Gessliam Suárez

    Rebeca Martínez y ‘La Habitación’: un video que molesta

    Le descargo a Rebeca. Rebeca es icónica. Uno la recuerda con un cuerpo monumental moldeado a base de ejercicios. Todo el que vivió en...

    No te comas mis lágrimas

    Shakira recibe un tiro en pleno mercado. Me pregunto si está bien describirlo como un tiro, si es la definición que se ajusta a...

    Diciembre y el viento

    Diciembre. Con este mes llega también ese espíritu de crear espacios bonitos. El protocolo de la celebración. Acabo de librarme de una pequeña depresión....

    Fucking Madre Soltera y Fulanita de Tal: una historia habanera de súper héroes

    Súper fucking single mother se despierta a las seis como fulanita de tal. Pide a la alarma del móvil que suene dentro de diez...

    Café, pollo o aviones

    Son las ocho y treinta y ocho de la mañana. Estoy en el balcón tomando café mientras fumo un cigarro. Me gusta el café...

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    La revuelta sorda

    Me interesa el woke como un nuevo tipo humano, quizás el último vástago de la modernidad y el primer espécimen de la era que se avecina. El woke no es moderno porque para ellos el tiempo de la revolución y del futuro se ha acabado.

    Tras el blindaje parcial de Biden en la frontera con México

    Un número indeterminado de cubanos sigue cruzando irregularmente, junto a migrantes de otras nacionalidades, la frontera suroeste de Estados Unidos a dos semanas de una orden presidencial que niega a los interceptados la posibilidad de solicitar asilo.

    Una flotilla rusa y una soga al cuello

    En la configuración geopolítica actual, Cuba, que sufre una de sus más graves crisis económicas, ha apostado por «afiliarse» a la potencia paria, cuyos impulsos bélicos aún pudieran desatar un día de estos alguna escaramuza nuclear.