El comunismo luce así

    La decadencia física de La Habana como trasunto, o incluso como rostro inevitable, del fracaso moral y político de esta época. Ciertamente, no se trata de una premisa novedosa la que contiene el título de esta serie de fotografías habaneras: «El comunismo luce así».

    Pero esta isla es el reino de la repetición, puede argüir el autor de estas instantáneas, quien en todo caso viene a denunciar esa «sensación de estar caminando en Alepo, Mariupol» cuando se recorre muchas zonas de una ciudad que no está ni ha estado «bajo el fuego de los misiles» que tantas veces el discurso del poder le ha vaticinado.

    Ariel Maceo. El comunismo luce así
    Ariel Maceo. El comunismo luce así

    Las ruinas arquitectónicas —y las humanas— que retrata Ariel Maceo se revelan entonces, más acá de sus cualidades estéticas, como el grito espontáneo o la consigna militante de un artista disidente, un opositor político: «El comunismo luce así». 

    Hay algo tan naif como irónico en los colores restallantes con que se nos presentan algunas de estas estampas de la destrucción. Acaso esas fotos vienen a subrayar el hecho de que ningún voluntarismo puede maquillar esta derrota, la caída definitiva de aquellas viejas esperanzas. 

    «La Habana no lucía así», advierte en su statement Maceo, quien se ha propuesto desmentir aquello que algunos todavía quieren creer: «que Cuba es un paraíso tropical».

    Ariel Maceo. El comunismo luce así
    Ariel Maceo. El comunismo luce así

    En Instagram, el autor de esta serie se presenta como fotógrafo, poeta y, sobre todo, «perseguido por el régimen cubano». De manera que, en cierto modo, si estamos en La Habana, no habría que esperar un mejor guía de esa «ciudad museo que expone lo peor de una ideología»

    Con una dosis de resignación, Ariel Maceo declara que estas fotografías suyas son, finalmente, «un pequeño paseo por las calles de una capital a la que le queda muy poco del esplendor que alguna vez tuvo y que muchos no vivimos».

    (Fotografías autorizadas por Ariel Maceo).

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    Aimé Césaire: revolución y autoritarismo en ‘La tragedia del Rey Christophe’

    ‘La tragedia del Rey Christophe’ reflejó el drama de un líder negro caribeño que, pese a su radicalidad revolucionaria, no logra romper con el legado simbólico del colonialismo que sobre él gravita, perdiendo, de paso, el meridiano descolonizador al separarse de su pueblo con políticas crueles y autoritarias.

    Podcast LMP | Un día en la vida: Gretel

    Gretel es una joven cubana con una familia atravesada por los abusos de género y el patriarcado más violento. Esas vivencias, años después, han sido motivación e impulso para crear personajes que no se han quedado presos de la herida.

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    El Estornudo
    El Estornudo
    Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    «Lo llevamos rizo», una casa para la gente negra y mestiza de Cuba

    Cuando Annia Liz cortó con 16 años su cabello...

    Rostros 

    ‘Rostros’, de Yuri Obregón: «una intervención corporal, una mascarada y, por supuesto, un performance, para obtener como resultado un proyecto fotográfico que refleje la fluidez e hibridación de la identidad y los disímiles dilemas a los que se expone el individuo contemporáneo»

    Tan Estrada en Villa Marista: otra voz que el régimen cubano intenta acallar

    El viernes 26 de abril, la Seguridad del Estado cubano arrestó al reportero independiente José Luis Tan Estrada, quien se trasladaba de Camagüey a La Habana. Tras unas seis horas desaparecido, pudo avisar telefónicamente que se encontraba en el centro de detención más conocido del país. Nada más se ha sabido desde entonces.

    2 COMENTARIOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí