El 26 de julio de 2022 se celebra el aniversario del asalto al cuartel Moncada, una fecha histórica que sirve cada año para movilizar simpatizantes del régimen cubano —autodenominado Revolución cubana— en Cuba y en el extranjero. Este año, tales movilizaciones se dan en un contexto de crisis estructural del modelo e inestabilidad política agravada por la oleada de represión que siguió a las manifestaciones del 11 julio de 2021 y multiplicó la cifra de presos políticos. Hoy, hay en Cuba más de mil personas en la cárcel por sostener posiciones contrarias a la ideología oficial y hacer activismo político.

En ese contexto, varias acciones de respaldo al gobierno cubano se han articulado en México en torno a la celebración del aniversario del 26 de julio con la consigna de Abajo el Bloqueo. Esta consigna es, cada vez con mayor claridad, una forma de ocultar la responsabilidad del gobierno cubano y su modelo autoritario de control total en la catástrofe humanitaria que vive el país. Dos de estas acciones son la convocatoria a una marcha el sábado 23 de julio y el Festival ¡No al Bloqueo! convocado por la Secretaría de Cultura en el Centro Cultural Los Pinos los días 23 y 24 de julio de 2022. A ellas debe sumarse el anuncio de la llegada del primer contingente de médicos cubanos el 24 de julio.

Como cubanos y cubanas, mexicanos y mexicanas y personas amigas de la libertad del pueblo cubano posicionados políticamente contra la opresión que ejerce el gobierno cubano sobre su propia ciudadanía, consideramos necesario compartir con la opinión pública mexicana las alertas que despierta el respaldo cada vez más explícito del gobierno mexicano al régimen cubano.

  1. El derecho a la manifestación pública es indiscutible. En el caso de las manifestaciones convocadas por el Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba no es el derecho de los manifestantes pro régimen cubano lo que entra en cuestionamiento. Es la complicidad a la que sirven al ser funcionales al entramado propagandístico del gobierno cubano, que busca revitalizar en el extranjero una imagen de apoyo que no corresponde con la realidad del país, tal y como demostraron las manifestaciones del 11 de julio de 2021 y siguen demostrando actualmente las manifestaciones parciales en diferentes sitios del país.
  2. Al utilizar simpatizantes en el extranjero para realizar marchas públicas, el gobierno cubano hace uso de una libertad que niega a sus propios ciudadanos. Esto hace de las manifestaciones, que se organizan en muchos casos con apoyo directo de las embajadas cubanas, una muestra de incoherencia de parte de los manifestantes, que usan su legítimo derecho a la manifestación para respaldar un régimen que niega ese derecho.
  3. La marcha en celebración del 26 de julio en México, así como la celebración del Festival Cultural en Los Pinos, debe entenderse como un indicador de un proceso más abarcador y profundo. Desde hace varios meses, el régimen cubano ha realizado acciones de penetración política y toma de espacios, con el respaldo del gobierno mexicano. Un ejemplo fundamental es la contratación de médicos cubanos que, en condiciones reconocidas por la ONU como «trabajo forzoso», han sido usados en países donde han sido contratados previamente para hacer propaganda política y electoral y se han hecho acompañar de personal utilizado en labores de inteligencia. Como mano de obra subcontratada, proveen ganancias directas al régimen cubano, para quien la exportación de servicios médicos es una de las principales fuentes de ingresos que son manejados con total opacidad. La presentación de un servicio exportable como solidaridad esconde además las terribles condiciones laborales y las presiones a que son sometidos los médicos que integran las brigadas médicas. Otro ejemplo lo constituye la cada vez más frecuente visita de funcionarios cubanos para participar en procesos de formación de cuadros del partido político MORENA.

Nuestra posición como cubanos residentes en México y como mexicanos comprometidos con la democracia es de total respeto por los procesos políticos del país, pero consideramos necesario alertar sobre la gravedad de las señales que transmite el apoyo abierto a un régimen no democrático que se fortalece con el apoyo de democracias cómplices. 

En Cuba hay hoy más de mil presos políticos; menores de edad han sido condenados a penas desproporcionadas y cientos de personas juzgadas sin apego a las normas legales básicas; la manifestación pública es impedida sobre medidas de control tan restrictivas como cercos policiales sobre las casas particulares de las personas, la crisis económica, social y política que puede calificarse como colapso estructural ha provocado el mayor éxodo conocido en el país desde hace seis décadas. Y la responsabilidad fundamental proviene de la vocación de control de un régimen totalitario que trata a sus ciudadanos como peones al servicio de la ideología del Partido Comunista, único permitido. 

Sin dejar de reconocer que cada país tiene sus propias problemáticas dignas de atención, creemos que la solidaridad humana básica debería ser suficiente para, al menos, posicionarse de forma crítica sobre las violaciones de derechos humanos en Cuba. Lo que vemos en el caso de México no es solo silencio sino complicidad abierta de su gobierno con el régimen cubano. Tal complicidad demanda un posicionamiento pues los derechos humanos deben colocarse siempre por encima de la ideología y no pueden ser simplemente dejados de lado. Es sobre la base de la solidaridad que tal causa convoca, que los firmantes nos pronunciamos en defensa del derecho de los cubanos a participar en la vida política de su país sin ser reprimidos y contra la complicidad de un gobierno electo democráticamente con un régimen totalitario que ha llevado a sus propios ciudadanos a una situación crítica que no ofrece vías visibles de solución. 

Firmas

  1. Adriana González, escritora
  2. Anaeli Ibarra, investigadora y gestora cultural
  3. Anamely Ramos, curadora y activista cubana
  4. Anet Hernández Agrelo, Profesora e investigadora. Universidad Iberoamericana Ciudad de México
  5. Angel J García, artista plástico
  6. Antonio Zirión Quijano, Unidad de Investigación sobre Representaciones Culturales y Sociales, UNAM
  7. Alberto Castro, escritor
  8. Alex Ricardo Caldera Ortega, Universidad de Guanajuato
  9. Armando Chaguaceda, politólogo e historiador
  10. Astrid Suarez Álvarez, estudiante Posgrado Unam, investigadora y artista visual
  11. Berenice Zavala Salazar, estudiante y escritora, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Cuajimalpa, Ciudad de México
  12. Carlos Luis Sánchez y Sánchez, profesor/investigador Facultad de Ciencias Políticas Sociales – UNAM
  13. Carlos Castillo, sociólogo y activista político
  14. Carlos Manuel Álvarez, escritor
  15. Carlos Manuel Rodríguez Arechavaleta. Profesor-Investigador Universidad Iberoamericana
  16. Caterina Camastra, Unidad de Investigación sobre Representaciones Culturales y Sociales, UNAM
  17. Celia González Alvarez, artista visual
  18. Claudia González Marrero, Investigadora Adjunta, GAPAC
  19. Claudia Padrón Cueto, periodista
  20. Conrado Tostado, traductor y curador Universidad Autónoma Metropolitana unidad Cuajimalpa
  21. Constanza Mazzina, politóloga y profesora universitaria
  22. Cuauhtémoc Medina, crítico, curador e historiador de arte. Curador en jefe del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), UNAM
  23. Donovan Hernández Castellanos, filósofo, profesor Facultad de Filosofía y Letras, UNAM.
  24. Esperanza Palma, politóloga y profesora, Universidad Autónoma Metropolitana
  25. Ethel González Horta, directora coral y profesora, UNAM
  26. Familiares Caminando por Justicia, México
  27. Francisco Alfaro Pareja, investigador externo, Universidad Simón Bolívar.
  28. Francisco Gil Villegas, politólogo y profesor, El Colegio de México
  29. Gabriel Yépez, investigador y creador escénico, coordinador de Artes Vivas del Museo Universitario del Chopo, UNAM
  30. Grissel Gómez Estrada, profesora-investigadora
  31. Guadalupe Álvarez, cubana, profesora, crítica de arte y curadora independiente, Universidad de las Artes, Guayaquil.
  32. Guillermo Navarro Fernández, director teatral y actor.
  33. Henry Eric Hernández, artista, investigador, editor y gestor cultural
  34. Hilda Landrove Torres, investigadora y ensayista
  35. Ileana Diéguez, profesora investigadora Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Cuajimalpa
  36. Ileana de la Guardia, psicóloga y representante en Francia del Consejo para la Transición Democrática en Cuba
  37. Iraís Morales, directora del Instituto Veracruzano para la Filantropía 
  38. Ishtar Cardona, socióloga y gestora cultural. Académica. Faculta de Filosofía y Letras, UNAM.
  39. Itandehui Mendez Cruz, estudiante. Universidad Autónoma Metropolitana.  Unidad Cuajimalpa, artista escénica
  40. Isbel Díaz Torres, ambientalista y activista LGBT
  41. Ismael Rodríguez, periodista comunitario
  42. Johanna Cilano, ENES, UNAM
  43. Jorge Verástegui González, activista en la búsqueda de personas desaparecidas en México
  44. Jorge Alberto Silva Rodríguez, académico-investigador
  45. José Raúl Gallego, periodista e investigador
  46. Juan Claudio Lechin, escritor
  47. Jorge Masetti, periodista
  48. Jesús Delgado Valery, Coordinador de DemoAmlat
  49. José Manuel Cardentey Cuesta, médico.
  50. Leduan Ramírez Pérez, académico
  51. Lilian Guerra, profesora de Historia de Cuba y el Caribe, Universidad de la Florida
  52. Lucía Leonor González Enríquez, investigadora, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM
  53. Luis Gabriel Rodríguez Valdés, egresado Doctorado en Matemática UNAM
  54. Luz Emilia Aguilar Zinser, crítica e investigadora teatral.
  55. Mabel Llevat Soy, fotógrafa
  56. Macarena Andrews, Investigadora y artista escénica. Pontificia Universidad Católica de Chile
  57. Manuel Cuesta Morúa, historiador y activista político
  58. Manuel G. Cancio, curador y profesor de artes plásticas
  59. María Isabel Puerta, Investigadora Adjunta, GAPAC
  60. María Sánchez Portillo, actriz y performer.
  61. Marlene Azor Hernández, académica y activista.
  62. Maureen Amaro Fernández, directora comercial Cronos Capital
  63. Mauricio Flores Arellano, articulista
  64. Miguel de la Vega, activista de la sociedad civil, UNIDOSC
  65. Néstor Medina López, ingeniero
  66. Nicolás Loza, politólogo y profesor, Flacso México
  67. Oscar Grandio Moráguez, historiador
  68. Pablo César rebollo, profesor de arte, artista
  69. Patricio Israel Villarreal Ávila, artista escénico.
  70. Roberto Garcés Marrero, antropólogo
  71. Sergio Ortiz Leroux, politólogo y profesor, UACM
  72. Rafael Mondragón, ensayista y profesor universitario
  73. Rafael Pérez Gay, escritor
  74. Raudiel Peña Barrios, jurista y estudiante de Ciencia Política
  75. Renán Martínes Casas, comunicólogo
  76. Rodrigo Salazar, politólogo y profesor, Flacso México
  77. Rogelio José Collado Sosa, escenógrafo
  78. Rubén Chababo, director del Museo por la Democracia y profesor Universidad de Rosario, Argentina.
  79. Víctor Manuel Andrade, sociólogo y profesor, Universidad Veracruzana
  80. Yanet Rosabal Navarro, socióloga cubana, Investigadora Adjunta, GAPAC
  81. Yissel Arce Padrón, profesora-investigadora UAM
  82. Ysrrael Camero, historiador venezolano residente en España

Interesados en sumarse al pronunciamiento, pueden dejar sus datos en el siguiente enlace:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfVNrIwp_8wnKM4mc4XVo_MfeJctZ5Q_rrIcPa2qg10wpszkA/viewform?usp=sf_link

2 Comentarios

  1. Yo me pregunto ¿donde están todos los que firman cuando se convoca a una marcha o a alguna actividad político cultural en la CDMX?
    Ojalá que la carta ayude, pero cuando las palabras no van precedidas o seguidas de acciones, generalmente se las lleva el viento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Todos los campos son obligatorios.