Tema: Omara Ruiz Urquiola

    «Bienvenidos a la patria», otro experimento del régimen 

    El Gobierno cubano anunció el 16 de mayo pasado un grupo de medidas en el orden migratorio. La mayoría de los cambios estaban relacionados...

    El fuego de la Inquisición. Entrevista con Ariel Hidalgo

    Omara Ruiz Urquiola (ORU): Este es el primer programa de la serie «El color de las ideas», realizada por el Observatorio de Libertad Académica,...

    El color de las ideas

    El término latino universitas —«el conjunto de todas las cosas»— fraguaría siglos más tarde, entre la niebla del medioevo europeo, esa noción feliz: universitas magistrorum et scholarium, vale decir, la...

    Un precio para el disenso en Cuba

    Omara Ruiz Urquiola no puede concentrarse. Si toma en sus manos un libro, pasa la vista por encima de las palabras y llega al final de...

    Ariel Ruiz Urquiola no tiene miedo

    Sostiene que es lo único que no hay que tener en la vida. Está completamente seguro de que el gobierno cubano vendrá de nuevo por él, pero asegura que ellos “ahora no saben cómo responder porque no tienen delante a un opositor, a un activista de derechos humanos, lo que tienen es a un hacedor”.

    Ariel Ruiz Urquiola: “En una situación de indignidad no voy a vivir”

    Desde mayo, Ruiz Urquiola -declarado “prisionero de conciencia” por Amnistía Internacional- fue encarcelado en la prisión provincial de Pinar del Río. Un mes después fue trasladado al campamento penal “Cayo Largo”, donde el sábado 16 de junio comenzó una huelga de hambre y sed.

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…