Tema: embargo a Cuba

    El orden de los factores sí altera el producto

    Hace algunos meses intenté escribir un artículo sobre la disputa de una comunidad indígena con el Estado mexicano, y terminé haciendo justo lo contrario...

    El arte de la guerra sucia

    Transcurría el año 2000. Mi madre se había ido a México a trabajar por un tiempo después de mucho pensarlo y analizarlo. Nos dejaba...

    El embargo y los caramelos

    «Libertad». Eso gritaban los cubanos. Miles de cubanos. También gritaban: «Patria y vida», «Abajo la dictadura», «Díaz-Canel, singao». Eso gritaron en San Antonio de los Baños, en...

    Ojos bien abiertos

    Una vez que los ojos están abiertos es muy difícil volverlos a cerrar. Cuando ves algo, descubres, entiendes y te llega la luz es...

    Cuando Gabo oficiaba desde La Habana

    Si usted escribe el nombre de alguno de los mayores historiadores mexicanos, de cualquier ideología (Enrique Florescano, Josefina Zoraida Vázquez, Clara Lida, Enrique Semo,...

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…