Irolan Maroselli: «La estafa»

    «La estafa» es un blíster peligroso, lleno de cápsulas reflexivas que, metafóricamente, desnudan el Poder mediante el procedimiento, literal, de desnudar el Cuerpo.

    Sobre los cuerpos —incluso el de un hombre joven en su ápice— se libra la última o la primera batalla por el Poder. Y he aquí una prueba fotográfica de que el Cuerpo puede ser tanto botín como arma; a la vez, fin y medio; objeto sometido o dispositivo sedicioso y frontera inconquistable; paraje, escenografía íntima de un combate ilimitado y al mismo tiempo discurso crítico sobre las circunstancias políticas y sociales en… Cuba.

    • Irolán Maroselli. La estafa.

    La voluntad autorreferencial sirve aquí para multiplicar una denuncia. ¿Cuántas islas sucesivas y simultáneas constituyen al individuo? ¿Cuántos individuos sumergidos en la circunstancia isleña? «Cuerpo-Isla». El gesto es tan instalativo como fotográfico; el acto es tan político como estético.

    «Hago resurgir personajes de un mismo entramado social en mi propio cuerpo. Cuerpo-isla que expongo a la mediación de experiencias que asumo autorreferenciales», dice Maroselli.

    ****

    - Anuncio -
    Irolan Moroselli.

    «“El cumpleaños”, (…) un recuerdo de esa infancia; de aquellas fotos tras el cake, rodeado de amigos. Mirándolas en el presente, gran parte de esas personas se ha ido…».

    Irolan Maroselli.

    «“El gene” hace referencia a cierto imaginario social hacia la figura de Raúl Castro».

    Irolan Maroselli.

    «“El pescado” es ese cebo de lo utópico, el sueño que nos han prometido, siempre inalcanzable».

    Irolan Maroselli.

    «“El rey” es como un rey caído (Fidel), sin nada que decir y desprovisto de toda protección».

    Irolan Maroselli.

    «“La momia” es sobre el discurso obsoleto, estancado, envuelto en palabras rígidas».

    Irolan Maroselli.

    «“La engañadora”, un personaje social. (…) La falsedad de la sociedad cubana».

    Irolan Maroselli.

    «“Una puta cualquiera” es una clara referencia a la prostitución, pero no solo la prostitución sexual sino la prostitución intelectual, social».

    Irolan Maroselli.

    «“La política” como el amor me importan un carajo. El pasamontañas que cubre la identidad. El pensar en política en Cuba es un acto revolucionario, clandestino».

    Irolan Maroselli.

    «“Los guantes”. Todo acto, creativo o no, empieza como una pelea, un enfrentamiento para poder crear y vivir».

    Irolan Maroselli.

    «“Una vez que se toma el poder”: glorificación, perpetuación. El propio poder los ha ido asfixiando, encerrando».

    (Fotos autorizadas por Irolan Maroselli).

    spot_imgspot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Tras el blindaje parcial de Biden en la frontera con México

    Un número indeterminado de cubanos sigue cruzando irregularmente, junto a migrantes de otras nacionalidades, la frontera suroeste de Estados Unidos a dos semanas de una orden presidencial que niega a los interceptados la posibilidad de solicitar asilo.

    Una flotilla rusa y una soga al cuello

    En la configuración geopolítica actual, Cuba, que sufre una de sus más graves crisis económicas, ha apostado por «afiliarse» a la potencia paria, cuyos impulsos bélicos aún pudieran desatar un día de estos alguna escaramuza nuclear.

    Vestigios 

    ‘Trace Crop Off’: serie de fotografías urbanas de Ramón Williams: «Las cosas que nos rodean nos comentan más claramente que nosotros mismos».

    El último obstáculo presidencial: sexismo y política estadounidense

    Ni [Hillary] Clinton era más ambiciosa o despiadada que cualquier político hombre, ni [Sarah] Palin era más propensa a equivocarse que Bush hijo o Dan Quayle o más mentirosa que Trump. Pero estos defectos o cualidades mal vistas son excusados rutinariamente en un hombre mientras que se convierten en un símbolo de inferioridad en una mujer.

    Podcast LMP| Un día en la vida: Inés

    Inés es una profesora de la Universidad que viene de una triste etapa. Divorciada y con dos hijos, a sus 52 años se siente sola y cree que ya no habrá espacio para el sobresalto del amor. Resuelta a dedicarse tiempo, una tarde se va al cine. No sospecha qué historia le espera en el invierno leve de La Habana de finales de siglo.

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    El Estornudo
    El Estornudo
    Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
    spot_imgspot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    Vestigios 

    ‘Trace Crop Off’: serie de fotografías urbanas de Ramón Williams: «Las cosas que nos rodean nos comentan más claramente que nosotros mismos».

    Memories 

    Lo que vemos son formas y texturas altamente estilizadas y enigmáticas. Objetos y paisajes del sueño; nunca irreconocibles del todo, persistentes en su extrañeza esencial.

    Leandro Feal, el fotógrafo ninja

    Si le preguntas a Feal cuáles son los temas de su trabajo, te dice que la noche, la fiesta, y sigue: «Siento que pertenezco a una tradición de cine documental de los sesenta, de esa fotografía avant-garde». Suma estos temas: «Mi generación de artistas, La Habana, la resistencia cultural, lo friki, lo alternativo, ciertos espacios de libertad en Cuba...». 

    Librería Ireti, la primera para los personas afrodescendientes en Cuba

    Las veces en que Katiuska Govin Zambrana —pedirá siempre...

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí