Los rappers

    Tenía apenas 15 años cuando escuché por primera vez la canción «Decisiones» de Aldo, y me llegó tan dentro que enseguida me enamoré de su arte. Vivíamos cerca y me lo encontré varias veces en el parque Acapulco de Nuevo Vedado [La Habana], siempre con su grupo, todos serios, pero a la vez amables. Pasamos varios ratos agradables dando chucho entre el piquete y hablando mierda del gobierno.

    Tiempo después me marché del país, y llevé conmigo las canciones copiadas en un USB pues temía no poder recuperarlas. Pensaba que en Estados Unidos no tendría acceso a la música urbana cubana; pero, todo lo contrario, pude encontrar muchísimas canciones más, incluyendo el disco Los caballeros con la colaboración de Silvito El Libre, otro grande del rap cubano. 

    Al2 El Aldeano / Foto: Yerson Pedraza
    Al2 El Aldeano / Foto: Yerson Pedraza

    Pasan años y tengo la oportunidad de asistir a su primer concierto en Miami, donde fui entrevistado afuera del local por Univisión; salí por la tele y guardo ese fragmento en mi celular.

    Fue una noche inolvidable, pero no tan grande como el segundo encuentro, cuando en medio de otro concierto Aldo para la música y dice: «Caballero, no quiero confirmar nada todavía, pero me acaban de decir que se partió el Fifo». De más está contar la reacción de aquel público enérgico que escuchaba sus canciones por su arte contestatario […]. Pero, si la fiesta dentro fue grande, afuera fue mayor aún; imagínate, el local quedaba justo en la calle Ocho de Miami, lugar históricamente conocido por todos los cubanos: solo se escuchaban los carros pitando, las cazuelas sonando y una alegría colectiva increíble. Es así como recuerdo esos dos conciertazos, que no fueron los últimos.

    En 2016 me introduzco en el mundo de la fotografía y logro comunicarme con Aldo. Ya estaba viviendo en Tampa, en su nueva casa, y fui a pasarme un fin de semana con él para crear contenido para sus próximos discos y videos. Me acogió como siempre. Un abrazo, una sonrisa, un poco de chucho por los cambios físicos de los años y, para rematar, me dio tremendo palo jugando basketball en su garaje. 

    Al2 El Aldeano / Foto: Yerson Pedraza
    Al2 El Aldeano / Foto: Yerson Pedraza

    Luego pasamos por casa de Silvito El Libre, a quien por razones de idioma ahora llama «El Free». Descargamos un rato en «La Cueva», nombre del nuevo estudio. Ese fin de semana tuvieron su primer concierto en Tampa, en La Giraldilla, pequeño local con una tarima. Quizá no el stage favorito para muchos artistas, pero para gente como ellos, underground, el mejor, porque los que están ahí son los que realmente desean estar ahí contigo. Pasamos una noche genial. Sacamos fotos buenísimas, pero aún no quería regresar a Miami. 

    Esperaba hacer más fotos. Al siguiente día en la mañana nos montamos en el carro, rolleamos un buen blunt y fuimos a un lugar cercano que tenía grafitis de héroes mambises cubanos como Martí, Agramonte y Maceo.

    En el 2018 me mudé a Tampa, a unas cuadras de Aldo. Por supuesto, surgieron desde entonces muchas más fotos y videos. Y, sobre todo, momentos agradables y canciones únicas que vivirán por siempre en mí.

    (Texto y fotografías por Yerson Pedraza).

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Entrevista a Ortega y Gasset en el Café Tortoni, Buenos Aires,...

    La escena ocurre en el Café Tortoni. Interior iluminado y espacioso, estilo Beaux-Arts, altas columnas relucientes con capiteles de acanto, lámparas y techos de vidrio repujado tipo Tiffany. Mesas redondas cubiertas por manteles blanquísimos, butacas de cuero. Ambos, entrevistador y entrevistado, se acomodan en una mesa, justo debajo del techo en vitral.  

    Magdalena: obsesión visual

    Bebo de esa agua a través de las fotografías. Ya no vivo cerca del río ni de la ciénaga, pero vuelvo siempre y alimento mi obsesión visual. El agua crece en mí y cuando se desborda vuelvo a nacer. Y la cámara me permite ser aquella niña. 

    Del «periodo especial» a la «economía de guerra»

    La debacle económica que afectó a Cuba a inicios de los noventa, tras la caída del Campo Socialista, fue bautizada por la neolengua castrista como «Período Especial en Tiempo de Paz». Más de 30 años después, en medio de la actual crisis, el régimen cubano vuelve a hacer uso de su viejo arsenal retórico y aclara que esta vez se trata de una «economía de guerra».

    Entre vallas y papelazos, un fantasma recorre Miami

    La hipocresía inherente en las protestas sobre la comparación hiperbólica entre Trump y Castro suena hueca cuando viene de los mismos sujetos que constantemente asemejan a sus oponentes políticos con los regímenes de Cuba o Venezuela.

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    El Estornudo
    El Estornudo
    Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
    spot_imgspot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    Malecón polivalente

    Desde hace algo más de un año, el fotógrafo...

    Rocky Horror Picture Show, la alegría

    El público de ‘Rocky…’ es interactivo, conoce de memoria los parlamentos y los recita, pregunta y responde... Muchos se visten como los personajes de la película, tiran arroz, rollos de papel higiénico y naipes, según las escenas. Otros traen pistolas de agua y periódicos para simular la lluvia y protegerse de ella. 

    Cuba: las leyes de Migración y Extranjería que se avecinan

    La Ley propone que los cubanos que permanezcan fuera de Cuba por más de 24 meses y los residentes en el exterior puedan heredar y mantener propiedades en la isla.

    Brutal Poetry

    Pero el fotógrafo no solo documenta algunas huellas del brutalismo en la isla; capta una «poesía brutal» que trasciende estilos arquitectónicos y que parece postularse como denominador común, o como destino, en diversos puntos de la ciudad.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí