Tema: pandemia

    Ruta 41. Días con coronavirus

    El martes 23 de marzo de 2021 sentí una indisposición. Había hecho una pausa en el trabajo para pasear a Bruno, bajamos a la...

    Postales de una ciudad sitiada

    El virus es otro relato total que nos acosa desde adentro y desde afuera. Gracias a la enfermedad, La Habana es hoy una ciudad...

    Breaking Salvaje

    Nuevo México El camino es una serpiente que zanja el desierto en dos. Nos lanzamos en la cuatro por cuatro negra. Otras camionetas aparecen por...

    El futuro de la pandemia: ¿vacuna a la vista?

    La pandemia de COVID-19 acumula ya 15.5 millones de casos confirmados y más de 633 mil fallecidos. Es, sin dudas, la mayor crisis de...

    La Esperanza, Cuba

    La Esperanza es un pueblo perdido en el corazón de la isla. Y aquí la gente también vive el asedio de la epidemia; un...

    Días de coronavirus (XXXVII)

    Amanecí con un fuerte dolor en una muela.  La leve hinchazón se me palpaba y veía en la mejilla. Se me puso jeta de...

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…