

  9. Juan: Asere si vomitas, aregañadiente, a empujones, como tu dices… estos bodrios, debe ser por lo enfermo y equivocado de la vida que estas!

  10. Por comparar: España debe más del 100% del PIB (fallida total), Ha abandonado no provincias sino lo que se hacen llamar Comuniades Autónomas expoliando y no retornando en servicios sus impuestos recaudados (Cataluña), la televisión transmite programas de variedades y partidos de futbol casi a diario para tapar sus vergüenzas políticas, y arresta y encarcela titiriteros porque no son de su propia ideologia, pero no a centenares de imputados por corrupción, porque son de los suyos. Los trabajadores reciben sus salarios con los que apenas pueden pagar la suma de recibos, impuestos, tasas, comisiones….ni decir ahorrar. Los noticieros informan de las desgracias económicas y sociales de los demás países sin saber verse sus propias desdichas. Las aspirinas son un lujo para millones de ciudadanos que no pueden pagarla porque está exenta de la Seguridad Social, y ni hablar ya de otros medicamentos de «lujo» como las vacunas para los niños. Libertad? solo si opinas lo mismo que los que mandan, justicia? los que se la pueden pagar, y que no es la misma para todos, verdad Familia Real? políticos aforados? España sigue exprimiendo el gas de Argelia, después de haber expoliado las riquezas de las antiguas colonias del Sáhara Occidental y Guinea Ecuatorial por citar las dos últimas…..y podría seguir parodiando el artículo, aunque donde ve el hambre de la población que dice come una vez al dia, no ve el hambre de muchos miles de niños que viven en España y que la única comida que hacen al día es en el comedor de la escuela gracias a los servicios sociales. Solo una comparación más, la última: España, 45M de habitantes, Cuba, 11M de habitantes: mientras en Cuba 11M roban 1 peso, en España unos cuantos roban 45M de euros. Justo reparto de la riqueza? en fin, deje de ver la arena que entra en los ojos del vecino cuando no ve las piedras que tiene en los suyos y que le impiden ver su propia realidad. Y valga que no estoy ni a favor ni en contra del régimen cubano. Del régimen español, por supuesto que sí, porque me toca vivirlo

    • Quién dice que deber más del 100% del PIB es un fallo total? Eres economista? Sabes que porcentaje tiene una economía como la japonesa? Te parecen los japoneses unos fracasados? Tienes idea de lo que hablas de Cataluña? A redistribuir los ingresos de un país le llamas expolio, curiosamente como le llaman los independentistas catalanes (y solo ellos), no será que te limitas simplemente a reproducir el discurso que leíste en algún medio sin tener ni idea de lo que dices? Mencionas que los noticieros hablan de desgracias ajenas y no propias, sin embargo, todo lo que reproduces aquí lo viste en la prensa española, con sus términos exactos, será que nos estás mintiendo? Por cierto, lo de los titiriteros estúdialo mejor, y no confundas ideologías econtradas con enaltecer el terrorismo, recuerda a El Sexto, no de la prensa cubana que no lo divulgó, sino de la prensa extranjera, eso es acoso político, lo otro no, eres capaz de ver la diferencia? O estás tan ciego o sesgado que no lo puedes distinguir. Luego llegas a tu cenit! «En España solo tienes libertad si…» bla bla…no has visto los debates del congreso? Te parece que Iglesias está de acuerdo con Rajoy? La seguridad social cuánto cuesta? Lo sabes? Tienes la cifra de los niños que hablas? Estoy seguro que NO, porque todo es pura esquizofrenia, si vienes a debatir deja las mentiras para el Granma y la Mesa Redonda que ya con ellos tenemos bastante, si no tienes argumentos sólidos cámbiate de género y comenta sobre fútbol y tenis en Marca y AS. «En Cuba 11M roban un peso», dices, pero te olvidas que Toni Castro hace vacaciones de miles de dólares entre Grecia y Turquía, que no pone ni un peso en los impuestos que impuso el tío y sobre todo que nadie, pero nadie, sabe lo que cuesta el resto de su familia…sabemos que la justicia española investiga a la infanta, investiga al PP valenciano, a Rato, y la prensa lo publica y la opinión publica se entera, has visto algo parecido en Cuba? Lo bueno de ustedes, los radicales de izquierda, es que no tienen ni un argumento sensato…todo, pero todo, es puro humo, y eso divierte, las consignas se gastan aunque no lo crean, si no entrenan el debate y aceptan la diversidad de opinión es mejor que se queden en la madriguera, allí las censura los mantiene protegidos 😉

      • Coloquialmente y explicado en colegio de primaria, para que lo entiendas, deber más del 100% y mes a mes seguir incrementando la deuda, quiere decir que no generas suficiente riqueza con los recursos que produces como para reducir la deuda. Sabias que Japón está de hace más de una década en deflación? sabes lo que es deflación? pues es el estado en que acaba de entrar España desde hace más o menos un año. Otra cosa es que el gobierno con el consentimiento de la UE lo esconda. Vivo en Cataluña, por lo tanto soy español como tu, o sea que se de que hablo cuando me acribillan a impuestos y pagos que los residentes de fuera de Cataluña ni conocéis (sabes lo que es un peaje? no, porque tenéis maravillosas autovías gratuitas pagadas con los cerca de 16.000M anuales que os aportamos de más y no recibimos por no redistribuir ingresos como dices. No hace falta ser independentista para ver esto, simplemente vivir en Cataluña. No voy a seguir replicándote, sería como hablar con una pared, simplemente comentarte que no soy ni de derechas (cosa que tú como mínimo eres del PP) ni de izquierdas, simplemente no creo ni en la política ni en la justicia de este país, porque está llevada por gente que no llega ni a mediocre con un único fin lucrativo a costa de nuestros impuestos que nos ahogan. Como tu dices, aceptar la diversidad significa preguntar lo que la población quiere. Que lejos os quedan a los de pensamiento único y ceñido las palabras consulta, referéndum, escuchar, rectificar…. la Constitución es el dogma de fe, y está por encima de la Biblia o el Corán, verdad?

      • SR. VAN Completamente de acuerdo eso mismo era lo que yo le iba a contestar, saludos,

    • Soy cubano De CUBA. Vivo en La Habana y no me paga un salario ninguna universidad extranjera. Su articulo respuesta me ha dado dolor de estomago. Es el clasico discurso de barricada de estos ultimos y terribles 56 almanaques. Soy Martiano hasta los tuetanos y por eso si creo en la descripcion de nacion del articulo anterior y no en la suya. La ideologia que impera en nuestro pais. Si nuestro, porque la patria es de todos, ha secuestrado a la nacion. No menciones mas a Marti por favor, quedate con el otro que mencionas, te lo regalo.

  11. Es genial lo escrito. No importa si el concepto de Nación aplicado es parcial (seguro que el autor lo sabe). Pero de lo que habla, es algo que todos sabemos. Y lo que queda una vez leído, ese vacío, esa tristeza, es de lo que se trata.

  12. 17 de Marzo de 2016
    La Habana

    Respuesta a Juan Orlando Pérez González.

    Hoy he leído tu infausto artículo “Nada somos ya”, publicado por quienes indiscutiblemente no arden por Cuba, con la misma pasión de Martí, de lo contrario tú intento desmoralizante y bajo de periodismo inconcluso, hubiese quedado solo en eso, en el intento.

    Escribir sobre Cuba desde la lejanía, es una ejercicio muy complicado, aunque sin dudas válido, pero hacerlo ignorando, desconociendo u olvidando que se escribe sobre un país de hombres con decoro y dignidad, puede ser un acto de ignorancia, o un ejercicio de cobardía o servidumbre, según sea el caso. Sin dudas, a ti te corresponden los dos últimos.

    Me ha bastado dar una mirada a tus publicaciones anteriores en distintos medios, para comprender que es lo que te mueve a escribir de esta manera sobre Cuba. He comprendido con total certeza, que tus intereses están totalmente plegados a los más elevados e impuros intereses estadounidenses, pues a diferencia de lo que se pueda creer, la intención de Estados Unidos, no va dirigida con prioridad sobre el Estado Cubano, sino sobre la Nación y su necesidad de absorberla.

    Movilizar la opinión hacia la inexistencia o el deterioro de la Nación Cubana, es uno de los más tristes actos de traición que he visto en los últimos años, porque precisamente sería eso, lo que podría propiciar que Cuba pase a ser una dependencia cultural y social de Estados Unidos. La política es fluctuante pero la idiosincrasia no, y pretender que ésta es inexistente, pretender que hay ausencia de la naturaleza del cubano, es abrir las puertas a la colonización cultural. Un mero acto de traición, al más puro estilo de Estrada Palma.

    Comprendo que escribas de ésta manera, y que tu objetivo sea semejante vejación. No se puede esperar otra cosa de un hombre como tú, con estrechos vínculos con la National Endowment for Democracy, Diario de Cuba, Baracutey Cubano y toda la sarta de engendros creados para agredir a la Isla, que pese a todas las pretensiones, se mantiene intacta e inamovible en sus principios.

    Cuba, por suerte para los cubanos de verdad, mantiene viva su Nacionalidad, tan viva como muy pocos países de éste planeta, tristemente globalizados por la cultura “occidental”, que promueve cánones estereotipados de belleza, de salud, de música, de cine, de alimentación, etc. Mientras protestas por las publicaciones en nuestras revistas literarias y la universalidad de sus contenidos, Cuba premia a sus más talentosos creadores y los promueve en el país y fuera de éste.

    Si la Nacionalidad estuviera extinta, tú artículo no sería necesario, no cumpliría objetivo alguno, porque ya todo estaría logrado, si la Nacionalidad y la Identidad estuvieran extintas, Barack Obama no estaría llegando en unas horas a la Isla, con su discurso de cambio de política y el reconocimiento de los errores cometidos por Estados Unidos, aún cuando esté proponiendo el mismo perro, con diferente collar.

    Si te molesta la manera en la que Cuba vive su identidad, la disfruta, la impulsa y la promueve, debes revisarte, no sea que por tanto tumbo en la vida, y tanta dependencia ideológica, seas tú quien se haya quedado sin un sitio preciso, porque al dar la espalda a Cuba, al traicionarla, serás mirado por el “César moderno” como un objeto más, y finalmente despreciado. Seguramente sabes a que me refiero.

    En estos días, en los que todos los vientos del mundo soplan en dirección a la Patria de Martí, me sabe a oportunismo desmedido tu artículo, me sabe a artículo por encargo y no por explosión personal. No siento que te desgarres, no siento que te duela lo que has escrito, más bien, veo un pragmatismo frío y calculador, incluso puedo escuchar una sonrisa desnaturalizada detrás de tus letras, y el odio encarnizado por una tierra que te ha superado, y dejado atrás.

    Si hablas de Nacionalidad, tienes que hablar del pueblo, y éste pueblo nada tiene que ver con la descripción de tus palabras, y si no se revela es porque ama, construye y crea, y está seguro de que es únicamente posible éste comportamiento humano, en una tierra socialista, antiimperialista, latinoamericanista y martiana.

    Si te duele Cuba, exprésate libremente, pero no pretendas hacer ver que somos un pueblos sin raíces, no pretendas minimizar la historia y la cultura, la solidaridad y la hospitalidad, no trates de hacer ver que porque no hacemos carros y los exportamos, somos un país débil, porque nuestros médicos, maestros, deportistas, técnicos, intelectuales y obreros, están por todo el mundo, sembrando esperanza, en vez de pesimismo.

    Somos capaces de negociar con Estados Unidos y luego romper todo si hieren a América Latina, eso es identidad, eso es vergüenza y es ser consecuentes con nuestra manera de pensar y actuar, si no entiendes esto, probablemente seas tú el que flote en medio de una nada, en un limbo en plena vida.

    Somos capaces de perdonar, de reconocer errores, de asimilar críticas y de construir sobre ellas una Nación mejor, pero somos con la misma fuerza con la que amamos, intransigentes y valerosos y no nos gustan los hijos de ésta tierra, que clavan un puñal a sus espaldas, desde lejos, y luego suspiran complacidos con unas pocas monedas en las manos, ante esos somos implacables.

    La fallida nacionalidad de la que hablas, solo existe en tú cabeza, y en tú mirada ante el espejo, al verte despojado de una tierra que te abrace con el cariño de las madres. Cuba está pura, incólume y activa y así seguirá mientras quedemos los hombres de Martí y los hombres de Fidel.

    Julio Alejandro Gómez Pereda.
    Palabrasentrelecafe.wordpress.com

    • Si somos una nación fallida ¿por qué recibimos el reconocimiento mayoritario de la comunidad internacional? ¿Por qué nuestra voz retumba entre todas las furias del enemigo del hombre abriendo a su paso una senda de luz que ilumina a todos los pobres? ¿Por qué es la tierra elegida para la reconciliación de arraigadas religiones? ¿Por qué el mundo contempla la capitulación del mayor imperio en la historia frente a más de 50 años de fracasos contra Cuba? Martí sabía de los hombres como tú a los que calificó como hombres-bestias , no eres nada original. Andas por la ancha y triste senda que conduce a la fosa que los cobija. Antes Varela, a esos mismos hombres los definió como impíos, amantes del vicio que persigue a la virtud y a los que puso en exacto lugar cuando sentenció: «No hay patria sin virtud, ni virtud en la impiedad». Así que, tranquilo matador… por cierto tu elocuencia no refleja sino un recurso para darte cierto aire cuasiilustrado y atraer el pábulo. de modo que quien anda sin patria y con amo por ahí eres tú y aunque quisiera decirlo no lo siento.

      • Lo malo bello de la visita de Obama es silencia a voces como estas! A que viles intereses te vas a referir de ahora en adelante?

      • El escrito tuyo lo voy a enviar a las Naciones Unidas para que lo resuelvan , este escrito lo ha hecho un cubano de su país propio valga la redundancia, creo seas » gallego» y lo estás haciendo por el tuyo y aquí no tiene sentido o no cabe tu comparacíon.

      • Fidel no es un nombre comun en Cuba, solo despues del 59 algunos cegados por las promesas de la revolucion le pusieron ese nombre a su hijo. No se si es el tuyo o quizas te quieres parecer a aquel que una una vez nos prometio mucho e hizo lo contrario. Pero justamente los Fidel que conozco o leido lo que escribe (2) me da verguenza ajena. Te contienes, pero no lo puedes evitar se nota arrogancia y soberbia. El autor escribio desde el Corazon y por suerte somos mas los que nos identificamos con este trabajo que los que no. Di que no te gusta y lo argumentas, te lo respeto, pero que «no tiene sentido» es ser muy pretencioso o ignorante.

      • Sabias palabras,viví en Cuba, vivi lo que todos los cubanos viven hoy es facilfácil criticar a un gobierno que le dio a Cuba paz,tranquilidad,seguro social gratuito,grandes profesionales cubanos que estanestán por todo el mundo,yo conoci,grandes personas con valores,soy Peruana,rescato todo lo positivo de su paispaís,y los felicito por ser una nacion fuerte,siempre luchando por ella, y porpor amar mucho a su patria,yo volvvolví a mi país tengo ya a 20 años,me encontré con el terrorismo,ahora la delincuencia,es horrible,y el gobierno no hace nada,yo hablo mucho de Cuba con mis amistades,y van por allá a conocer ,yo les deseo lo mejor,y que sigan siempre con ese espíritu acojedor,bailarines,cantantes,buenos deportistas,buenos profesionales,todo Cubano que nació en la isla siempre vuelve al final,porque son sus raíces,yo viví 5 años estaba casada,ejercía mi profesión soy abogada,me lleve lindos recuerdos,algún día volvere

      • Me alegra mucho que quieras a Cuba pero su ‘argumento» deja ver que vivio como Extranjera (con mayuscula) en la Isla. No es lo mismo que ser del interior, con una libreta de racionamiento, una vivienda cayendose, trasladandose muchos kilometros en una bicicleta china, y para colmo tener que pedir permiso para conocer la capital de su propio pais que quizas usted pudo conocerla mejor y paseo por ella en auto. Sabia usted que muchos ninos cubanos cuando se les pregunta que desean ser cuando crezcan contestan : Extranjero. Eso no le dice nada?? Es en ese momento cuando nos percatamos que seremos una nacion fallida de no existir pronto cambios en Cuba.

      • Maria, usted miente descaradamente, o vive fuera de Cuba hace siglos, o ha hecho de hablar cascaras de su pais un modo de vida

      • Es una Pena encontrar personas qué todavía defienden lo imdefendible. Cuba lleva casi 7 lustros sin elecciones democráticas y casi 6 con una familia y sus acólitos enraizados en el poder y sin la más mínima intención de abandonarlo. Varias generaciones destruidas y la desesperanza es la orden del día. Si Martí estuviera vivo de seguro estaria en una cárcel, en prisión domiciliaria o en el exilio. A fin de cuentas ellos seguirán pisoteando al pueblo hasta que el pueblo se lo permita. Todos los tiranos se sienten fuertes en su trono hasta el día qué se los lleva la muerte o un vendaval arraza con su despótico régimen. La culpa no es de ellos, la culpa fue, es y será de nosotros qué se lo permitímos. Es inaudito qué una familia gobierne un país como si fuera su finca y se aferre al poder sin permitir al pueblo decidir su propio destino. A ellos solo le importa su propio bienestar y el de los suyos. Y el pueblo? Bien y tú?

    • Buenas Don Julio. Con el afán meramente didáctico para así poder respuestas a mi hijo de 16 años. Un podría decirme: si lo que dice este señor. Es totalmente una mentira? O sea todos en Cuba reciben salarios justos con los cuales vivir agradablemente? Pueden ver el tiempo y los programas que quiera cuando quieran? Los hogares en su
      mayoría son viviendas en buen y excelente estado? Se permite la total libre expresión y las huelgas? Y por último por que se da la masiva migración de cubanos que arriesgas su vida constantemente? Gracias de antemano

    • Hay cuestiones indefendibles; verdades dolorosas, pero verdades al fin. Nuestra cobardía me espanta. Y yo sí me incluyo entre los cobardes, los que no se han movido para cambiar las cosas. El autor del artículo escribe en 3ra persona aparentemente desligándose de toda responsabilidad. A pesar de varias diferencias con tu respuesta Julio Alejandro, suscribo totalmente y resalto el «No siento que te desgarres, no siento que te duela lo que has escrito, más bien, veo un pragmatismo frío y calculador».

    • sobre un país de hombres con decoro y dignidad, y en cuba. Las jovencitas andan enseñando las nalgas esperando a ver si pasa algun carro de turismo para irse con el chofer, que lo mismo puede ser un extranjero o el chofer de un cuadro del partido, que tiene 3 mujeres a la vez, cada una con casa propia y el refrigerador lleno de todo lo que desvian de las empresas que producen comida, ya el cuento del comunismo en cuba, no se lo creo nadie, la gente lo que tiene es miedo, pero todo el mundo esta claro, del hombre nuevo que ustedes crearon, la vulgaridad que ahi no se ve en ninguna parte, en paises con menos nivel cultural, la gente tiene mejor educación formal, y ni hablar del salario indigno que se tiene, «Julio Alejandro Gómez Pereda.» solo analiza de todos los comentarios que hay en este blog, cuantos piensan como tú, veras que muy pocos, tantas personas no pueden estar equivocadas, la nación cubana ustedes la desparecieron, simplemente porque no dieron espacio a los que piensan diferente, personas que deben ser respetadas porque igual que ustedes nacieron en esta tierra,

  13. ¡Increíble! fue la frase que me vino a la mente hace unas 30 horas. Exactamente, por lo mismo que dice el artículo. ¿Será telepatía? ¿o la objetividad de lo que estamos viviendo? Qué pregunta más tonta. Igual que la declaración de quien te censura por hablar de Cuba, sin vivir en ella y parece estar escribiendo desde la estratósfera. ¿Dónde está el país del que habla Julio Alejandro? Hazme el favor.

    PS. Me encantaron los adjetivos. Todos exquisita y precisamente seleccionados. También el perfil. No sé si el Siglo de las luces, tenga la claridad, gracia y estilo…

      • Y tú debes tener ‘muchas caras ‘Alejandro’, porque mira que hay elogios a Juan Orlando y el único que merece un dardo, es el mío. Será porque te pisé el callo ‘joven revolucionario’ de Cubadebate. Llamativo es que no comentes el artículo. Lo que me da la idea, que tu ‘postura oficial’, aparece bajo otro apodo. Este, es apenas para no ‘perder la clase’. Eres un Pillo Manigüero. Sin duda alguna. Pero tu cañoncito es corto.

      • Acabo de ver que el ‘manigüero’ sí había hablado… de todas formas, me sigue pareciendo sospechosa su presencia… ¿serán personas diferentes? Vamos a ver…

  14. Un abrazo mi eterno profe, bien dicho, y no haga caso de quienes lo acusan de «cobarde, despreciable, imperialista…y otros tantos «complacientes y socialistas epítetos», que seguro bien conoce del Status Quo. Por culpa de ellos mismos y por su intolerante ceguera haciala pluraridad es que estamos como estamos. Cuba duele, y actualmente duele muchísimo para los que de verdad la queremos, aquí, y allá. Una nación, que niegue y le pisotee a sus hijos derechos universales bajo el falso pretexto de «plaza sitiada y bondad infinita por un futuro mejor», es nación fallida, y más que una nación, es solo un Estado Totalitario, nada más, nada menos.

  15. Un texto muy bien escrito, es un punto de vista interesante, pero no concuerdo con la idea de que la nación este muerta. Me gustaron más los comentarios, menos el que tilda al autor se vil traidor y servidor de los intereses del imperio.

  16. Brillantemente escrito, estimado Juan Orlando, algo que no me sorprende. Conozco tu valía. Pero me niego a tanto pesimismo. Tu eres parte de la Nación Cubana, te guste o no. Yo soy parte de la Nación de Cuba porque todo de ella me duele, porque Amo a mi Cultura Cubana, y créeme, es Robusta, Única e Inagotable.
    Ahora bien, que te cataloguen como cobarde o traidor es Inaceptable.
    No Quiero dejar de visualizar un Mejor Mañana para Nuestra Nación y Nuestro Pueblo de Cuba. Abrazotes!!!
    P.D.: me encanta la description de tu perfil.

  17. El problema es que no se puede introducir en Cuba el neoliberalismo de un dia para otro, al poderlo hacer en menos de un año el 90% de los cubanos reclamarian volver a la revolucion.

  18. Muy buena reflexion casi catartica, muy personal, destila
    Shopenhauer, Europa ha sido siempre el mejor balcon para mirar hacia Cuba, no comparto la idea central pero disfruto el estilo y creo que constituye una brillante porcion de carne cruda lanzada oportunamente a la retorica, el clientelismo , la abulia y la desidia caracteriza el analisis profesional cubanologico
    que nos castiga a ambos lados del Atlantico

  19. Brillante, mi amigo. Eres un orgullo de esa nación perdida, y más aún de todos los que te queremos. Muchos de mis amigos lo han compartido en Facebook, demostrando que son más los que comparten tu opinión que los que intentan negar la cruda realidad. Un abrazo.

  20. Interesante punto de vista sobre Cuba (pueblo y/o nación). Lástima que los comentarios demuestren que la polémica es un ejercicio que los extremistas no saben practicar sin ofender o tildar de apóstatas. Celebro a todo el que se siente cubano y lo defiende con Pasión como JO. Conservo la esperanza de que un día los cubanos (dentro o fuera) aceptemos nuestra diversidad desde el respeto para seguir construyendo una mejor nación, que aunque no la considero fallida totalmente, creo que muestra señales de agonía y conformismo. Y de eso, sí somos culpables todos los cubanos, tanto los que se han ido como los que se han quedado.

  21. Enhorabuena! por fin alguien tiene la claridad mental y valentia de acercarnos al espejo y la tan necesaria autocritica. Si no tomamos conciencia de lo que en verdad ha pasado con la nacion cubana, nunca podremos enmendar errores, comenzar por admitir y aceptar lo que de forma magistral senala el articulista. Temo la gran mayoria rechazara la contundente y dolorosa realidad expuesta en el texto. Se es harto dificil. El ser humano-plagado de temores- tiende a evadir o obviar lo incomodo, lo que crea un malestar interior. Sin embargo, si no se hace, seguiremos sin nacion cubana por siempre.

  22. Completamente de acuerdo. Ya no nos queda nada y vivimos la teoria del salvese quien pueda pero al final todos estamos de alguna forma marcados y vencidos. Que suerte eh!

  23. Tengo la ineluctable impresión de que Juan Orlando Pérez sencillamente no quiere ser cubano. Se siente de otras tierras porque piensa que el mundo se circunscribe a lo que le dictan sus increiblemente reducidas 2 únicas neuronas.
    Me siento en el deber patrio de desenfundar un machete intelectual contra este anexionista de nuevo tipo, que pretende olvidar y a su vez insultar a mi Nación cubanísima, ¿pobre? Es cierto, pero aún así cubana. «Hágase nuestro vino de plátano, y si sale agrio, es nuestro vino» José Martí.
    Fallido es Ud. que levanta contra la tierra que lo vió nacer una bandera de ignominia, y se alza sobre ella para descollar ante un auditorio de otros pocos tan o más descerebrados que él.
    La historia se encraga de poner a las personas en su justo lugar y con este Juan Orlando, pasará lo mismo.

    • ¿Y Gente de Zona en qué lado del ‘machete intelectual’ queda? ¿en el doble filo? La historia no se encarga de poner a nadie. Antes, gente como tú, le sacan el sable (de verdad), debajo de la manga y ‘actúan en consecuencia’.

    • Sr. Marcos Torres: Me siento en el deber patrio y por tanto me tomo la libertad de comenzar con tus propias palabras para responderte, soy tan cubana como tú pero tal vez tengo la capacidad intelectual de interpretar lo escrito por Juan Orlando Pérez como un sentimiento generalizado entre los cubanos de la diáspora (que no necesariamente reciben dádivas del «imperio» para escribir de ese modo) y sí porque, como dicen, desde fuera se ve mejor el problema o la situación, según sea el caso y comparto con él todo lo que ha escrito, que confieso ha tocado en lo más profundo de mi alma. El gobierno o desgobierno cubano se ha encargado de dividirnos, de envenenarnos, de enemistarnos y de inocular en los cubanos de a pie, esos que día a día se despiertan pensando cómo sobrevivir, el ancestral miedo a rebelarse, condenándolos a la inmovilidad más absoluta. Me duele mi patria y su destino más que incierto, me duele su empobrecimiento no sólo material, también espiritual, eso no era lo que quería Martí para los cubanos y aprovecho para aclararte que esa frase mal citada por ti y escrita por el Apóstol (a quien la dictadura castrista se han encargado de desvirtuarle y descontextualizarle a su conveniencia cuanto escribió) no fue pronunciada en Cuba ni para su pueblo, sino en México, a propósito de un congreso de agricultura de ese país y reza así: «El vino, de plátano; y si sale agrio ¡es nuestro vino!» (Nuestra América, El Partido Liberal, México, 30 de enero de 1891, tomo 6, página 20) Te propongo que, antes de citar nuevamente a Martí, te remitas a sus obras completas o, simplemente al Diccionario del Pensamiento Martiano, un exquisito libro de 785 páginas, afortunadamente editado en Cuba, donde aparecen todas y cada una de sus frases contextualizadas como corresponde y no utilizadas al azar y por conveniencia de alguien.

    • Ese es el estilo comunista «levanta contra la tierra que lo vió nacer una bandera de ignominia», no menciones a la tierra, porque esa tierra no nacio con comunistas gobernando, ya ese viejo truco, no duerme a nadie.
      Él escribe, como los millones que se han ido, y como los millones que estan ahi, llenos de miedo, no seo que los escuchen hablando bajito y se metan en problemas.
      y no es en contra de su tierra que habla, es en contra de ese gobierno que vive en el absurdo, que cuando la gente va a pertenecer al partido, preguntan a todos los trabajadores, si el candidato tiene habitos consumistas, y despues sale el hijo de Fidel paseando en yate en turquia, ganando torneos de golf, de la pezca de la aguja, espero que cuando habras los ojos no sea demasiado tarde, pero de ese sistema todo el mundo se decepciona, no esperes que no te caiga la piedra en el techo, todos los comunistas ahi tiene techo de vidrio.

  24. Que pobreza en su escritura, que vaguedad de espiritu, notable fehacientemente en su breve biografia que dista mucho de lo que es un periodista o escritor.

  25. Loquito: Si José Martí estubiese vivo «natural», no como el el corazón de la mayoría dentro de este pueblo que tu llamas nación fallida, escriera de nuevo «Vindicación de Cuba», los hombres de género, con principios y conceptos por ese orden jajajajajaj, no nos dejamos decir blandengue. si saludos yo.

  26. Juan Orlando Pérez: lo felicito por su lúcido, valiente y estremecedor artículo, limpio rspejo para que nos mirenos en él sin autoengaños ni falsos patrioterismos.

  27. Desde la publicación de mi primer comentario, espero con ansias ver la aparición de Juan Orlando por estas tierras, pero al parecer, solo lanzó la piedra, y no está en disposición de recibir otras de vuelta.
    He leído también, algunos criterios que hacen alusión, directa o indirectamente a mi publicación y quisiera dejar establecidos un par de aspectos, que considero importantes:
    La crítica de un cubano es permitida, la crítica desde dentro o fuera de Cuba, puede ser constructiva, no miro con malos ojos a quien sale del país, y decide radicarse en otro, no suelo poner un sordo, a quienes desde el extranjero, analizan y opinan sobre la Patria que los vio nacer, pero, Juan Orlando Pérez no es en lo más mínimo un crítico amoroso hacia Cuba, ya no hacia la Revolución y su proyecto social, sino hacia Cuba.
    Es un transgresor sin sentido, un hombre que entrega a Cuba al mejor estilo de los anexionistas modernos, decir que en Cuba no queda cultura, no queda pueblo con raíces, no queda historia y admiración, es pedir de rodillas que vengan a darnos cultura, historia y algo que admirar, ahí está la apostasía de éste personaje, ahí está su traición y el punto de inflexión irreconciliable.
    Por otra parte, permanezco atónito con los comentarios de apoyo y felicitaciones por éste ejercicio de crónica estilista, pero sin esencia. El lenguaje terminado, el alarde de conocimientos, la discriminación de otros comentarios, no determinan la veracidad, justeza y valía de los criterios posteados.
    Creo más en una nota que arde en pasión sin tanto estilo ni diplomacia, que en las palabras vacías que dicen poco y vienen de hombres que hacen menos.

  28. Muy bien escrito, pero, pero, pero, el autor asume se propio concepto de nación (equivocado sería un término suave, casi una caricia crítica). Realmente, espero que cambie un poco el tono de El Estornudo, que ya me está dando ganas de estornudar sobre tanto pesimista (y diletante) de café.

    • En el momento y hora, que hay tantas personas aplaudiendo el artículo sobre ‘la nación fallida’, es obvio que el concepto de ‘nación’ aquí expresado, no es el exclusivo del cronista y más personas creen que ésta anda coja, cuando no extinta.

  29. Exelente escrito, es necesario que contenplemos sin medios puntos cual es nuestra realidad. Siempre he creido que ya no hay nada, que solo queda pajas y escombros de algo que alguna ves fue una Nación.

  30. Que manera de escribir basura señor Marcos. Es tan mediocre y vulgar lo que escribes que no gana ni la categoría de panfleto.
    Evidentemente no entendiste el escrito. Tu mente estrecha no te lo permitió.

    • Gente como tú han hundido nuestro país, han declarado enemigos a sus propios hermanos y qué ves en las calles cubanas cuando sales, ¿bloqueo yankee? No jodas!

  31. Es lo que pienso. Soy pesimista, más después de haber pasado 15 años frente a estudiantes universitarios, medicina principalmente. Lo dijo Varela, que cuando todo cambie, si eso pasara, «ya no seremos los mismos». Seamos honestos, en Cuba no es el gobierno solamente, es la mayoría de la gente la que quiere seguir así, es la mayoría de la gente vieja y JÓVENES quienes están felices allí, como en el eslogan ese. Solo valoren cómo se ha logrado aquí, afuera, establecer esas retorcidas malas costumbres, vulgares gustos e incultura, bien aprendidos y afianzados en esos casi 60 años. Sé bien lo que digo. Acabo de llegar de allá. Lo siento solo por los talentosos, que hay muchos, que dejé allá y no tienen forma de escapar. Pero, Dios mío, que alguien acabe con los organopónicos castristas que producen tanta mierda genética? Las escuelas del PCC y del Minint

      • Luis, disculpa que me meta, pero Pepón le respondo a Marcos, no a JO. Marcos es el de los que ha ‘vuelto enemigos a los hermanos’, etc. Repasa la lista de comentarios.

      • Gracias, Dario! Disculpa, Pepon! Con lo que está pasando ahora mismo en Cuba (la visita de Obama), se ve bien la vulgar elección del odio de dónde viene, mientras el «elegido», por su hermano, haciendo gala de su falta de liderazgo. Esa familia solo ha servido para sacar nuestros (los cubanos) más sucios trapos. Para los que están dentro, «defendiendo» al ¿socialismo?, la ¿dignidad?, en fin, el dinero robado de los Castro y demás fieras, sigan, pobrecitos, para que no les quiten la Internet de sus casas sin cobrarles un centavo, sigan apoyando darle palos a quienes están hartos de tanta m….. Sí, fallamos! Reconocerlo es lo que nos sacará de esa cloaca de sistema que pretenden justificar por … ah, sí! Internet! Y el placer de odiar y hacerle daño a todos, incluso entre uds mismos, porque no tienen más que hacer hasta que les llegue el turno de escapar, como tantos que he sigo encontrándome aquí afuera. Una vez más, mis disculpas, Pepón. Gracias, Darío. Siga ud escribiendo, señor JO. Su honestidad solo nos obligará a tener esperanza, a dejar a esos tristes esperpentos consigneros detrás. Saludos

      • Ok, aceptadas disculpas, menos mal que entendiste el sentido de mi escrito. Una vez más genial escrito el de JO, lo suscribo desde la primera letra hasta la última.

  32. La Nación se ha perdido, sí.
    Desde que comenzamos la escuela primaria, se nos enseña que la Nación y el Gobierno son un mismo ente, y estar en desacuerdo con el Gobierno es equivalente a estar en desacuerdo con la Nación. Cito discurso de Fidel en el año 1961, fragmento en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=weooIstDfrs
    La Nación son nuestras raíces, filosóficamente se traduce al «SER», mientras que el Gobierno es lo que pensamos. Nuestras ideas cambian pero el SER sigue siendo el mismo. El peor crímen que se puede cometer es negarle el sentido de identidad a una persona, negarle el SER. Lamentablemente hemos vivido 57 años, increíble, más de medio siglo, en los cuales eso es lo que siempre ha hecho el Gobierno, negarle la identidad a aquellos que no apoyan su mandato. La frustración y el odio hacia el Gobierno, por semejante asesinato cultural, se convierte en repudio y adversión hacia la Nación. Cuando alguien me menciona los logros de la «Revolución Cubana» digo, sí, es verdad, tenemos salud y educación «de calidad» gratis, pero a costa de un suicidio cultural masivo durante ya 57 años.

    Si tuviera que escribir un libro sobre mi pais, lo llamaría: ¡CÓMO DESTRUIR UNA CULTURA MILENARIA EN MEDIO SIGLO!

  33. Gracias por esta sacudida merecida por todos aquellos que en silencio espantados corrimos despavoridos fuera de la Isla para desde US u otro país levantar la voz que pendejos hemos sido y aún hay quienes critican a los valientes que se empinan en los golpes que reciben para defendernos a todos

  34. Me vino de repente a la memoria, la imagen de Brian May haciendo campaña con el slogan COMMON DECENCY, hablando sobre la Apatía inglesa, la falta de interés del británico Por Todo, en primera instancia, por toda la parafernalia gubernamental, la monarquía republicana inglesa, las Cámaras de los Lores y los Comunes: NADA LOS REPRESENTA y en tanto aquello, la votación del 2015, una entelequia, carente de representatividad. Los conflictos de la Alemania Unificada, donde Las Dos Caras del Dios Jano quieren separarse del cuello ó peor aún, cada una estirar la lengua para meterla en el ojo de la otra. TE QUEDÓ MUY GRANDE EL TEMA, suele sucederle a los Salieri . Describir una situación es de Enseñanza Básica, analizarla, analizarla es lo que requiere un proceso que te pareciera imposible y el resultado… un denigrante aborto de epítetos inconexos, con intención de impacto, básico, de cuarta ! La nación cubana, golpeada desde el 98 en mas, con una sucesión de pseudorrepúblicas, triumbiratos, golpes de estado, bañada en sangre DESDE SIEMPRE, a casi dos décadas del siglo XXI está Mejor de lo que Podría. Nación, todavía el cubano SE SIENTE CUBANO , soporta los vilipendios de toda la Región, pero TODAVÍA SE PARA EN EL MUNDO, ES RESPETADA EN EL MUNDO y EL CUBANO, la LLEVA EN SU CORAZÓN. Eres un mal pasquinero y …, bueno, como cubanos, lamentamos tanta amargura en ti.El artículo apela como gancho al golpe bajo a lo mas sentido de un país, desconoce, no logra articular la acción y reacción de Newton. En el Sun pudiera ser , but… no , no te alcanza, los británicos son muy geniales para los golpes bajos – como apelar al conceoto de nación insisto-, y a ti te falta cerebro para eso.

  35. La verdad de la verdad es que Cuba fue y ya no es…dice mi abuela que antes de 1959 podías morirte de hambre, pero las gallinas del vecino eran Sagradas…y así muchas cosas me contó mi abuela de la Cuba que fue y ya no es….

    • Cubano como tú, me encantan esas anécdotas de tu abuela que dicen mucho más que varios de los comentarios de acá. También mi abuela me enseñó eso… y me dijo que robar, no importa a quién sea, era muy feo… y mira que hay feos en la isla! Allí casi todos roban, y los otros lo permiten. Y aquí, entre muchos otros comentarios, hablando de patriotismo… de la tierra y de la sangre, como nos cuenta Rafael Rojas en sus desmenuzados libros sobre nuestro más ilustres pensadores. La humildad, esa gran condición humana, brilla por su ausencia. Y me doy cuenta una vez más que se nos fue la guagua… la humildad no la depositaron en esa isla. Mucho menos la tolerancia y la aceptación del otro.

  36. Los mismos argumentos de siempre: el peligro del imperio, el anexionismo cultural; el infierno imperialista……. veamos el recibimiento que le hace ese pueblo martiano y anticolonialista al diablo imperial en su visita…. eso dira si mas de cinco decadas de un supuesto marxismo inculcado a la fuerza han servido para algo.

  37. O son muy mecánicos, o es la misma persona. ‘Anexionismo’, ‘patria que los vio nacer’, ‘bien escrito, pero sin esencia’ y otros argumentos parecidos emigran de una crítica a otra, como si salieran de una sola fuente.

    Pueden decirnos: fueron a la misma escuela. Pero la sospecha que los ‘tres Alejandros’ son uno, queda. Aunque tengan dos blogs ‘diferentes’, ‘Alejandro’ y ‘Marcos’ publican lo mismo, replican igual, no tienen foto, ni dan datos de su biografía. Y, para colmo, actúan con un ‘oficialismo’, que nos hace pensar que son algo más que meros ‘opinantes’.

    ¿En qué momento ‘Alejandro 1’ se volvió más cubano que cualquiera de nosotros, para hablar en nombre de esa Cuba que ellos juzgan ‘mancillada’ y que para nosotros mancillan individuos como ellos? O son funcionarios con cartera, o tienen el mismo fundamentalismo de un creyente, que cuando alguien pretende señalar a Dios, se creen ‘embajadores del Reino de los Cielos’.

    No nos autoricen nada, ni nos traten con tono paternalista. Agradecemos, apenas, que no nos chivateen o no se pongan a rastrearnos el IP para determinar un foco de ‘vector anexionista’ y fumigar nuestra desconcertante ‘falta de patriotismo’.

    PS. Todas las naciones del universo, se dan el lujo de la crítica. La única que asocia crítica con traición es Cuba, porque como dijo Ernesto, nación se ha vuelto equivalente de estado y estado, sabemos sinónimo de cosa es. Patriotas somos todos los que nos preocupamos por nuestros destinos patrios. No los que levantamos la bandera, aunque ella esté ripeada.

  38. Digan lo que digan, lo que se dice aqui es un realidad que se ve y se puede tocar y la luz fuerte en los ojos siempre causara molestias en los que viven en madrigueras mentales. No me importa donde viva y se que dice la verdad, yo vivo en Venezuela el mismo error

  39. Digan lo que digan, lo que se dice aqui es un realidad que se ve y se puede tocar y la luz fuerte en los ojos siempre causara molestias en los que viven en madrigueras mentales. No me importa donde viva y se que dice la verdad, yo vivo en Venezuela el mismo error.

  40. Y también me decía la abuela que antes de 1959 a ningún cubano, por pobre que fuera, se le ocurrió cruzar el estrecho de La Florida en una balsa, los emigrantes llegaban a Cuba pq la isla nunca los produjo, esa es la Cuba que fue y ya no es…ya les pondré más cuentos de la abuela.

  41. En 1850, Narciso López le ofreció a Mirabeau Lamar, el ex presidente de la República de Texas y héroe de la Batalla de San Jacinto, el mando de la expedición que iba a invadir Cárdenas. Lamar lo rechazó porque estimó que el pueblo cubano había sido colonia por tantos siglos, que no tenían ansias de libertad. Le dijo: «La influencia del despotismo sobre su carácter se manifesta bien clara en el hecho de que mientras se hallan los más atropellados de todos bajo sus agravios y los mas obsequiosos a sus opresores. Lo cierto es que han llevado sus pesadas cadenas tan largo tiempo, que el hábito de servidumbre ha llegado a ser con ellos una segunda naturaleza. No pueden sacudirlo.»
    La carta completa aparece aquí: http://www.latinamericanstudies.org/19-century/Lamar-1851-Spanish.pdf

  42. Demasiado pesimista, parece algo de Kafka. La nación cubana es única y ningún proceso histórico sucede por gusto, lo que está sucediendo terminará, y será para el bien de los cubanos. El pueblo cubano, el de Martí, el de Vindicación de Cuba, sabrá tomar las riendas, pero hay que comprender las circunstancias en que se ha vivido en los últimos años, los de la dictadura Castrista, es fácil escribir como lo hace Juan Orlando, vaya, para ser diferente, que se lance a la calle y forme una buena revuelta, un maleconazo, que lo haga y después estornude…demasiado pesimista.

  43. Interesante la polémica desatada entre tantos seres consientes, con variados puntos de vista de la situación nacional. Me surge una duda: le han preguntado a los padres que tienen que «robar» ese peso, a los jóvenes que les interesa más Facebook que forjar un estudio, o una meta para su futuro o simplemente trabajar para suplir sus necesidades, que piensan de su país y hacia dónde va realmente? Me viene el recuerdo en el Preuniversitario de dos campesinos llorando, ante hectáreas de tomate que estaban descomponiéndose en en Güira de Melena, mientras en 17 y K no había para comer apenas. Pleno siglo XXI (año 2009 y yo con apenas 17). Les pregunto el porqué de su condición y la respuesta de los señores: Acopio no tenía recursos para recoger los productos, ni el combustible, ni la capacidad y menos la voluntad de aprovechar los alimentos en vez de dejarlos sembrados en el campo. Para colmo, les prohibía venderlos y distribuirlos, so pena de confiscarles la tierra. Durante meses comimos tomate en el IPVC y aún así nunca hubo solución para los señores campesinos. Ser testigo del abandono en que se encuentra el campesinado, contrario al discurso oficialista durante los tres años que estudié en Pre, me demostró que los logros de la revolución pasaron al olvido. La infraestructura creada para apoyar al campesino cubano quedó en el olvido, ya sea por falta de recursos, planificación o voluntad política, más allá de culpar al bloqueo. El gobierno de Economía Planificada, les exhortó a los campesinos que sembrasen tomate para suplir la demanda creciente. Durante la recogida, al carecer de la capacidad e infraestructura para distribuir los productos, no se aprovecharon. Entonces, de nada sirve culpar a otros ni al vecino del norte cuando no se buscan soluciones a los problemas y tanta burocracia impide el desarrollo de un país. Es tanto por hablar, decir y contar que 55 años no es suficiente. Dejemos de ser ciegos y abramos la puerta al diálogo y la pluralidad de ideas, que el concepto martiano de un partido único que agrupase a los cubanos dista del PCC y todas esas mentiras políticas que han engañado al pueblo durante años, pues el objetivo de la sana discusión y la pluralidad de ideas ni siquiera se logra en un foro con respeto, imaginen en la cuna de un gobierno «de unanimidad». Con todo respeto, Obama solo quiere ayudar al pueblo cubano, que no es capaz ( por voluntad, desconocimiento o falta de herramientas) lo que nosotros debimos haber hecho hace tiempo. Legitimar el derecho de decidir nuestro destino y generar oportunidades para todos. Lo dice un joven revolucionario que creció en el seno de una familia Fidelista que vio como el sueño de una nación perfecta y el Hombre Nuevo devino en un fracaso económico cuatas consecuencias paga el cubano de a pie

  44. No se preocupen tanto por lo ya acontecido en Cuba, no olviden algo que dijo hace mucho tiempo un politico Italo-cubano : El pueblo cubano tiene memoria de «cafe cn leche». Nada va a pasar y si pasa, no llegara la sangre al rio.

  45. Coincido que hemos fallado como nación, incluso me siento mal leyendo el artículo. ¿Por qué en algún momento quedamos callados, preferimos tragar en seco, mirar hacia otro lado y cuando se dio la oportunidad migrar a otro país? Yo también vivo fuera de Cuba, por necesidad más que por placer.

    Seguramente esto le ha pasado a cualquier que ha conversado con un extranjero. Cada vez que describo como está la situación o cómo se vive en Cuba, me preguntan: ¿Y por qué no hacen una huelga o se lanzan a las calles o algo así? Para luego ser acompañada por la siguiente frase: “si fuera en mi país fuera distinto, porque nosotros…”. Y no es menos cierto que otras naciones son poco tolerantes en cuanto a cuestiones políticas. En estos casos, siempre me pregunto: ¿Es que somos menos que ellos? ¿Acaso somos cobardes? Siento que es difícil de responder, hay que vivirlo para entender, ¿por qué seguimos así?
    Usando tus palabras: el estado ha sido eficiente en su control y la nación ha rendido sus banderas desde hace algún tiempo.

    • ¿Acaso somos cobardes?…ese es un buen punto; algo dificil de entender, por que hay que ser mucho mas que valiente para tirarse en una balsa para alcanzar la libertad, sin embargo hay temor en cuanto a disentir o enfrentarse al sistema, ahi tienes razon, el estado cubano ha sido mas que eficiente en controlar y lo peor es que ha usado al pueblo para que se controle a si mismo con la chivateria, el chisme, la maricona’ y la delacion.
      ese es uno de los grandes temores que hay en ese lugar.
      esa poblacion perdio mucho de su etica social cuando «un Alejandro» le tiro el primer golpe ,cuando el mariel, al vecino que se iba porque no estaba de acuerdo con esa basura.
      Y luego perdio lo que le quedaba cuando el hijo de «ese mismo Alejandro» le robo el gato al otro vecino para poder comer algo en el periodo especial, …(Caramba…que coincidencia), Alejandro es el mismo nombre de guerra que se puso Fidel en la Sierra Maestra.
      (por suerte para ellos) no todos en esa isla se llaman «Alejandro»,… hay otros nombres como Yoanny, Elier,Gorki,Bertha,Tania, etc

  46. Me parece que hay, con excepción de muy pocos, demasiada adulación al contenido.
    Lo que es adulado en demasía y en montonera van a ideas contrarias deja de ser, por muy aceptable que sea la esencia del contenido, un constructo asequible o cercano a lo real.
    Personalmente mucha adulación por la mayoría y muy poca impugnación.

    • «Vive en Rostock, Germany» (según consta en tu FB) ¡Yo te impugno Nofretete! (no sólo la esencia, sino la forma… no entendí nada, nada, salvo lo de impugnar y adular).

  47. Extraordinario texto. Pero si lo que dice es verdad, pobres cubanos, no les quedará más remedio que anexarse, como Puerto Rico, a los EEUU.

  48. Soy “ex-fidelista“. Y digo fui, porque dejé de serlo hasta que visité no hace tanto y conocí la realidad de la Isla por mis propios ojos.
    Grande fue mi decepción de ver como resultó aquello por lo que tanto argumenté y defendí; creyendo a rajacincha la idea del “Hombre Nuevo” del Che y las conquistas para propender hacia una sociedad más horizontal, una comunidad mucho más justa que la mostrada por el capitalismo voraz e imperialista. Pero no.
    Conversé con muchos de ustedes, indagué,me informé, leí para terminar dandome cuenta. Me dí de bruces con lo que creía y tristemente hoy ya sé que no es. Y tal vez no lo fue nunca. Y como dice Arjona en su tema “Puente”: “yo que no tengo vela en este entierro igual muero por la pena“.
    La Revolución terminó siendo, a mi entender, peor que la tiranía Batistiana. Fidel fue siempre un gran señor feudal con ansias eternas de poder manejando la cosa como su “pequeña finca”; sin tener en cuenta a los millones de compatriotas que conviven con él.
    Comenzó diciendo “lo que no era” para terminar convirtiendose en algo que creo tampoco “nunca fue”: Comunista. Y si asi fué , lo fué solo por praxis política, para bancar las espaldas del imperio yanki nomás. Lo triste es que nunca confió en sus hermanos, en su pueblo y en la sana pericia de estos para buscar resolver los problemas que los acuciaban: porque demostro ser un totalitario, un talibán de un sistema que sólo hoy en el siglo XXI, tiene dos muestras, dos fotos… Uno claro es Cuba y el otro en el extremo Oriente, la Corea del Norte. Ambos con liderazgos mesiánicos.
    Fidel siempre se apoyó en los ‘otros’: antes fueron los rusos, luego Chávez y sus dádivas en oro negro y ahora Raúl, apostando al salvavidas del deshielo y entonces como a principios del siglo XX; otra vez a los botes de las banderas con barras y estrellas.

    Pero como no hay mal que dure 100 años, hoy creo que todo empezaría por aflojarse definitivamente. El Papa fue muy hábil. Es muy político. Lo conozco. Es peronista. Va despacio. Con ningun gesto que embarre el fin buscado.
    Sueño que desaparecido de la escenaFidel, tal vez Raúl o quien lo suceda, puedan llegar a convertirse en el gran estadista ya que sin ataduras de nada, “aggiornen” ese sistema politico arcaico, para forjar una transición a otro de pluripartidos que busque la apertura tan ansiada. Tarea no menuda les será en este parto de resurrección, amortiguar golpes, cambios traumaticos , profundas sangrías que sobrevendrán cuando han tocado fondo, como sociedad disgregada que son.
    La pregunta es: Estan preparadas las cabezas de los cubanos de tres generaciones criadas y crecidas a la sombra del socialismo caribeño donde el ‘papá Estado’ todo lo cuida pero ya casi ni provee. Anque haya cosas rescatables aún. Derechos adquiridos. Ahora si hablamos de la infraestructura y los insumos , no tanto los recursos humanos, esta claro que son cada vez mas escasos , de menor cuantia. De lo rescatable lo clasico, lo de siempre, educación, salud y seguridad social que se presta en la isla. Porque de comer hace rato que tampoco les alcanza.
    El mérito de Fidel, Raúl y el buró del PCC, fue ganar la ‘batalla cultural‘ para afuera y exportar su épica antiimperialista para que muchísimos de nosotros que no vivimos allí, compráramos a ojos ciegos ese paquete completo, pero de turismo negro y tortuoso. Un país donde las libertades civiles no son respetadas, donde pensar distinto es delito, definitivamente no es un país libre. ¿Sin tribunal de cuentas menos justicia, es imposible pedir rendición de cuentas alguna respecto de adonde van a parar esas enormes inversiones e ingresos resultantes que genera la principal industria del país como lo es el Turismo. De esos miles de millones de dólares que se ven que entran pero que proporcionalmente no salen para derramar nada sobre aquel pueblo viendo lo palpable caminando sus calles , desligandose un poco de lo pintoresco de poder apreciar una ciudad ruinosa por mas patrimonio historico que acoja.
    Con una pseuda democracia de formas pudiendo ser original , ciertamente no ha cambiado en mucho la vida pauperrima de las personas. Y les aclaro que nunca he sido ni soy un gran admirador de las falsas mieles del capitalismo, ya que no me parece la panacea de nada.
    Pero un ser humano, cubano o cualquiera, merece una vida digna. Y no tener que corromperse a diario para ver solo que almuerza o que cena al dia siguiente. Ni que hablar de poder darse gusto con esos sueldos de hambre y de miseria que son papel picado. Cómo no va a arreciar la corrupción ?? , si indirecta o directamente se la está fomentando desde el mismo Estado ??. Se la ve por todos lados. Y es la desesperación de buscar negociar lo que sea en sus calles, nada más que por la moneda, por el simple hecho de sobrevivir. El famoso ‘salvesequienpueda’.
    Una economia que se basa en una doble moneda. Paga al trabajador en pesos cubanos pero establece los precios reales en pesos convertibles. Esto es ciertamente un genocidio atroz y no tan silencioso. No todos los cubanos reciben remesas en billetes verdes de Miami o de donde fuere. ¿Cuántos trabajan en el turismo para agraciarse de generosas propinas? Pocos, muy pocos en proporción al resto.
    Insisto: el problema más grande que tuvo y tiene la Isla es la enfermedad de poder de los Castro. Ellos son la morsa más enorme que aprieta y asfixia como burocracia a todos ustedes hermanos cubanos, que hace muchos años por miedo y por un sistema represor a ultranza , todavia no se animan a cambiar de una vez, para revertir su misma historia. Tal vez los cubanos sobresalientes, los más pensantes quisieron pero no intentaron, y se marcharon. Hablar de afuera como yo lo hago ahora es facil. Solo saben los que lo han sentido en carne ppia.
    De nada sirve ningún sistema politico, menos el socialismo a la cubana, si en definitiva no mejora la vida de la gente. Y que la culpa es toda del bloqueo, mmm, no lo creo .
    Luchar por mas Libertad por y para uds. hermanos cubanos, para ser soberanos y decidir por fin libremente quien quiere que los gobierne. Animarse a repetir y replicar miles de Maleconazos como el del 94 en toda la isla, miles de Damas y Hombres de Blanco que invadan las calles. Ese muro del caribe tarde o temprano caerá como lo hizo el de Europa. Pero la llave de este cambio la tienen unicamente los cubanos. Ni Obama ni el Papa ni nadie más.Solo ustedes.!!
    Cueste lo que cueste y caiga quien caiga. “El pueblo unido jamás sera vencido“ tal como rezaba un cantico en mi Argentina, en epoca de dictadura. En la juventud hay que depositar la esperanza para forjar este cambio.

    @PIDE67

  49. Enrique: ¿Acaso somos cobardes?…ese es un buen punto; algo dificil de entender, por que hay que ser mucho mas que valiente para tirarse en una balsa para alcanzar la libertad, sin embargo hay temor en cuanto a disentir o enfrentarse al sistema, ahi tienes razon, el estado cubano ha sido mas que eficiente en controlar y lo peor es que ha usado al pueblo para que se controle a si mismo con la chivateria, el chisme, la maricona’ y la delacion.
    ese es uno de los grandes temores que hay en ese lugar.
    esa poblacion perdio mucho de su etica social cuando “un Alejandro” le tiro el primer golpe ,cuando el mariel, al vecino que se iba porque no estaba de acuerdo con esa basura.
    Y luego perdio lo que le quedaba cuando el hijo de “ese mismo Alejandro” le robo el gato al otro vecino para poder comer algo en el periodo especial, …(Caramba…que coincidencia), Alejandro es el mismo nombre de guerra que se puso Fidel en la Sierra Maestra.
    (por suerte para ellos) no todos en esa isla se llaman “Alejandro”,… hay otros nombres como Yoanny, Elier,Gorki,Bertha,Tania, etc

  50. Tambien el chauvinismo y el patrioterismo, (algo que es bien visible en esta pagina) influyeron mucho para contaminar todavia mas ese experimento social…no importaba que no hubiera transporte, Eramos importantes y grandes en el mundo porque teniamos ejercitos en africa y a los mejores boxeadores del planeta… pero no podias decir que el transporte era una basura por que de eso a la traicion solo faltaba una cosa… que alguien te senalara con el dedo.
    si estas alla y opinas algo que a mi no me gusta, eres un pesimista y estas traicionando la patria y si te fuistes no tienes derecho a la opinion porque ya eres un traidor consumado.

    Un poquito complicados son esa patria y su vino amargo.

  51. […] Excelente texto: “El estado en Cuba envileció primero a la nación y después la aniquiló minuciosamente. El estado creció hasta ser cien veces más grande que la nación, y no hubo sitio para los dos en esa brizna de país. La nación cedió su lugar, se entregó al estado sin condiciones, se resignó a su oscura, silenciosa muerte.  Cada uno de los componentes de la nación la han traicionado, los obreros que roban cemento, pintura o gasolina en vez de hacer huelga para reclamar su derecho a hacer huelga, los doctores que cobran cien dólares para poner a un paciente al frente de la lista de espera para una operación, los jóvenes que marchan por las calles con fotos de jóvenes de otras épocas que, de estar vivos ahora, estarían en la cárcel, o no estarían en Cuba, los vocingleros exiliados que creen que Barack Obama debería hacer por los cubanos lo que los cubanos mismos no saben o no quieren hacer.” Para seguir leyendo… […]

  52. Habló de nación el apátrida que considera «no tener nada (de cubano) una gran ventaja».
    «Nací en La Habana, pero vivo lejos de ella. A veces me parece que La Habana es el escenario de un cuento fantástico que alguien me hizo, y que yo creí, muy ingenuamente. Vivo en otra isla, hablo en otro idioma, pero sigo escribiendo, tercamente, en el idioma de la ciudad imaginada. Tengo muy poco, casi nada, apenas algunos recuerdos, ya demasiado recordados. Pero sospecho que no tener nada es una gran ventaja, no, necesariamente, un infortunio.» (Juan Orlando Pérez)
    https://www.blogger.com/profile/01727582494789210863

  53. Hola Juan Orlando,
    Acabo de regresar de Cuba. Estuve fuera casi toda mi vida-50años, y todavía me siento cubana. El cariño a mi cultura, mi tierra, y mi idioma me lo transmitieron mis padres y quise volver a integrarme con mi pasado y mis raíces. La cosa mas impresionante es que el deseo de llenar este vacío de identidad perdida lo encontré en los cubanos residentes en la isla también. Es una necesidad reciproca-como una hija adoptia que busca su madre natural e vice versa. Vi con mis propios ojos lo que cuentas; hablé con mucha gente que me explicó como funcionan ( o no funcionan) las cosas en realidad. Algunos me dieron la culpa a mi, porque dicen que vivo en el extranjero con posibilidad de contar libremente de la triste situación en Cuba y no lo hago. Traté de explicarles que los Europeos no me creen. Los italianos, alemanes y franceses continúan a considerar Cuba como ejemplo único de antiimperialismo en el mundo-una utopia comunista. Mucha responsabilidad del hecho que los Castros han mantenido el poder por casi 60 años lo tienen estos ex-hippies de todo el mundo que se pueden permitir un par de viajes intercontinentales al año y tienen por lo menos una casa en la ciudad y otra en el campo. Nunca vivirían en la isla por mas de un par de semanas. Cuba es su Disneyland Socialista y no quieren que cambie. Tienen miedo que ahora con la apertura con EEUU encuentren MacDonalds en cada esquina en vez de la mulata con el Tabaco que te pide 1 cuc por tomarle la foto, o los rumberos que bailan con el turista como los mejores animadores de cruceros internacionales. Hay mucho egoísmo e hipocresía. Creo que la culpa del derrumbe de nuestro país lo tenemos todos: cada uno de nosotros que tiene lengua para hablar y no habla, manos para escribir y no denuncia, piernas para caminar y no se une en protesta: todos los cubanos dentro y fuera, la prensa, y los extranjeros y turistas politicos que siguen alimentando la idea falsa de una Cuba libre.

  54. Crónica de un rajado por excelencia. Se largó y ahora quiere venir a decirnos como el «cree» que estamos. Solo se le olvidó decir que las damas de blanco son mercenarfias. Pero no, esa parte no le conviene.
    Tampoco le conviene decir que pesar de sus pesares, en Cuba hay gente que lucha, que trabaja, que sueña con una Cuba mejor dentro del socialismo y a pesar de todo lucha por ese sueño. Pero no, eso tampoco lo veremos..y mucho menos en El Estornudo..que ya veo de que pata cojea: Criticar a Cuba Socialista a como dé lugar.

  55. ..tremendo espejo para mirarnos como cubanos.alfin comensamos a reconoser que el cambio depende de nosotros los cubanos….al combate correr ballamenses yo naci en Mariano pero sere ballamense si de verda vomos a sacar a la dictadura.

  56. Cuando se está en una encrucijada, es muy difícil discernir. Una revolución necesaria, se fue torciendo en el camino y la vanguardia ha sido desintegrada a lo largo de ese camino. El pueblo por sí solo no hace nada, necesita siempre de alguien que los guíe. La pregunta sería, ¿quién estaría dispuesto al sacrificio? El pueblo cubano ha perdido la fe. Hace falta una nueva revolución, pero una revolución mundial.

  57. Leyéndole, me he sentido cubana. Conflicto con el que he convivido durante 35 años.
    Demasiado tarde para comenzar.
    Pocas cosas por recuperar.
    Gracias.

  58. Compadre, no estoy de acuerdo. Es verdad que los cubanos están sumidos en la marcha monótona de un sistema con mil problemas. Pero me niego a pensar que ha desaparecido la Nación Cubana. Eso es una visión pesimista y apocalíptica que no comparto. Los cubanos seguimos sintiéndonos cubanos estemos donde estemos y seguimos orgullosos de lo que nos identifica. Pase lo que pase, a mí me gusta bailar y abrirle la puerta de mi casa al que venga y comer carne de puerco, arroz congrí y yuca; y ver pelota y reírme de los problemas y discutir como si tuviera la solución para todo. Y hay mucha gente que quiere lo mejor para Cuba y se sienten y se sentirán cubanos hasta que se mueran. La identidad de los cubanos va a sobrevivir a Fidel, a Raúl, a Obama, a ti y a mí. La Nación Cubana surgió hace mucho tiempo y no va a desaparecer aunque pasen 50 años más de calamidades.

  59. Mi profe está equivocado

    No soy comunista y no creo que a estas alturas lo vaya a ser, al menos no de carné. Pero quizás este sea mi momento para ganármelo y esperar que alguien adecuado lea esto, para que recompense mis palabras con el preciado librito rojo, en un acto oportunista como muchos que hemos vivido, especialmente entre los periodistas que tanto criticamos: nuestros colegas. Pensé y pensé durante largo rato para arrancar este comentario, y lo mejor que me salió (no estoy a tu nivel) fue “Mi maestro ha perdido “el toque””. De haber comenzado así, hubiera sido demasiado personal y quise evitarlo. Sigues siendo mi maestro aunque no me hayas elegido. Yo te elegí. Soy tu aprendiz y no puedes hacer nada para impedirlo. Ni siquiera con palabras tan hirientes, no para un Estado, una nación, un gobierno, sino para los que vivimos y viviremos en Cuba por libre decisión (esa es una pequeña pero definitiva muestra de libertad, la de elegir y tomar decisiones; es posible que en parte me lo hayas enseñado tú). De hecho, eres el ídolo intelectual de al menos dos décadas de estudiantes y profesionales del periodismo salidos de la UH, de antes y después. Espero que lo sepas, pero eso no te da derecho a humillar a los que seguimos aquí, sea como sea y pase lo que pase, en un ejercicio de persistencia, de patriotismo sincero. Recuerdo que todos, hembras y varones, estábamos enamorados de ti. Sí, porque no era algo carnal, era algo etéreo, intelectual, de admiración infinita, de propuesta pedagógica con verdadera altura. Recuerdo lo accesible que eras, regalando lo que sabías, que era mucho. Recuerdo cuando le gastabas las cajas de tizas a la Facultad, desperdiciándolas por la ventana, mientras disertabas a lo grande. “¿Saben dónde queda Mitrovika (no recuerdo si se escribe así, pero ahora no importa)?”, nos preguntaste para comenzar a hablar de las noticias sobre la guerra en Yugoslavia, o cuando nos incitabas a leer a Herodoto para aprender la historia antigua. “¿Acaso aún no se han leído “Paradiso”, de Lezama y “Tuyo es el reino”, de Abilio Estévez?”. “A ver, tú, fulano, ¿cuál es el objetivo, cuál es la función, qué ventajas trae a un periodista citar textualmente a su fuente?”, me preguntaste directamente una vez. Lo recuerdo como si fuera ahora y no lo puedo evitar. Hay personas que calan hondo, que inspiran. Espero que Bermúdez también te haya dado clases y te haya dicho como a mí, con su voz de rastrillo: “Patria es un concepto burgués”. Pero qué cosa tan linda, profe, ¿verdad? Sea de quien sea y venga de donde venga. A esa me aferro yo desde aquí y me la llevaré si me voy algún día (espero no tener que hacerlo nunca). Tú deberías hacer lo mismo y disculpa que pretenda aleccionarte de algún modo. Cuando te fuiste, creo que nadie te juzgó mal y fui uno de los primeros en reivindicarte, en decírtelo expresamente. Ya no cabías aquí adentro. Todos lo sabían. Pero esta vez te pasaste, J.O. Coño, realmente te excediste. Lo que antes era fina ironía, genial sutileza, ahora son expresiones burdas, agresividad, al peor estilo miamita y explosiones de odio ¿contra quién? No me queda claro. Aunque haya muchas cosas en las que tengas razón, eso no te da derecho a desprestigiar así a tu gente. Porque sigue siendo tu gente, ¿no? Me parece que llevas demasiado tiempo cobrando las pounds que te da la Corona y alejado del Homeplay… y a pesar de los pesares la dignidad nos queda, aunque comprendo que se pueda cuestionar. ¿Sabes por qué mi mamá no hace lo mismo que esas señoras que mencionas? ¡PORQUE NO TIENE TIEMPO!!!. Entre otras muchas cosas, es una mujer ocupada que se dedica a cuestiones constructivas a pesar de sus limitaciones, de sus sacrificios e insatisfacciones. Se dedica a ganarse el sueldecillo, a guiar a sus hijos, a educar a sus nietos y velar por toda su familia, que es una tarea de 24 horas, siete días a la semana… y en esa testarudez enseñó a sus hijos a no meterse en cosas raras, dudosas, a no pensar en musarañas ni hacer locuras, aunque tengan ambiciones… porque en eso, en primera instancia, se convierte la Patria, en la familia y hay que cuidarla, que protegerla, que proveerla de estabilidad, que enseñarla a pescar, como decían algunos amigos lejanos que también conociste. Y mi familia es lo primero. Para mantenerla económicamente, déjame a mí, pero no me la pongas en peligro, hermano. ¿Acaso quieres pasar a la historia en el triste papel de actor intelectual de sucesos desastrosos aquí? Tú no eres un hombre de acción, que yo sepa. Los intelectuales no hacen cambios, incitan a otros. Pero para eso tendrás que cambiar los códigos, bajar tus registros, para que capten tu mensaje (toma nota, profe). ¿Mantendrás tu rostro en el centro de esas fotografías? ¿Te alcanzará la conciencia? Mira otros ejemplos, en otros lugares. Siempre sale mal. Tienes idea de lo que pasaría mientras sucede lo que estás sugiriendo. ¿Acaso tienes la más mínima idea? Explícame, por favor. No son tiempos de revoluciones de ningún tipo, coinciden los buenos y los malos. Son tiempos de diálogo, negociación, de REFORMAS, y en eso estamos. Ten paciencia. Tienes que ser más responsable, si me lo permites. Por favor, no me hagas más eso. No me decepciones. Soy orgulloso; la propaganda me ha enganchado con eso de la soberanía y no ve a soltar. Cuando hay divisiones internas, conflictos internos, a río revuelto… quién ganará? Me lo dice, profe? Lo que más me gustó de ese escrito fue la idea de que los héroes de antaño hoy estarían presos; sí, es cierto, tienes toda la razón. Con el respeto a los muertos de todas partes, El Curita hoy sería un terrorista consumado y buscado en Cuba, China, Australia y Bélgica: LOS TIEMPOS CAMBIAN, también los contextos y qué decir de los métodos.
    En algún momento escribiste “cortésmente” y eso podría salvarte, pero el tono de tu discurso de arriba a abajo te delata. No pude permanecer impasible, hoy no. Y disculpa que en otros momentos, con gente de aquí y de allá, con barbaridades en nombre del bien y del mal, haya quedado en silencio, pero hoy no. No contigo. Tú eres mi maestro. Tú tienes que ser diferente. Entonces, cómo tendrías moral para enjuiciar, para criticar, para enseñarme… Más que un intelectual preocupado, pareces un verdugo de la frustración, de la distancia. Llegué a esta publicación (que no leeré más; está peor que el Granma. Estornudaré una sola vez; perdón, dos, una para leer y otra para comentar) a través de un amigo de otro amigo, con la promesa de que leería algo de Juan Orlando y, hermano, para qué engañarte, qué chasco. No eres tú. ¿y cómo se te ocurre decir “Revista independiente…”? Eso no existe. ¡¡TÚ ME ENSEÑASTE QUE NO EXISTE!!! Por favor, sé responsable. Para colmos, leo tu resumen biográfico (o autobiográfico) para desengañarme y dices que tu mamá (con el mayor respeto, por supuesto) gastó su sueldo en el corsario negro, qué es eso? ¿Era una edición de lujo impresa en Holanda? A la mía le costó tres pesos cubanos, con cincuenta centavos en la librería de la esquina y a otras por el estilo. Hay una marcada intencionalidad negativa, predispuesta, de estridencia, de exageración, de beligerancia… prefiero no seguir.
    Estás equivocado. Lamento decirte que yo sí soy; yo sí, y muchos que conozco también. Aunque sé que siempre he sido un hombre con suerte: te tuve entre mis profesores; pero ya es hora de cerrar ese ciclo. Tengo amigos en Londres y no hablan así. Se dedican a ayudar a su familia, a sus amigos, a darles oportunidades. ¿Ha sido tan duro para ti?
    Otra solicitud: quédate en Londres; por favor, no hagas de ella tu “ciudad de paso” en el trillado recorrido hasta Miami. No te conviertas en un hombrecillo vulgar. Sólo ve de vacaciones.
    Un abrazo y mucha suerte. La necesitarás, para que tu alma no se oscurezca.

    • Llevo rato hojeando la revista y este es el artículo que más me ha llamado la atención y a la vez q más me ha dolido. Por el contenido que cada una de sus palabras implica y por cada comentario q he leído (todos).
      Pensé encontrar un sitio de diferente de debate pero solo encuentro más de lo mismo. No conozco al profe q escribió esto ni mucho menos a su alumno, pero hago mías las palabras del pupilo. Esta es solo mi opinión, no hablo en nombre de un pueblo, ni grupo, ni comunidad sino en mío propio.
      Aun con la necesidad de cambio y mejora q tiene Cuba, la nación está viva en la isla y en cualquier parte.
      No estoy en Cuba pero mi vida entera esta allá junto con todo lo quiero y he querido y miro alrededor y veo todos los países a los q les han importado “democracia” y me preocupa y duele q hayan algunas personas q inciten a esto.

  60. Juan, me parece muy bien tu artículo. Gracias como cubano y no asumas los ataques personales como algo importante, es solo una muestra mas de lo que hablabas anteriormente. Es siempre mas fácil atacar a las personas cuando no hay elementos para rebatir las ideas. Saludos

  61. Cuba sí tiene cosas que ofrecer: sexo, tabaco y ron. En resumen, vicio. Y no sólo lo ofrece bueno, bonito y barato para todo el colonialista extranjero que crea necesitarlo, sino, por mucho menos, y con mayor complicidad, al propio pueblo cubano. Aquella famosa frase de Napoelón que dice más o menos lo de que «quien quiera gobernar (yo diría dominar) a un pueblo, debe ocuparse más de sus vicios que de sus virtudes», nunca tuvo mejor manifestación que en la realidad cubana. En Cuba no se ha perdido la Nación, lo que se ha perdido es la virtud. Ya lo decía Martí… y no me gusta citar a Martí, mucho menos en estos tiempos, pero «No hay Patria (nación) sin virtud, ni virtud con impiedad.» El único modo de recuperar la nación, al menos como entidad virtual y virtuosa de un grupo humano, es recuperar nuestra virtud individual, estemos donde estemos. Y eso significa dejar de ser el cubano «vicioso» que hemos sido y empezar a ser un cubano diferente y mejor, «más mejol, vaya» que el que hemos sido hasta ahora. Un saludo.

  62. Mucho dolor se lee por aquí, como si fueran los dolores propios de un parto, eso! : La Nación está por nacer.
    La verdad de la verdad? No alcanzan 500 años de colonialismo español, más 59 años de seudorepública, más 57 años de «socialismo» para fundar una Nación.Habrá que seguir insistiendo para llegar a ese punto donde el lugar de nacimiento tenga ese plus añadido que es sentirse identificado y no hablo de la identidad geográfica simplemente, sino de esa otra identidad donde no quepa el miedo, la desesperanza, la huída, la indiferencia, la pereza, las garantías humillantes, el futuro a cambio del presente, y sobre todo identificados con el pasado para que nunca más vuelva a repetirse.

    • Hola cubano como tú, estamos en el siglo XXI, la fundación de naciones se acabó hace rato. Ya la guagua nos dejó. El siglo XXI pertenece a otras formaciones que van más allá de ese arcaico concepto de patria y nación. América es el espacio que tenemos que construir. La guerra por los recursos escasos, esos que han movido desde Sumeria a grupos, pueblos, ciudades, países… ya está tomando una dimensión continental. Y nosotros aún creídos en la espera de que somos la elección del universo como pueblo, como los judios que llevan mas de dos mil años a que el resto le reconozca que son ellos los que son. Por ahí anda una frase, por supuesto que solo entre los cubanos, que responde a esto que digo: somos los judios del Caribe. Y se les hincha el pecho cada vez que la dicen. Qué pena que sigamos siendo tan intolerantes, racistas y equivocados. Soy cubano y no pienso así, y espero que otros piensen como yo. El único camino que nos queda es desprendernos de esa condición que nos hemos creado durante tanto tiempo, y que no ha sido solo en los últimos 57 años. Librarnos de ese mal interior y comenzar a ser humildes, tolerantes y sobre todo a aceptar y predicar el perdón… pero dudo tanto de que se pueda. Otra frase, que también pulula por ahí, nos pinta de cuerpo entero: somos los argentinos del Caribe. Y de nuevo… qué pena siento por lo que queda de mi nación, pues sin esos ingredientes nunca podremos ser.

  63. «La nación, sin embargo, ha fallado en sus más esenciales funciones. Como nación, Cuba ha dejado de tener propósito y dirección, ya no tiene razón de ser.»
    Tal vez está en estas 27 palabras mi único desacuerdo con el texto. Con la falta de positivismo tampoco concuerdo. Con el viento en contra es harto difícil navegar. La trillada pero innegable variable que representa la hostilidad del norte hacia (y hago énfasis) nuestro pueblo, estado y nación no se puede despejar así sin más de la ecuación, y pretender hacer un análisis objetivo. El propósito siempre lo he visto claro: construir una nación justa. Eso tiene su precio en un mundo que no es precisamente justo, como bien se dice en el artículo Flash publicado aquí mismo. Puede que este propósito se haya distorsionado con la arrogancia y la prepotencia de quien dijo «me he jurado que los americanos van a pagar bien caro lo que están haciendo. Cuando esta guerra se acabe, empezará para mí una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos» Puede que hasta el 2006 este haya sido un propósito personal que dificultara la materialización del propósito de la nación misma. Pero ya el dueño de estas palabras no cuenta en nuestro futuro. De manera que es hora de concentrarse en la meta común. La dirección a mi juicio existe hoy. Hoy como nunca antes veo que vamos en dirección hacia una Cuba mejor. Los cambios son evidentes, aunque faltan otros más profundos. Será una Cuba sin un enemigo poderoso y con un presidente no-Castro, bastante menor de 80 años supongo. El inmovilismo de la juventud y el pueblo en general es nuestro mayor enemigo hoy. Si la juventud no despierta, entonces el próximo «elegido» puede fácilmente resultar un operador de la maquinaria existente, y gobernar apretando los mismos botones engrasados desde hace 57 años. Le toca a la juventud desarrollar la nueva configuración en aras de lograr el propósito de la nación.

  64. Más de 150 comentarios, más de 100 comentaristas. Unos cuantos, por su respuesta, ‘leídos y escribidos’. Algunos, otros cuantos, resistiéndose a perder lo que aman con tanta pasión. Pero no hay más señores, sólo esperar a que se derrumbe eso por lo que tanto añoramos. Lo demás es inmolarse y eso sólo lo hacen unos pocos.
    La ilusión romántica sesentera tratando de defender a ultranza algo que realmente no existe, que le metieron por los sesos desde siempre, allá por el año de 1959. La campaña publicitaria más efectiva que conoció el siglo XX. Pensada, organizada e implementada por un solo hombre y sus bufones de turno.
    Nuestros hijos y nuestros nietos, no importa donde vivan si en la isla o fuera de ella, son esa nación que tanto se ruega aquí… o no? Y ellos, al menos los que logro divisar al alcance de mi vista, ya no son lo mismo. Eso también es generacional, lo sabemos todos. Pero la identidad se mueve incólume ante los cambios generacionales en cualquier grupo social, excepto cuando se desmorona la propia identidad que los une.
    En Cuba no se puede hacer un estudio verdaderamente científico de la sociedad, eso quedará para el futuro. Solo observar con detenimiento qué es para esos hijos y nietos la moral, la ética, la tolerancia, el respeto al otro, la memoria y todos esos factores que definen la identidad de un grupo.

  65. Hola Juan: te voy a dar mi opinion, me ha gustado tu cronica y en ocasiones la he sentido muy pesimista, has dibujado el panorama desolado provocado por una ferrea dictadura de un ególatra, Fidel Castro Ruz, como pudo ser anteriormente en otras naciones del mundo como: Stalin, Mao, Franco, Pinochet, Tito, Ceausescu, etc.. y otros dictadores que mi poca cultura historica no me permite recordar a lo largo de la historia. No recuerdo que ningun país haya salido fortalecido de ninguna dictadura, sino al contrario, con altos niveles de pobreza, ignorancia, necesidades, calamidades,, etc.., pero si te fijas fueron pasises como Rusia, China, España, Chile, Rumania, etc..hoy paises muy desarrollados o en via de ellos, pero todavía con muchisimos problemas de desiguladades y pobreza, sin embargo,..avanzan. Con esto te digo que el pueblo de cuba, se fue en su mayoría a Miami y desarrollo una INMENSA CIUDAD, lo hicieron los cubanos, no los americanos, con lo cual no puedes dudar del potencial y el empuje de nuestro pueblo. Lo que si he echado en falta en tu cronic es que el fenomeno cubano como el de otros dictaduras, es complejo y no sigue un patron logico de desarrollo, sino todo lo contrario, esta ha expensa de lo que diga la dictadura y eso es muy complicado, pues el ser humano es un animal de costumbres y si ve que se porta mal en un pais y cada vez contruyen mas carceles, el 70 % del pais se militariza y si sube el nivel te desaparecen, entonces el ser humano apprende a subsistir y eso segun mi opinion es lo que ha pasado en cuba. No te preocupes amigo, 57 años no es nada en la historia de la humanidad, ya se han visto cosas perores y al final se componen. Sigue escribiendo asi que me gusta como te esfuerzas.. Un saludo

  66. Me gustan los textos fuertes q toman posturas difíciles. Y este lo es. Me gusta también leer un buen ensayo, que esté bien escrito, aunque discrepe. Y en este caso, discrepo. Creo que lo que presenciamos es el resurgir de la nación, que de la vieja nación moribunda comienza a surgir una nueva nación. Creo que en esa nueva nación no tendrán sentido muchas cosas, entre ellas ideas caducas de lo que es ser precisamente nación, que inclusive, el propio concepto martiano de nación, aunque nos duela hoy quizás decirlo, desaparecerá, perderá vigencia. Pues al fin y al cabo no nos salvó y quizás nos hizo más daño que bien. No creo que Martí morirá con la moribunda nación. Pero si creo que aunque a algunos nos duela, parte de esa nueva nación será una nueva lectura de Martí. Tendremos que dejar al fin atrás ese fascinante pero hoy inservible siglo XIX, del que todavía vivimos prisioneros, pues tanto el nacionalismo como el marxismo son inventos del siglo XIX. Será una nación sin nacionalismos. En esa nueva nación Enrique José Varona, Lydia Cabrera y Gastón Baquero tendrán más voz que Martí. Llegaremos al fin al siglo XX, al menos por un rato, que mucha falta nos hace antes de poder llegar al siglo XXI. La moribunda nación, aferrada al monólogo y al soliloquio, dará luz a la nueva nación multivocal, coral. Entre la esperanza y la desesperanza, yo escojo la esperanza.

  67. Esto lo acabo de poner en mi blog y en mi pagina de FB.

    Ayer lei este articulo de Luis Leonel Leon de una entrevista que le hiciera el Diario Las Americas a Carlos Alberto Montaner. Excelente! Montaner dice en una parte: «Acabo de leer una brillante reflexión sobre lo sucedido en Cuba, escrita por el profesor Juan Orlando Pérez en un medio digital llamado El Estornudo, que debe ser conocida y debatida. Su tesis es que Cuba no es un estado fallido, sino una nación fallida”.
    Enseguida fui a buscar El Estornudo y lei la reflexion del profesor Juan Orlando Perez, titulada: Nada somos ya, que pongo a continuacion. Mas tarde hare una reflexion acerca de ambos escritos….

    Ambas reflexiones, si realmente hablamos de historia, «deben ser conocida y debatida» en su contexto, como exige el propio Montaner que hagamos con la reflexion del Profesor Juan Orlando Perez de que «Cuba no es un estado fallido, sino una nación fallida”, como comienza su articulo en su blog «El Estornudo».
    En breves palabras, la nacion (pueblo) le fallo al estado y a si misma: «Una nacion que tanto se ha acostumbrado a vivir sin libertad…no lo es mas» dice el profesor, que termina su articulo afirmando «no hay nada que los pueda salvar» (nacion). El estado la aniquilo! Ya no es! Eso lo deciamos en el exilio y nos acusaban de «anticubanos» los «moderados»
    Solo una cosa difiero con lo que dice el profesor magistralmente al terminar el penultimo parrafo: «los vocingleros exiliados que creen que Barak Obama deberia hacer por los cubanos lo que los cubanos mismos no saben o no quieren hacer» es una cita injusta e incierta por el adjetivo (vocinglero) que usa para describir el sustantivo (exilio) que inmediatamente enlaza con la politica de Obama hacia Cuba. No, profesor! Ahi mete usted en el saco, cosas distintas.
    El adjetivo vocinglero (en sus significados) se aplicaba directamente al exilio en general en los años 90 por el movimiento «dialoguero» Ahi colocaron (agentes y no agentes de influencia del «estado» Castrista) a organizaciones patrioticas, programas radiales como los de Cary Roque, Armando Perez Roura, Ninoska Perez Castellon. Miguel Saavadra era el referente. Esta medida activa del «estado» castrista (que yo siempre he confrontado), se rego por todo EE.UU estrepitosamente a travez de los medios de prensa mundial y Ongs (luego pondre algunas cosas que publique en mi blog al respecto) de tal modo que hasta el propio Montaner llamo «exilio obsceno…de locos y payasos» para justificar el «dialogo» con los Castros: «La libertad de Cuba, gustele a quien le guste, se lograra en la mesa de negociacion», concluia Montaner en el programa de radio «Transicion» del grupo dialoguero, Comitee Cubano por la Democracia (CCD) de exiliados «moderados» y financiado por las fundaciones que precisamente crearon el proyecto de Obama de negociacion con Cuba (Castros). Para ello hacia falta aniquilar al exilio, llamandolo constantemente «intolerante, cavernicula, recalcitrante, extremista y vocinglero (en su forma mas culta)» para llegar al punto en que hoy se encuentra. Es lo unico en lo que el profesor se equivoca. Todo lo contrario. El exilio «vocinglero» se opone a tal infamia.

  68. No he leido los comentarios recibidos por su Opinion Escrita y no pienso hacerlo. Me basta con mi opinion y creame si le digo que no habia leido un analisis tan objetivo y veraz de la realidad de nuestro pais. Es triste reconocer que Nuestra Nacion ha dejado de existir, al menos por este periodo que empezo en el ’59. El estado que fuera llamado por George Bernard Shaw como la Futura Esclavitud, destrozo los principios basicos de la Democracia y se asento sobre los basamentos de la nacion para regir en su nombre y en beneficio personal de un grupusculo de explotadores. Pero como el Ave Fenix un dia Nuestra Nacion resurgira, cuando el almanaque les pase factura a los decrepitos que se aferran al poder e impiden una oposicion con derecho a estar representados en el esquema que ese Estado ha impuesto. Gracias por su veracidad…

  69. I just want to tell you that I am just new to blogging and site-building and truly liked this web page. Probably I’m going to bookmark your site . You definitely come with good article content. Bless you for sharing your website page.

  70. Exactamente por eso decidi salir definitivamente de Cuba. No me fui por la falta de comida, la miseria. ni siquiera por la falta absoluta de libertad. Me fui de Cuba porque los cubanos decidieron no luchar mas. Si los cubanos hubieran luchado aun estaria alla, vivo o muerto, pero alli.

  71. Seguire buscando la diferencia entre, Castro ,Trujillo, Somosa, Pinoche, Starlin y todos los Gobernantes asesinos que han morado en esta Tierra.La presencia de COMUNISMO EN ESTE PLANETA A DEJADO UN SALDO 110 MILLONES DE MUERTES EL EQUIVALENTE A EL LANZAMIENTO 447.5 BOMBAS ATOMICAS con la potencia DE LAS LANZADAS EN HIROSHINA Y NAGASAKI..
    Con motivo del 80 aniversario de la Revolución de Octubre (consumada entre el 6 y el 8 de noviembre de 1917 en San Petersburgo), el diario moscovita Izvestia (30-X-97) ha publicado un balance de las muertes provocadas por los regímenes comunistas desde aquella fecha. Según el periódico, en los 23 países que han estado bajo gobierno comunista -incluidos los tres últimos: China, Corea del Norte y Cuba-, se ha asesinado a 110 millones de ciudadanos en tiempo de paz.

  72. Comparto el sentimiento, pesimista, realista? Tantos somos como sentimientos diversos y divergentes existen pero es innegable el desgano de una nación que sobrevive y se acomoda a cada restricción cerrando los ojos, haciendo concesiones, vendiendo su alma. Llego aquí por sugerencia hoy de un amigo. Un abrazo con esperanza de que despertaremos del letargo.

  73. La nacion cubana no ha muetto simplemente ha sido expulsada por el estado totalitario de su territorio y languidece en la diaspora los cubanos nos vamos con ella a todas partes por eso no hemos sido absorbidos por el calvinismo anglosajon….ya les paso a los polacos tanto con los alemanes como con los rusos y regresaron…los cubanos somos los hijos prodigos de esa isla hembra

  74. Esta oda al pesimismo disfrazada de crítica es tan común por estos días que, si no fuese también una posición momentánea, diría que provoca precisamente tristeza, pero la tristeza sería solo la simple imagen producto de un espejo mudo, nada más alejado de mi interés. En lo personal, suelo ser indiferente ante este tipo de visiones, válida, lo reconozco, para una novela existencialista, ya que el existencialismo es defendible en el marco de nuestra historia de vida personal, pero no aplica a la realidad colectiva. Ni siquiera los mejores exponentes de la crítica existencial podrían otorgarse el derecho de ser, ellos mismos, “todos los cubanos”, ni siquiera de ser determinantes dentro de “lo cubano”. Precisamente porque lo cubano está en permanente construcción, mi acotación va sobre ese punto: la tendencia a hablar desde sí mismo, desde la legítima pero estrecha experiencia personal para valorar todo un país…y, más aún, una nación, es poco más que una vulgarización, muy por debajo de la importancia del tema sobre el que se habla. Hablar por todos los cubanos, decir que somos una nación fallida, que tenemos miedo de todo y de todos, que somos incapaces de expresar nuestros intereses en el estado de cosas, amén de esa irónica imagen del estado controlador, cosa que podría debatirse en otro apartado, pero decir que los cubanos no somos capaces de responsabilizarnos y de influir o reconocernos en la sociedad en que vivimos, es proyectar el sentimiento de un individuo, incluso de un grupo de individuos, como si estos fueran la totalidad de la nación. Nadie duda que en la historia de nuestros países siempre han existido y quizás siempre existirán esas posturas, sobre todo en los momentos críticos, en los que hay mucho que arreglar y que defender. Tal vez habría que recordarle a Indira y al Estornudo que esta nación fallida fue y es capaz de sobreponerse a la presión de otra nación expansionista, dominante en todos los ámbitos de la vida económica, política y cultural de nuestro mundo. Esta potencia interesada que marca nuestra historia, ya durante toda una época pretendió demostrar que sin su permiso no se podía construir una nación en Cuba. Borrando así la diferencia entre influencia y dominación. Sobre Cuba, sobre nuestra Cuba, no la que se dice que es en balde, debo recordarles que se trata de una nación capaz de tener índices de salud, educación, tranquilidad ciudadana, esperanza de vida, comparable a la de los países más desarrollados del mundo…pues no me parece que ello sea un síntoma de fracaso. Sería un poco exagerado considerar de “fracaso” a una nación que es capaz de producir uno de los mejores medicamentos del mundo contra las afecciones del pie diabético, que ha erradicado pandemias como la polio, que encontró recientemente la cura para enfermedades de la piel, que está a punto de aplicar vacunas contra siete tipos cáncer, que es el único país que logró colocar en el tiempo requerido un contingente de médicos para controlar el Ébola. Un país que casi no tiene pérdidas de vidas humanas en los últimos ciclones, los cuales dejaron una estela de muertos en otros países, un país que ocupa escaños en los consejos de las más diversas organizaciones multilaterales, es, con el perdón de los existencialistas, cualquier cosa menos una nación fallida. Una nación cuya identidad es tan fuerte que supo levantarse, reinsertar y transformar las influencias de otras tan importantes como la española, la norteamericana, la china o la rusa, que tiene una de las más ricas producciones musicales, no me parece fracasada. ¿O es que sólo lo contradictorio, visto desde el estrecho enfoque de lo “sin salida” puede considerarse como parte de la nación? Que estas conquistas tienen problemas, que deben mejorarse, estaríamos de acuerdo, pero lo perfectible no es idéntico a lo fallido. Cuba No le parece un fracaso a la UNESCO, ni a otras organizaciones como la FAO o la ONU. Ni siquiera los gobernantes de la Unión Europea o de los Estados Unidos, al menos los más lúcidos, se creen lo de la nación fracasada. Indira y compañía, todos los cubanos tenemos derecho a tener una opinión sobre nuestro país, que esta opinión coincida o no con el país real, en eso hay que diferenciar el polvo…del grano. No es la primera vez en la historia que se habla de nosotros como un país sin destino ni fuerzas para progresar. Para ir terminando, recuerdo que ya Martí se vio obligado a responder a este pesimismo existencial y reveló que en el fondo de este pesimismo está el desprecio y la falta de confianza en nuestras propias fuerzas. El trabajo martiano se enfrentaba a una parte de la prensa y de la opinión pública norteamericana, sintetizadas en el artículo prepotente de The Manufacturer de Filadelfia. Salvando las distancias, es válido recordar a los partidarios del pesimismo, que los que comentan este trabajo se inclinan a repetir, que como decía Martí: “No somos los cubanos ese pueblo de vagabundos míseros o pigmeos inmorales que a The Manufacturer le place describir; ni el país de inútiles verbosos, incapaces de acción, enemigos del trabajo recio, que, junto con los demás pueblos de la América española, suelen pintar viajeros y escritores. Hemos sufrido impacientes bajo la tiranía; hemos peleado como hombres, y algunas veces como gigantes, para ser libres…”

  75. […] Un artículo del joven periodista cubano, Juan Orlando Pérez, suscrito por el veterano periodista exiliado Carlos Alberto Montaner en una entrevista, reitera ese tópico que hemos leído durante décadas en publicaciones del exilio. Cuando llegué al exilio a principios de los noventa, leí ideas muy parecidas en columnas de Luis Aguilar León y José Ignacio Rasco en El Nuevo Herald o de Mario Parajón en Diario de las Américas. Intenté fijar una posición sobre el asunto en algunos de los ensayos incluidos en El arte de la espera (1998). Ahora compruebo, en el último libro de José Álvarez Junco, Dioses útiles (2016), que para llegar a la crítica de los nacionalismos o a un “desencantamiento” del concepto de nación no es indispensable pasar por el posmodernismo. […]

  76. Señor, ud, con este artículo, ha removido mi conciencia. Ud ha hecho la mejor foto de Cuba de los últimos 60 años. Dios lo guarde y cuide! Y siga escribiendo por favor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Todos los campos son obligatorios.