Miedo a Vicente

    En 2016 trabajé por primera vez con placas negativas de 4×5 pulgadas. A través de un amigo conseguí comprar una cámara Linhof Tecnika III, y ello me permitió incursionar en el gran formato. Por ese tiempo, o un poco después, el fotógrafo y cineasta Juan Carlos Alom y su esposa, la artista y escritora Aimara Fernández, comenzaban una experiencia creativa y pedagógica que tiene por título «Fotografía en movimiento» y que consiste en hacer una película en formato de 16mm. Fui invitado a participar en aquella primera edición. En ese momento mi búsqueda estética, o los patrones estéticos que yo consideraba debía seguir, iban por una cuerda diferente a la que sobrevino después.

    Irolan Maroseli. Miedo a Vicente (Fotografía analógica / Placa 4x5 B&W / Intervención / Caja de luz).
    Irolan Maroselli. Miedo a Vicente (Fotografía analógica / Placa 4×5 B&W / Intervención / Caja de luz).

    En ese contexto comenzó el proceso de Miedo a Vicente[1] (2016-2018). A partir de aquella primera experiencia, que rodé a cuatro manos con la fotógrafa Elizabeth Rodríguez, descubrí en una escala mayor la versatilidad y el rango de experimentación que el negativo admite. Definí que la manipulación del soporte fotográfico y la transgresión de los márgenes que nos impusieron para interpretar nuestro pasado como nación, serían los hilos que moverían la serie de un extremo al otro.

    El miedo machista, militante y paternalista inducido en la psique del cubano por décadas es el leitmotiv de esta serie de 12 cajas. Mi interés transita por identificar su naturaleza y avanza hasta caracterizar la raíz del mal. Así, de un lado está la condición inducida con macabras intenciones desde el poder, que causa daños en diversas generaciones y se enquista de forma patológica en nuestras mentes, y del otro está «Vicente», una suerte de comodín, un receptáculo que alberga los opuestos. El trabajo sigue una lógica causal y apela a la revisión de la historia nacional desde presupuestos distintos a los aprehendidos. A lo largo de la narración que propongo, el dictador representado en el diablo va a temerse a sí mismo para luego temer a otras formas encarnadas en el pueblo-palma, pueblo-mar, pueblo-protesta. 

    En Cubantropía (Periférica, 2020), Iván de la Nuez subraya «el hecho de que los hijos del socialismo encontraran un buen día que la Revolución se había convertido en el Estado, que El Enemigo, con mayúscula, también servía (como en el cuento del lobo) para que una jerarquía autoritaria aplastara el menor intento de cambiar desde dentro, que la ideología adquiriera rango de mercancía fundamental (y fundamentalista) del sistema […]».

    Ese poder que ha pasado del individuo a la masa y de la masa al Estado será irrecuperable a menos que el sujeto modifique la manera de pensarse a sí mismo y a la sociedad. 

    El individuo no necesita del poder del Estado para hacer crecer en su interior la idea de libertad; en cambio, precisa de instituciones que respeten y defiendan la democracia para que se expanda en la sociedad. 

    Nada escapa a la justicia, y ahí están las Potencias observando. El documento-protesta ldado a conocer desde Lagunas de Varona (oriente de Cuba) por el general independentista Vicente García, en abril de 1875, sirve aquí de basamento ético y conceptual. Retoma en estas placas negativas el peso que nunca perdió, pero que bajo el totalitarismo nos hicieron interpretar como algo nocivo. 

    Irolan Maroseli. Miedo a Vicente (Fotografía analógica / Placa 4x5 B&W / Intervención / Caja de luz).
    Irolan Maroselli. Miedo a Vicente (Fotografía analógica / Placa 4×5 B&W / Intervención / Caja de luz).

    Se trata de un héroe que nunca encajó del todo en la narrativa de un sistema socialista que define la sumisión como un valor del individuo. Un caudillo tachado de sedicioso es un ejemplo que no conviene estimular en la dogmática enseñanza de un régimen absolutista. El estigma surge por haber denunciado los atropellos que en su momento consideró dañaban las libertades, la integridad de los ciudadanos.


    [1] Adaptación del título del libro de Carlos Tamayo, Miedo a Vicente García.

    *Esta serie fue exhibida por primera vez en 2018 en la Fototeca de Cuba como parte de una muestra personal titulada En el día del padre. En 2019 fue presentada en La Pared Negra de Fábrica de Arte Cubano.

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Uruguay: el «paisito» del sur que acoge a miles de cubanos

    En la nación suramericana se ha ido estableciendo una significativa comunidad cubana que, en los últimos años, ha encontrado en ese inesperado destino del Cono Sur una oportunidad para salir adelante. Sin embargo, se estima que unos cinco mil ciudadanos de la isla permanecen allí en un limbo migratorio.

    «Encuentro en un aeropuerto»

    Taha Muhammad Ali (1933-2011) vivió la mayor parte de su vida como un palestino de Israel. Nació en una aldea de la provincia de Galilea, encontró refugio junto a su familia en el Líbano, cuando la guerra árabe-israelí de 1948 arrasó con su pueblo y regresó luego a Nazaret, donde murió a los 80 años. Allí escribió sus poemas y cuentos de forma autodidacta, al finalizar cada jornada como vendedor de souvenirs en la tienda familiar. No pasó del cuarto grado de escolaridad, no dirigió ninguna publicación literaria, no concibió ningún manifiesto artístico o político.

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    Aimé Césaire: revolución y autoritarismo en ‘La tragedia del Rey Christophe’

    ‘La tragedia del Rey Christophe’ reflejó el drama de un líder negro caribeño que, pese a su radicalidad revolucionaria, no logra romper con el legado simbólico del colonialismo que sobre él gravita, perdiendo, de paso, el meridiano descolonizador al separarse de su pueblo con políticas crueles y autoritarias.

    Rostros 

    ‘Rostros’, de Yuri Obregón: «una intervención corporal, una mascarada y, por supuesto, un performance, para obtener como resultado un proyecto fotográfico que refleje la fluidez e hibridación de la identidad y los disímiles dilemas a los que se expone el individuo contemporáneo»

    Eliecer Jiménez Almeida: «Cuba está viviendo su mejor momento cinematográfico [y] está siendo silenciado por el poder»

    Su documental ‘Veritas’, que recoge los testimonios de exiliados cubanos sobrevivientes de la invasión por Bahía de Cochinos/Playa Girón, fue estrenado este mes en la televisión pública estadounidense en la novena temporada de Reel South-PBS.

    2 COMENTARIOS

    1. «Ha terminado el año 75.
      En 1876 está Vivente García en Camaguey, no en Las Tunas. En Camaguey. Y allí, en Santa Bárbara…»

      Santa Bárbara: protégenos un poquito más coño….

    2. Muy interesante trabajo y es así como van se multiplicando las más variadas formas de poner luz sobre la verdadera lectura de nuestra historia, como fue , como está ? R/, Se oyen gritos de “lá calle es del difunto , de los revolucionárias y Patria o Muerte”
      Lo que demuestra los efectos que causa la ideología Socialista en la mente humana.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí