Luyanó, límite a condición

    Estos son rostros de Luyanó (municipio Diez de Octubre), una antigua barriada de La Habana cuya historia data de los repartos de tierras ejidales a mediados del siglo XIX.

    «Los límites de ese conjunto de repartos, a los cuales se le llamó Concha por muy poco tiempo, fueron al norte y este un camino vecinal llamado Camino del Alcoy que después se le denominó Calzada de Concha, al sur la Calzada de Luyanó y al oeste la Calzada de Jesús del Monte. El nombre de Luyanó procede del río que originalmente se le conoció con el nombre, posiblemente de origen indígena, Uyanó», leemos en un artículo de divulgación histórica aparecido en Cubaencuentro.

    Luyanó, límite a condición / Foto: ‘El Estornudo’
    Luyanó, límite a condición / Foto: ‘El Estornudo’

    Luyanó ganó su nombre definitivo, presumiblemente, debido a un error de transcripción. Es el desliz que se postula a la eternidad. 

    El barrio sigue siendo hoy un espacio límite, un puesto en los márgenes, aunque La Habana, inevitablemente, se haya derramado mucho más allá durante el último siglo y medio.

    Pero el fotógrafo solo puede disparar sobre el presente, y luego apenas aportar algunos datos esquivos: «Luyanó es uno de esos barrios detenidos en colas inmensas, bulla, y locos con actitudes casi cuerdas entre tanto surrealismo”. 

    No parecería haber entonces un arte mejor que el retrato para dar cuenta de esa inmovilidad. Quien camina por las calles de Luyanó está de cualquier manera detenido. O se desliza insensiblemente en el error. 

    Luyanó, límite a condición / Foto: ‘El Estornudo’
    Luyanó, límite a condición / Foto: ‘El Estornudo’

    Sospechamos que alguna errata decisiva ha venido a transcribirse muchas veces, en cada uno de estas miradas, estos cuerpos. 

    “Un lugar por donde pasaba un río y ahora habita, cada día, un vendaval… lento y mortal”, dice todavía el autor de estas fotografías, publicadas a condición de que no se le nombre.

    Luyanó, límite a condición / Foto: ‘El Estornudo’
    Luyanó, límite a condición / Foto: ‘El Estornudo’

    (Fotos autorizadas por el titular de los derechos).

    spot_img

    Newsletter

    Recibe en tu correo nuestro boletín quincenal.

    Te puede interesar

    Efecto de ida y vuelta

    Volví a sentir la mirada inquisidora de mi padre clavada en el cogote cuando tuve que hacer un esfuerzo para recordar el número de relaciones sexuales que había tenido a lo largo de mi vida. Si bien de pequeña eran lícitos los disfraces de bailarina de Tropicana para los bailes del cole, en la adolescencia, por el contrario, mi herencia cubana me venía reprochada como un estigma.

    La reina cubana del Bikini Wellness

    Su cuerpo, milimétricamente tonificado, gira a la derecha, se contonea hacia la izquierda. Muestra al público su cintura de 62 centímetros. Aún no lleva la corona, pero no faltará mucho para que el jurado de la Federación Unida de Fisicoculturismo Cubano (FUFC) anuncie que Karla es la campeona en la categoría Bikini Wellness, la primera mujer de la provincia de Pinar del Río en competir y llevarse el título.

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    Aimé Césaire: revolución y autoritarismo en ‘La tragedia del Rey Christophe’

    ‘La tragedia del Rey Christophe’ reflejó el drama de un líder negro caribeño que, pese a su radicalidad revolucionaria, no logra romper con el legado simbólico del colonialismo que sobre él gravita, perdiendo, de paso, el meridiano descolonizador al separarse de su pueblo con políticas crueles y autoritarias.

    Podcast LMP | Un día en la vida: Gretel

    Gretel es una joven cubana con una familia atravesada por los abusos de género y el patriarcado más violento. Esas vivencias, años después, han sido motivación e impulso para crear personajes que no se han quedado presos de la herida.

    Apoya nuestro trabajo

    El Estornudo es una revista digital independiente realizada desde Cuba y desde fuera de Cuba. Y es, además, una asociación civil no lucrativa cuyo fin es narrar y pensar —desde los más altos estándares profesionales y una completa independencia intelectual— la realidad de la isla y el hemisferio. Nuestro staff está empeñado en entregar cada día las mejores piezas textuales, fotográficas y audiovisuales, y en establecer un diálogo amplio y complejo con el acontecer. El acceso a todos nuestros contenidos es abierto y gratuito. Agradecemos cualquier forma de apoyo desinteresado a nuestro crecimiento presente y futuro.
    Puedes contribuir a la revista aquí.
    Si tienes críticas y/o sugerencias, escríbenos al correo: [email protected]

    El Estornudo
    El Estornudo
    Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
    spot_imgspot_img

    Artículos relacionados

    «En la calle está el sofoco y la sed»

    Las escenas que vemos son limaduras de lo histórico y lo ideológico vibrando en «el calor sofocante» de la isla. El autor procura en captar la intimidad del «hambre» y «la ausencia de sentidos»; la soledad metafísica de la ruina: física, social, arquitectónica, moral…

    «Lo llevamos rizo», una casa para la gente negra y mestiza de Cuba

    Cuando Annia Liz cortó con 16 años su cabello...

    Rostros 

    ‘Rostros’, de Yuri Obregón: «una intervención corporal, una mascarada y, por supuesto, un performance, para obtener como resultado un proyecto fotográfico que refleje la fluidez e hibridación de la identidad y los disímiles dilemas a los que se expone el individuo contemporáneo»

    Tan Estrada en Villa Marista: otra voz que el régimen cubano intenta acallar

    El viernes 26 de abril, la Seguridad del Estado cubano arrestó al reportero independiente José Luis Tan Estrada, quien se trasladaba de Camagüey a La Habana. Tras unas seis horas desaparecido, pudo avisar telefónicamente que se encontraba en el centro de detención más conocido del país. Nada más se ha sabido desde entonces.

    6 COMENTARIOS

    1. Rostros agriados, endurecidos por tantos años en vendaval de miserias. Aún si las instantáneas tuviesen el fondo difuminado, y quedaran nítidas solamente las caras, todavía ellas serían una firme denuncia sobre la gran mentira del hombre nuevo.
      Salud Os.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí