Tema: viajes

    Genius loci

    El fotógrafo Nelson Álvarez viaja en busca del genius loci —el «genio del lugar» de los latinos—; pero, ¿no es eso lo que hacemos todos cuando viajamos...

    Venecia inactual

    A Pablo y Leidy, por la posibilidad y la compañía, y a Carlos Manuel Pérez, que siempre pide escritura de viajes.  INo sé qué sombra...

    Dípticos

    En cada una de estas piezas se yuxtaponen el enigma de toda llegada, toda futuridad que pronto va a incinerarse en el presente, y los...

    Las nubes transparentes

    Por la ventanilla del avión se veían las islas, los fragmentos del archipiélago que es Cuba, y había una isla que parecía una cabeza...

    Otra vez en Nueva York, sin Patria pero con hijo

    Las dos veces que he ido a Nueva York no ha sido para ir a Nueva York. Hace cinco años fui a Nueva York...

    Portfolio in Red

    En el pensamiento oriental la filosofía que nos conecta con los colores es el Chi, traducido como nuestro espíritu, la energía que nos posee...

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…