Street life. Chicos urbanos

    El juego constituye uno de los primeros ámbitos o modos de socialización en que el hombre se descubre a sí mismo y a los otros; comienza así a aprehender la realidad. Seguirá reglas, tomará decisiones y solucionará problemas; establecerá vínculos afectivos y racionales con sus semejantes y con el mundo.

    Algunas fuentes han advertido sobre la decadencia en las sociedades contemporánea de los llamados juegos tradicionales al aire libre, tras la irrupción de los videojuegos y las seductoras interfaces digitales. Según el artículo «El descenso del juego y el aumento de la psicopatología», aparecido en la American Journal of Play: «En los últimos 50 años el juego libre con otros niños se ha visto reducido de forma significativa mientras que los casos de ansiedad, depresión o sentimientos de indefensión han aumentado entre niños, adolescentes y adultos jóvenes. Los niños a lo largo de la historia y de las diferentes culturas han adquirido las aptitudes necesarias para la vida adulta a través del juego en la infancia, explorando y jugando libremente. Por tradición el juego ha sido la esencia de la infancia».

    Street Life. Chicos urbanos/Arien Chang. Sin título. Serie Secuela, 2013.

    Tampoco es preciso que seamos apocalípticos. En cualquier caso, el viernes 11 de este mes se inauguró en la Fototeca de Cuba la muestra «Street life. Chicos urbanos», que coloca el foco justamente en esta temática.

    • Street Life. Chicos urbanos/Juan Carlos Alom. Misael, 2015.

    Es esta una exposición que tiene como tema central los niños (compréndanse también las niñas) y adolescentes en la vida urbana de la Cuba de los últimos años. Una tajada breve y pulsante de un tópico complejo: la dinámica de los chicos en la calle, en un contexto (…) que enarbola discursos de fe en las nuevas generaciones.

    (…) Nombres jóvenes son invitados a dialogar con los que ya han fundado carrera. Una forma de impulsar la fotografía documental en la isla y de hacer ver caminos probables de un tópico no agotado. Un proyecto que no apuesta por el facilismo, ni por los extremos que se abrazan (la decadencia absoluta o la felicidad aparente). Es un work in progress curatorial que abre y evade el lugar común de una temática común.

    Firmas e imágenes no se asumen del modo tradicional en esta muestra: no se encuentran aquí pioneritos alegres saludando a cámara, niños mestizos sentados a la puerta de una ciudadela, niños descalzos jugando en atractivas esquinas ruinosas, como tampoco hay parques bien compuestos, ni enaltecidas atmósferas simuladas.

    • Street Life. Chicos urbanos/Arien Chang. Sin título. Serie Secuela, 2013.

    Distingue a este grupo la captura de actitudes poco complacientes, los retratos frontales donde predomina el reto y la sutil complicidad, el foto-documentalismo comprometido, el lenguaje realista y audaz.

    En las imágenes, como en la realidad, en las calles, chicos de esta nueva generación: patinadores, irreverentes, fumadores, enajenados, suburbanos, boxeadores, “mataperros”… aquellos que intentan apoyar la exigua economía familiar. (…) Creatividad, inventiva, sueños, ¿utopías? (palabra muy ancha para tan corta edad), deseos y juego, mucho juego, con lo que simplemente está al alcance.

    (Versión del texto de Grethel Morell, curadora de “Street life. Chicos urbanos”).

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Cuba: ¿un país pobre con «alto» Índice de Desarrollo Humano?

    ¿Cuba es un país pobre? ¿Cuántas personas sufren la extrema pobreza en la isla? ¿Se puede hacer caso a las estadísticas que existen al respecto? Y si es un país de pobres ¿por qué tiene un IDH alto?

    Farsa, (in)justicia y otras pinturas negras en Cuba

    Un juez no tiene que coreografiar sus argumentos con la instrucción penal o la propia fiscalía. [...] Una juez no está para asustar con estadísticas punitivistas a una ciudadanía hastiada de una policía mal entrenada y sobreprotegida.

    Carta abierta a la congresista estadounidense Ilhan Omar

    Tomamos nota de su defensa de los derechos de los estudiantes activistas de Columbia University y esperamos que, del mismo modo que critica las políticas israelíes, también considere la posibilidad de examinar algunas de las políticas cubanas.

    Tedio y latidos

    Mientras en el mercado de un pueblo hay un anuncio que...

    Presidencia constitucional o monárquica

    Donald Trump ha pedido a la Corte Suprema de Estados Unidos que...

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    El Estornudo
    El Estornudo
    Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    «Lo llevamos rizo», una casa para la gente negra y mestiza de Cuba

    Cuando Annia Liz cortó con 16 años su cabello...

    Rostros 

    ‘Rostros’, de Yuri Obregón: «una intervención corporal, una mascarada y, por supuesto, un performance, para obtener como resultado un proyecto fotográfico que refleje la fluidez e hibridación de la identidad y los disímiles dilemas a los que se expone el individuo contemporáneo»

    Similares / Diferentes

    Similares, diferentes… Gemelos como incógnita y confirmación de la...

    «Un país se construye desde sus comunidades»

    Cuando los activistas cubanos Marthadela Tamayo y Osvaldo Navarro hablan, usan palabras como «ciudadanía», «articulación», «comunidad», «barrio» o «sociedad civil». Cualquiera diría que son términos válidos solo para las sociedades en democracia, y no para un país cerrado, donde parece que todo el mundo se marchó.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí