Tema: Mujeres cubanas

    11-J, Cuba: La prisión política tiene rostro de mujer

    La hija Yunaiky de la Caridad Linares Rodríguez tenía un plan para sacar a su familia de la pobreza. El plan, considerado en detalle, era...

    La muerte de un monstruo virtuoso

    Todas las mujeres merecen vivir sin miedo, sin violencia, y con derecho a la justicia (...) Nadie sangra más que aquella persona cuya cicatriz...

    Mestiza / Cimarrona

    ¿Quién habrá sido la primera mujer cimarrona en Cuba?, se pregunta el joven fotógrafo Manuel Almenares, y sale a buscarla, cámara en mano, por...

    Detrás de la curva, las rayas de un tigre

    Detrás del silencio y la palidez, mi calzón estaba completamente mojado. Yo solo quería abrazarlo y hacerle saber que sentíamos lo mismo. Después, quizá, después de regresar a la casa, después de regresar a dormir a la cama, comencé a llorar sin motivos y sin lágrimas. Desperté con algo serpenteando en el vientre.

    Fuera del lugar

    Pisas un territorio extraño, donde todo es ajeno a tu alrededor. Pero, aun así, puedes reconocer que el cielo es el cielo, aunque un...

    Tres mujeres y dos ciudades. Erigir fronteras y derrumbarlas

    La «mariana» y yo Nunca me dijo su nombre. Tampoco recuerdo habérselo preguntado. Así que la llamaremos Manuela. Era la más gordita de las dos...

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…