Tema: Rafael Rojas

    Las lejanías, los audios y polvo en el viento

    Se han dicho y se dicen tantas cosas sobre la emigración y las lejanías en esta isla, que si uno se detiene en cada...

    Albert Camus sobre el «show mediático»

    Los artículos de Albert Camus en Combat, periódico de la Resistencia francesa contra el nazismo, entre 1943 y 1949, fueron la estación de partida...

    Literatura vs Estado: lenguaje, libertad y pensamiento en Rogelio Saunders

    A los treinta y cinco años, Rogelio Saunders sobrevuela el Atlántico, suspendido en el aire durante más de dieciocho horas. Es 1998. Ocho mil...

    La Prueba Decisiva

    El gobierno cubano ha anunciado esta semana una serie de actividades para conmemorar el 50 aniversario del Caso Padilla. Muchos dudaron de que el...

    Como quien nunca ha visto el mar (II)

    PAIDEIA dirigió una serie de cartas a instancias gubernamentales con el propósito de establecer un diálogo con ellas para discutir las cuestiones que a...

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…