Volumen 0: La cola y la masa cárnica

    Yoanny Aldaya propone en este Volumen 0 otra mirada a «la masa». Una visión empañada que remeda en cierto modo la galopante disolución, en las circunstancias de Cuba, del viejo concepto sociológico en su sentido más político. 

    La gente aquí se concentra, no como ente colectivo animado por cierta capacidad básica de agencia social o ciudadana, ni siquiera en respaldo del poder vigente, sino en tanto individuos atrapados, uno a uno, en el cotidiano «sálvese quien pueda» de «la cola» del pollo, el detergente o la guagua

    Yoanny Aldaya. Volumen 0.
    Yoanny Aldaya. Volumen 0.

    Entonces, lo curioso resulta justamente ese proceso de desindividuación que se opera en el trance de la cola.

    Se trata de un rebaño indócil, perturbado. Y el fotógrafo lo traduce aquí para mayor desconcierto nuestro.

    El ojo fotográfico que desenfoca el lento tráfago de la cola remite, quizá, a cierta avitaminosis social de esta época en Cuba.

    Lo proteico en esta serie deviene justo cuando reparamos en el hecho, tragicómico, de que la «masa cárnica» somos nosotros.

    Avanzamos en la cola, lentamente, con la esperanza de encontrarnos, en alguna medida, con nosotros mismos. Con la sangre y con el cuerpo que seremos… hasta mañana. La cola es una misa díscola donde procuramos el pan nuestro de cada día.

    Estas fotografías de Aldaya pertenecen a los primeros meses de 2021. Las mascarillas que se alcanza a descubrir en algunos rostros otorgan otra vuelta de tuerca al discurso de Volumen 0 (tal como en su serie hermana, Silenciados). La penuria y la incertidumbre nos juntan en la cola y en el miedo, pero en realidad nos distancian.

    Yoanny Aldaya. Volumen 0.
    Yoanny Aldaya. Volumen 0.

    El autor habla de «la crisis en la que estamos inmersos». No solo, dice en su statement, debido al coronavirus, sino como «resultado de las nuevas implementaciones económicas, la destitución del CUC y las aperturas de las tiendas en monedas libremente convertibles (estas para una minoría), lo cual ha provocado que los precios de los productos en moneda nacional, la que está hecha para el uso del cubano de a pie, suban tanto en el Estado como en el mercado negro».

    Aldaya describe en trazos amplios y rápidos el panorama: esos elementos han provocado que escaseen los productos y que se dispare el acaparamiento y que proliferen, por ejemplo, «los bien llamados coleros».

    Yoanny Aldaya. Volumen 0.
    Yoanny Aldaya. Volumen 0.

    «Tomo como solución de la obra el desenfoque visual», dice Aldaya, para captar una «sensación de olvido, de turbio [sic], de camino desvanecido, que no se sabe hacia dónde va».

    «Cada fotografía refleja manchas inciertas», y también «miles de preguntas en la mente de cada uno de esos que se ven sometidos a hacer grandes colas para llevar algo de alimento a sus hogares».

    • Yoanny Aldaya. Volumen 0.
      Yoanny Aldaya. Volumen 0.

    (Fotografìas autorizadas por Yoanny Aldaya).

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Mi nombre es Santa Bárbara y mi apellido es Bendita

    Tres mujeres giran en torno al deseo del amor. Ellas picotean el sexo del gallo de San Isidro, del primer souteneur de La Habana, del gran ecobio blanco. No por gusto en este oddun se dice que gobiernan las mujeres...

    Editor de ‘elToque’ denuncia desde Miami amenazas de agentes cubanos: «solo...

    José Jasán Nieves, quien desde 2019 vive junto a su familia en Estados Unidos, recibió el mensaje justo en las fechas en que la prensa oficial cubana iniciaba una nueva campaña de descrédito contra elToque.

    La violencia política y el atentado a Trump

    Es cómodo e igualmente equivocado decir que se trata de hechos aislados o excepciones dentro del sistema, ignorando el deterioro de las normas políticas y el auge de la retórica incendiarias en el país. Al contrario, la historia norteamericana muestra que la violencia política —cuatro presidentes y un candidato presidencial han sido asesinados, mientras que un presidente y dos candidatos han sobrevivido otros intentos— ocurre en momentos en que la hostilidad alcanza niveles extremos.

    Entrevista a Ortega y Gasset en el Café Tortoni, Buenos Aires,...

    La escena ocurre en el Café Tortoni. Interior iluminado y espacioso, estilo Beaux-Arts, altas columnas relucientes con capiteles de acanto, lámparas y techos de vidrio repujado tipo Tiffany. Mesas redondas cubiertas por manteles blanquísimos, butacas de cuero. Ambos, entrevistador y entrevistado, se acomodan en una mesa, justo debajo del techo en vitral.

    Entrevista a Ortega y Gasset en el Café Tortoni, Buenos Aires,...

    La escena ocurre en el Café Tortoni. Interior iluminado y espacioso, estilo Beaux-Arts, altas columnas relucientes con capiteles de acanto, lámparas y techos de vidrio repujado tipo Tiffany. Mesas redondas cubiertas por manteles blanquísimos, butacas de cuero. Ambos, entrevistador y entrevistado, se acomodan en una mesa, justo debajo del techo en vitral.  

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    El Estornudo
    El Estornudo
    Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
    spot_imgspot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    El cine es un juego de espejos. Conversación con Daniela Muñoz y Alejandro Alonso

    «Pero a la vez hay una paradoja, y es que las películas de nosotros, la mayor parte de las que hemos hecho y en las que estamos trabajando, siempre están relacionadas con Cuba. Y, aunque suene improbable, hemos encontrado aquí un espejo desde donde mirar esa Cuba».

    Malecón polivalente

    Desde hace algo más de un año, el fotógrafo...

    Rocky Horror Picture Show, la alegría

    El público de ‘Rocky…’ es interactivo, conoce de memoria los parlamentos y los recita, pregunta y responde... Muchos se visten como los personajes de la película, tiran arroz, rollos de papel higiénico y naipes, según las escenas. Otros traen pistolas de agua y periódicos para simular la lluvia y protegerse de ella. 

    1 COMENTARIO

    1. Excelente visión panorámica del diario andar del cubano en busca de lo elemental no para vivir, sinó, sobrevivir o mejor dicho,el sálvese el que pueda, claro está,si puede.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí