Alterations: Mental Model, de Juan-Sí González

    Las fotografías de Alterations: Mental Model (2009-2014), del cubano Juan-Sí González, no son el reverso estricto de American Playgrounds (2008-2020), la serie de «paisajes mentales» del mismo autor que ha publicado antes El Estornudo.

    Son, eso sí, caras diferentes de ese objeto inconcluso y poliédrico que es el arte fotográfico de JSG.  Ambas series constituyen formas intensamente creativas de esa extravagante voluntad descrita por Susan Sontag (Sobre la fotografía): «Poseer el mundo en forma de imágenes es, precisamente, reexperimentar la irrealidad y la lejanía de lo real».

    La «irrealidad», dice Sontag.

    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «The Preacher».
    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «The Preacher».

    Alterations: Mental Model es entonces un ensayo sobre la irrealidad fundamental de lo [construido como] real: la proverbial inatrapabilidad de la cosa en sí maximizada por las estructuras de un mundo hipermediado.

    «Las fotografías de esta serie registran fallos repentinos o lagunas en la transmisión en el incesante tráfico de imágenes de los medios», explica JSG en su statement para Alterations: Mental Model. «Son de anuncios televisivos, noticieros y reality shows durante esos intervalos en los que la señal se interrumpe y la imagen emitida se rompe, fragmentándose hasta casi desintegrarse. Lo que queda es un rastro de información digital, una estela de fragmentos a la deriva y vestigios de imágenes que conservan algún rastro de lo que ya ha desaparecido precipitadamente».

    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «Her and the Ocean».
    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «Her and the Ocean».

    Entre las diversas rutas interpretativas que proponen estas imágenes (o, mejor, el gesto artístico que ha producido estas imágenes), la crítica al autoritarismo y a la pretendida unidireccionalidad —ya vemos que una mente artística es capaz de subvertirla con el mínimo ademán de la obturación— de los medios de comunicación modernos, su fatuidad travestida de esencia, su galopante caducidad tecnológica ante la profusión de las redes…; ello es apenas lo evidente.

    Más allá o más acá de la premeditación, JSG ilustra, trastoca y pone en abismo —a la manera de pequeños espejos cuyas superficies presentan graves perturbaciones— al menos otros tres grandes relatos modernos.

    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «The Farewell».
    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «The Farewell».

    ¿No hay una reapropiación de la historia del arte mismo, tras la llegada de la fotografía, cuando observamos en estas piezas una clara deriva desde la imagen realista hacia la abstracción pasando por la fragmentación y la especulación geométrica?

    ¿El gesto de inmovilizar fotográficamente escenas televisivas mientras estas se disgregan en miles de diminutas teselas de colores no sugiere ese punto inercial en que se echa el freno de mano al progreso, antes de poner en reversa el devenir de la televisión y del cine mismo? ¿No hay ahí una probable apelación al origen fotográfico, y a la prehistoria pictórica, de las artes y las industrias audiovisuales?

    ¿Alterations: Mental Model no constituye además una instantánea argumentación contra ciertas metanarrativas históricas y, al mismo tiempo, contra las nuevas y multiplicadas formas de modelación mental «posmodernas»?

    JSG opera con «detritos visuales [de los cuales] emergen nuevos significantes que evocan otras subjetividades, otros discursos y otras temporalidades más estáticas y contemplativas».

    Algo que parece en extremo coherente tratándose de un artista exiliado del totalitarismo. En una entrevista de 2019, JSG aseguraba descreer del «artista como ideólogo».

    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «Lost in the Forest».
    Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «Lost in the Forest».

     «Hay quienes en respuesta a una ideología o adoctrinamiento que padecieron en otro país, se radicalizan hacia el extremo opuesto y terminan atrapados en un atolladero similar. Otros, asqueados de las ideologías con sus demagogias, deciden escoger otras doctrinas, replegándose al aislamiento o el margen». Por supuesto, ninguna de esas ha sido su opción.

    «Coleccionar fotografías es coleccionar el mundo», escribe también Sontag. «El cine y los programas de televisión iluminan las paredes, vacilan y se apagan; pero con las fotografías fijas la imagen es también un objeto, ligero, de producción barata, que se transporta, acumula y almacena fácilmente».

    • Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «The Skunk Man».
      Juan-Sí González. Alterations: Mental Models. «The Skunk Man».

    Quien observa esta galería fotográfica en El Estornudo colecciona un pequeño mundo de extrañas visiones que evocan desde los viejos mosaicos bizantinos hasta la más insulsa imagen digital contemporánea.

    Se asoma igualmente a esas constantes alteraciones, tan íntimas como impensadas, que modelan nuestra (ir)realidad.

    (Fotografías autorizadas por Juan-Sí González).

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    La Resistencia, los Anonymous de Cuba: «para nosotros esto es una...

    Los hackers activistas no tienen país, pero sí bandera: la de un sujeto que por rostro lleva un signo de interrogación. Como los habitantes de Fuenteovejuna, responden a un único nombre: «Anonymous». En, Cuba, sin embargo, son conocidos como «La Resistencia».

    Guajiros en Iztapalapa

    Iztapalapa nunca estuvo en la mente geográfica de los cubanos,...

    Selfies / Autorretratos

    Utilizo el IPhone con temporizador y los filtros disponibles. Mi...

    Un enemigo permanente 

    Hace unos meses, en una página web de una...

    Reparto: la otra relación entre Cuba y su exilio

    El dúo de reguetoneros cubanos Dany Ome & Kevincito el 13 aterrizó en La Habana el jueves 7 de marzo. Sin haber cantado jamás en la isla, son uno de los responsables del boom que vive actualmente el reparto cubano. La voz principal, Ome, llevaba casi 13 años sin ir a su país.

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    Jesús Adonis Martínez
    Jesús Adonis Martínez
    Es, como Dios o cualquier otra cosa, posterior al Big Bang. Es, por tanto, nuestro contemporáneo. Lee, y a veces escribe. Cuando alza la vista se descubre, siempre asombrado, en medio del mundo.
    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    Selfies / Autorretratos

    Utilizo el IPhone con temporizador y los filtros disponibles. Mi...

    Güines, entre la esencia y el descenso

    Doscientos años después, Güines resulta un pueblito venido a menos, sin cañas ni azúcar, poco a poco olvidado y abandonado, tanto por los jóvenes que emigran como por la administración y el relato nacional. Un lugar que vive de sus antiguas glorias, cada vez más lejanas.  

    ‘Prima Facie’, una exposición doméstica en Camagüey

    La curaduría independiente en Camagüey no es una tarea fácil. En diez años he podido concretar solo unos pocos proyectos. El ambiente de la provincia es lento y cerrado. Decía Thomas Merton, exagerando, pero con razón, que en Camagüey la gente se iba a dormir a las nueve de la noche.

    Luis Manuel Otero: «Te levantas a las seis de la mañana con una campana que suena como el alarido de un loco»

    «¿La gente sigue siendo la misma? No, pero yo creo que sí. Cuando yo escucho la voz de mis amigos, creo que son los mismos seres con la misma colectividad y la misma positividad, más allá del sufrimiento y de la distancia».

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí